Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria

Ocho de cada diez migrantes que ha llegado a Canarias este año ya ha seguido su tránsito a la Península

En los centros canarios quedan 1.973 personas de las 9.255 que han arribado a las costas isleñas en ocho meses, un 135,8% más que el año pasado

Migrantes rescatados en Gran Canaria. Quique Curbelo /Efe

Ocho de cada diez migrantes que han llegado este año por vía marítima a las Islas han seguido su viaje a la Península. En los ocho primeros meses de 2021 arribaron a las costas canarias 9.255 personas con un incremento nada menos del 135,8% en relación al mismo período del año pasado, cuando desembarcaron en el Archipiélago 3.925 migrantes. No obstante, en los centros canarios solo están albergadas 1.973 personas, según datos de la Delegación del Gobierno, con lo que al menos 7.282 migrantes han podido seguir su tránsito a la Península o al resto de Europa, lo que supone un 78% del global, e indica que el tránsito migratorio se está realizando con normalidad, después de que hace cinco meses un juez del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 5 de Las Palmas de Gran Canaria dictó un auto ordenando a la Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Autónoma que permitiera volar a un migrante que intentó desplazarse desde Gran Canaria hasta Barcelona. 

El Ministerio del Interior había ordenado frenar el tránsito a otras comunidades de estos migrantes llegados en pateras o cayucos pero la presión de la sociedad canaria e instituciones en su conjunto, además de esta sentencia judicial, abrió las puertas a que los migrantes pudieran continuar con su viaje migratorio. La mayoría tiene familiares en la Península y cuentan con recursos para el traslado. Una pequeña parte, personas vulnerables, son derivados por el Estado, y otra son devueltos. En estos momentos están paralizadas las repatriaciones, aunque se ha abierto recientemente una etapa de diálogo con Marruecos, tras el cambio de la ministra de Exteriores Arancha González Laya por el diplomático Juan Manuel Albares. Pero las devoluciones con Marruecos siguen sin realizarse. Por tanto, desde que no se han puesto impedimentos a que muchos migrantes continúen con su periplo migratorio se están yendo a otros lugares de España o de Europa.

De las 1.973 personas que se encuentran en centros de las Islas, solo 846 están en los recursos que se instalaron en el seno del Plan Canarias para poder acoger el año pasado al aluvión de personas que arribó a las costas del Archipiélago en embarcaciones: el acuartelamiento Canarias 50, el Colegio León y una nave que Bankia cedió en La Isleta -todos ellos en Las Palmas de Gran Canaria-, además de los cuarteles de Las Canteras y Las Raíces, en La Laguna, y El Matorral, en Fuerteventura. Estas instalaciones tienen capacidad para 7.000 personas por lo que ahora se encuentran al 12% de su capacidad. Se habilitaron para desalojar el muelle de Arguineguín, donde se llegaron a concentrar en condiciones de hacinamiento a 2.600 personas en un espacio en muy reducido.

En noviembre fue cerrado el llamado muelle de la vergüenza ante la críticas unánimes de que se incumplían los derechos humanos. La oleada de migrantes se produce con los meses en calma del mar, por eso se espera que a partir de septiembre, octubre y noviembre crezca el número de pateras y cayucos. El año pasado arribaron a las costas isleñas 23.023 personas, 20.336 migrantes más que en 2019, y de ellas más de 8.000 desembarcaron en el mes de noviembre. Este año ya van por 9.255, 5.330 personas más que en los mismos meses del año anterior, y más que a la Península y Baleares donde han arribado 9.075 personas. Con un volumen muy inferior al de la ruta canaria, la afluencia de migrantes por mar a la Península y Baleares también ha crecido: un 10 % más que hace un año.

Desde el 1 de enero al 29 de agosto han llegado de manera irregular a España un total de 20.491 inmigrantes, lo que supone un aumento del 49,7% con respecto al mismo periodo de 2020 en el conjunto de España. La mayoría de estos inmigrantes lo han hecho por vía marítima: más de 19.000 en 1.158 embarcaciones, de las cuales 243 llegaron al Archipiélago canario, según los datos publicados en el balance quincenal sobre inmigración irregular del Ministerio del Interior, que sigue sin registrar las cifras de llegadas a Ceuta entre el 17 y el 18 de mayo, estimadas en cerca de 10.000 inmigrantes. 

En su balance sobre las personas que han entrado a Ceuta por vía marítima, el Ministerio del Interior sí recoge los datos desde el 1 de enero hasta el 29 de agosto: 687 inmigrantes arribaron a la ciudad autónoma, 535 más que en el mismo período de 2020. Sobre las llegadas por vía terrestre a Ceuta, el nuevo boletín de Interior sí actualiza algunas entradas de inmigrantes posteriores a la entrada masiva de personas en mayo. Lo hace hasta el 26 agosto y sitúa en 492 las personas que han accedido a la ciudad autónoma.

El goteo que no cesa 


El goteo en la llegada de embarcaciones a las Islas de forma irregular no cesa. A los 20.491 migrantes que arribaron hasta el último día a agosto hay que sumar las 40 personas interceptadas por Salvamento Marítimo el domingo al sur de Faro de Maspalomas y las 155 llegadas ayer a las islas de El Hierro, Gran Canaria y Fuerteventura. Así una embarcación con 58 inmigrantes a bordo fue trasladada de madrugada, sobre las 4:15 horas, al puerto de La Restinga, en El Hierro, mientras que otra con 39 personas fue llevada a Gran Canaria, a Arguineguín, según informó ayer el Centro de Emergencias y Seguridad 112 del Gobierno de Canarias. Dos de estas personas necesitaron ser evacuadas a centros hospitalarios por diversas patología. Además, a última hora de la tarde de ayer otro grupo de 58 inmigrantes de origen subsahariano -48 hombres, 8 mujeres y 2 niños- fue rescatado cuando navegaba en una embarcación neumática a 51 kilómetros al sur de la costa de Morro Jable, en Fuerteventura, tras recibirse una alerta de su partida rumbo a Canarias. | Agencias

Compartir el artículo

stats