Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias reclama ampliar la ejecución de los fondos de la UE más allá de 2026

Hacienda ve «arriesgado» que el Estado exija 2023 de límite para comprometer el gasto | A Canarias le corresponden unos 2.300 millones del ‘Next Generation’

La sanidad ha sido una prioridad en la primera tanda de los fondos europeos. En la imagen, un hospital de Tenerife. | | A. GUTIÉRREZ

La sanidad ha sido una prioridad en la primera tanda de los fondos europeos. En la imagen, un hospital de Tenerife. | | A. GUTIÉRREZ

Los plazos exigidos por el Estado para comprometer el gasto y ejecutar los fondos Next Generation, tanto el React-EU como el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), están poniendo en un aprieto a las comunidades autónomas, que tienen que afrontar en un tiempo récord la obligación de invertir los fondos que vienen de Bruselas. En el caso de Canarias, el Gobierno regional estima que el Archipiélago contará entre los dos fondos con unos 2.300 millones de euros que tendrán que comprometer antes de finalizar 2023 y, en el caso del MRR –unos 1.700 millones– ejecutarlos antes del 31 de diciembre de 2026. El viceconsejero de Hacienda, Planificación y Asuntos Europeos, Fermín Delgado, asegura que el Ejecutivo está dotándose de la estructura administrativa y los recursos necesarios para cumplir estos plazos, pero ve muy probable que Bruselas termine dando su plácet para ampliar el tiempo de ejecución y justificación del gasto. «El Estado se ha arriesgado con el reto de establecer 2023 como fecha límite para comprometer los 70.000 millones a fondo perdido del Next Generation», añade Delgado, y advierte que no todas las comunidades autónomas están en disposición de cumplir con este calendario.

Mientras que el programa React-EU ya está definido, cuantificado y en marcha con la mitad del gasto comprometido en las acciones más «paliativas» para afrontar la crisis, según el viceconsejero, no sucede lo mismo con el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, cuyo objetivo es transformar el modelo económico con la sostenibilidad y la digitalización como destinos principales de la financiación comunitaria. A día de hoy Canarias solo tiene autorizados unos 60 millones de este fondo, que se reparte en función de políticas sectoriales y no por criterios territoriales como el React-EU. Lo que se sabe a ciencia cierta es que la Consejería de Transición Ecológica será la principal beneficiada con este fondo y se calcula que le podrían corresponder entre 500 y 600 millones de euros en los próximos años para desarrollar actuaciones en materia de energías renovables, lucha con el cambio climático, movilidad eléctrica o biodiversidad.

La Administración autonómica ya está poniendo en marcha la nueva estructura administrativa para controlar y fiscalizar los fondos Next Generation. Ya se han creado ocho subdirecciones específicas en la Dirección General de Presupuestos, en la Intervención General de la Comunidad Autónoma y en Función Pública con funcionarios a los que se les ha subido de nivel temporalmente para dirigir la planificación y gestión de los fondos. Asimismo, se han aprobado los instrumentos de planificación estratégica de Transición Ecológica y la Agencia Tributaria Canaria para determinar sus necesidades estructurales y de personal. Fermín Delgado asegura que la prioridad es que esta reorganización de la Administración se realice con «personal de la casa», pero admite que habrá que hacer contrataciones porque hay perfiles técnicos especializados de los que no se dispone.

Compromisos en las cuentas

Hacienda ya ha comprometido este año 295 de los 630 millones de los fondos europeos React-EU en gastos vinculados principalmente a sanidad y a ayudas a autónomos y pymes. Esta cantidad se ha incluido en el presupuesto de 2021 como ingresos y con ella se pagan, por ejemplo, las nóminas de los cerca de 4.000 trabajadores sanitarios que han sido contratados para reforzar la plantilla del Servicio Canario de Salud (SCS) con el fin de hacer frente a la crisis del Covid-19, para la compra de vacunas y otra serie de gastos extraordinarios derivados de la pandemia. Los 87 millones de euros que la Comunidad Autónoma dispuso en ayudas directas a las pymes y autónomos también se han imputado a estos fondos comunitarios.

Los fondos de reactivación dispuestos por Bruselas están destinados a paliar los efectos más graves de la crisis provocada por el coronavirus. Unos 430 millones se añaden al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y unos 200 millones al Fondo Social Europeo (FSE) como parte de la programación de los fondos comunitarios del periodo 2014-2020, que se han extendido hasta 2023, año límite para ejecutar estas partidas. La Comisión Europea ya ha dado su aprobación a la planificación del gasto y justificación realizada por el Ejecutivo al Feder y próximamente validará la del FSE, según explica el viceconsejero de Hacienda.

Servicios públicos fundamentales, ayudas a los sectores económicos más golpeados por la crisis, turismo e innovación son las prioridades del React-EU. La Comunidad Autónoma debe comprometer el resto del gasto de este fondo –335 millones– antes de finalizar 2022 y ejecutarlo en su totalidad antes del 31 de diciembre de 2023, según los plazos establecidos por el Estado y la UE.

Con casi de la mitad de los créditos comprometidos en este año, Hacienda engrosará el resto de la partida en los presupuestos autonómicos de 2022 para destinarlos a reforzar la sanidad, la educación y las políticas sociales, así como inyectar fondos al sector turístico, el más afectado por la crisis del Covid. También se financiarán proyectos vinculados a la innovación y la ciencia.

Se cumplirá el plazo de las ayudas a las empresas

Canarias no necesita que se amplíe el plazo para distribuir los ayudas a las empresas con los 1.144 millones de euros provenientes del Estado. El viceconsejero de Hacienda, Fermín Delgado, asegura que el Gobierno regional está en disposición de cumplir el plazo de otorgar estas ayudas antes del 31 de diciembre frente a otras comunidades que han solicitado al Gobierno central que amplíe el plazo, por lo que la ministra de Economía, Nadia Calviño, ya lo está gestionando con Bruselas porque se trata de ayudas de Estado. Delgado señala que la organización diseñada por Economía y Hacienda está dando sus frutos, de tal forma que ya se han repartido unos 80 millones. El Ejecutivo cuenta con todos los expedientes de las empresas que han solicitado las subvenciones y lo primero que se está haciendo es distribuir las ayudas entre los autónomos, después se seguirá con las pymes de menos de 10 trabajadores, con posterioridad las empresas con menos de 50 empleados y se acabará con las empresas con más de medio centenar de trabajadores. | R.A.D.

Compartir el artículo

stats