Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vidina Espino Portavoz del Grupo Mixto en el Parlamento

Vidina Espino: «Si sigo en política, me gustaría hacerlo en un partido que cumpla con sus compromisos»

Vidina Espino, en el Parlamento canario. | | CARSTEN W. LAURITSEN

Vidina Espino, en el Parlamento canario. | | CARSTEN W. LAURITSEN F.M.

Vidina Espino defiende que salió de Ciudadanos por ser firme con sus compromisos y apunta que si la próxima legislatura continúa en la política lo hará en un partido que cumpla sus promesas.

Abandonó Ciudadanos por su voto a favor de los recortes del REF en el Congreso. ¿Se sintió traicionada?

Ciudadanos votó en contra de los derechos de los canarios. Yo soy diputada electa por los ciudadanos canarios y no puedo estar en un partido político que ha votado en contra de los derechos de Canarias, vulnerando el Estatuto de Autonomía y la Constitución. Además, lo hicieron en contra de un informe unánime del Parlamento de Canarias sobre este tema, que todos los que votaron conocían. Al pedir una explicación, la respuesta fue que les pareció conveniente.

¿No tuvo nada que ver en su decisión el hecho de que Ciudadanos la hubiera relegado de las funciones orgánicas?

Nunca me relegaron de mis funciones orgánicas. Yo formaba parte del comité autonómico y, cuando anuncié mi salida, era la portavoz del grupo mixto en el Parlamento. Las explicaciones que da el partido sobre mi marcha no se ajustan a la realidad y me suenan más a una pataleta.

Ciudadanos ha solicitado al Parlamento que se le considere una tránsfuga...

Yo no me considero tránsfuga, no me he fugado a ningún sitio. He sido firme con mis principios y mis compromisos. Son ellos los que han incumplido su programa electoral.

¿Qué le ha supuesto en su día a día el haber dejado el partido?

El trabajo parlamentario es algo que ya hacía con absoluta autonomía, no he encontrado diferencias.

¿Qué va ha hacer en el futuro?

Seguiré trabajando por los canarios con los que me comprometí al presentarme a las elecciones.

Pero, cuando termine la legislatura, ¿volverá al sector de la comunicación o se presentará a las elecciones de 2023 con otro partido?

Para eso quedan casi dos años. No sé lo que haré entonces. Yo voy a seguir trabajando por Canarias y en el futuro puede que siga en política o puede que me dedique a otra cosa, pero es algo que a día de hoy no sé.

¿Hay algún partido que haya tocado ya a su puerta?

He recibido el apoyo de diputados de casi todas las fuerzas políticas y me he visto muy arropada. La política es muy necesaria, porque es donde se pueden resolver los problemas de las personas. Eso sí, los ciudadanos rechazan la política que no cumple con sus compromisos y la de las promesas vacías. Si continúo en política, me gustaría hacerlo en una formación que cumpla con sus compromisos, que defienda a los canarios y trabaje por mejorar la vida de la gente.

¿Considera que el Gobierno de Canarias ha sido valiente a la hora de enfrentar la crisis migratoria en las Islas?

El Gobierno de Canarias solo alzó la voz cuando la situación fue insostenible, cuando había miles de personas hacinadas en Arguineguín sin que se respetara sus derechos. Imagino que les es difícil reclamar a su propio jefe de filas, el señor Pedro Sánchez, que actúe y defienda a Canarias. Lo que no entiendo es que el presidente del Gobierno de España no haya liderado la solución al problema migratorio en Canarias, como sí hizo con la evacuación de Afganistán o con la crisis de Ceuta. En las Islas nos hemos quedado sin respuesta y cientos de personas siguen llegando cada semana, más los que desgraciadamente pierden la vida en el mar en su intento de llegar a Canarias.

¿Confía en que este año no se vuelvan a repetir situaciones tan dramáticas como las del muelle de Arguineguín?

Eso fue intolerable, no puede volver a suceder. Pero, a día de hoy, seguimos sin conocer la situación de los centros de acogida para migrantes. Yo he solicitado una visita como diputada y la Delegación del Gobierno en Canarias ha rechazado la petición, con la explicación de que no son competencia autonómica.

¿Qué nota le pone a la gestión de la Consejería de Derechos Sociales?

La nota la deben poner los ciudadanos, pero no ha dado respuesta a quienes peor lo están pasando en las Islas. Derechos Sociales es el lastre que tiene el Gobierno de Canarias y la Consejería que peor funciona. Cuando se presentaron los presupuestos para 2020 en el Parlamento, denunciamos el escaso presupuesto de Derechos Sociales, pero tanto Noemí Santana como Podemos votaron en contra de las enmiendas para aumentar su dotación. Es positivo que ahora el Gobierno haya reaccionado. La señora Santana tendrá que dejar de poner excusas a su mala gestión y demostrar que es capaz de dar soluciones a los canarios.

¿Cómo valora la gestión que ha hecho el Gobierno de Canarias de la pandemia?

Desde el punto de vista sanitario, cuando irrumpió el virus hubo una falta de respuesta, pero el cese del anterior equipo de la Consejería de Sanidad supuso un punto de inflexión. Lo que ha fallado en Canarias no ha sido la parte sanitaria, sino la atención a los autónomos y a las pequeñas y medianas empresas y, sobre todo, la cobertura social.

Llevamos meses enredados en el galimatías de las normas y restricciones. ¿Confía en que el nuevo decreto ley facilite la vida de la población?

Esto ha sido fruto de la falta de una cobertura legislativa nacional, que dotara a los gobiernos regionales de herramientas para aplicar las restricciones que fueran necesarias, sin depender de Tribunales Superiores de Justicia.

¿Alguna vez ha confiado en el Plan Reactiva Canarias?

Nosotros apoyamos el Plan Reactiva Canarias cuando llegó al Parlamento y pudimos participar y poner medidas sobre la mesa para debatirlas. Ahora que empiezan a llegar los fondos a Canarias, se ha dejado al margen a las fuerzas políticas del Parlamento. Además, las ayudas anunciadas no están llegando ni a los autónomos ni a las pymes. Han puesto unos requisitos muy exigentes para acceder a los fondos, con lo que el dinero llegará a quien está bien, pero no a quienes ven peligrar sus negocios, con la pérdida de empleos que eso conlleva.

¿Echa en falta consenso y diálogo entre las fuerzas parlamentarias para afrontar la crisis económica y sanitaria?

El Plan Reactiva se aprobó en el Parlamento prácticamente por unanimidad. Si bien creo que el Gobierno en ese momento nos utilizó y jugó con la baza del diálogo, pero ahora no quiere contar con la participación de las fuerzas políticas ni de los agentes sociales y económicos. Lo hicieron de cara a la galería pero, a la hora de tomar decisiones importantes, solo les importa actuar bajo su único criterio. En cualquier caso, yo sigo con la mano tendida al Gobierno para poder participar en todo lo que tiene que ver con la gestión de los fondos europeos.

Compartir el artículo

stats