Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Parlamento urge a un plan para mejorar las inspecciones en las residencias de mayores

Noemí Santana alude a que con los 122 millones de los fondos europeos la situación va a mejorar

Noemí Santana, consejera de Derechos Sociales.

Noemí Santana, consejera de Derechos Sociales.

El Diputado del Común, Rafael Yanes, compareció hoy martes ante la Comisión de Derechos Sociales en el Parlamento canario, tras diez meses de haber registrado el informe extraordinario de la situación de las residencias de mayores que habla de ratas, cucarachas o chinches en algunos de los centros, al que los diputados no le hicieron caso ni leyeron. Lo han conocido tras salir a la luz en los medios de comunicación. "Lo de menos es cuánto se ha tardado" , empezó Yanes, "es lo mismo diez días o diez meses sino lo importante es hablar de un asunto que preocupa a la opinión pública y septiembre es el momento adecuado porque es el momento previo a la elaboración de los presupuestos canarios por si algún grupo tiene a bien presentar alguna iniciativa".

Yanes quiso ser conciliador y no mirar hacia atrás sino al futuro pero dejó claro que se requieren más inspecciones en los centros -había dos inspectores en 2019 para 232 centros, luego cinco, y ahora se van a contratar 11-.

Para el Diputado del Común siguen siendo "pocos" teniendo en cuenta el número de residencias en las Islas, por lo que pidió un plan específico dotado con más personal y sanciones. De hecho, expuso que la ratio en otras comunidades de inspecciones por habitante es superior y señaló que en los primeros ocho meses de este año han habido 33 inspecciones y a este ritmo tardarían "cuatro años y medio" en inspeccionar todas las residencias. En general, todos los grupos de la Cámara piden que se incrementen las inspecciones a las residencias de mayores y se desarrolle el plan de infraestructuras sociosanitarias. Sobre haber tardado diez meses en mirar un informe, los diputados pidieron disculpas y estiman que aunque la situación no sea la misma que en 2019 -año en que se elaboró el informe- si hay un solo centro con esas deficiencias ya es una anomalía que se ha de reparar.

Yanes no aclaró si le mandó su informe a la Fiscalía y precisó que no suelen decir estas cuestiones para no interferir en las posibles investigaciones.

El Diputado del Común reconoció que la comunicación con la Consejería de Derechos Sociales debería mejorar pues no les respondió a dos cuestiones, pero subrayó que a este área hay que darle más medios y personal para desarrollar su cometido. La consejera Noemí Santana, que compareció después a una pregunta sobre la situación de los mayores realizada por Vidina Espino, del Grupo Mixto, a la que empezó llamándola "tránsfuga", afirmó que van a recibir 122 millones de fondos europeos para dar oxígeno a los problemas que su área ha heredado del anterior Gobierno de CC.

A Espino le dijo que es "irresponsable utilizar como arma arrojadiza un tema tan sensible como lo que expone el informe del Diputado del Común" . Reconoció que no tenía conocimiento del informe, si bien pese a ello mejoraron las inspecciones e infraestructuras en los dos años que llevan en el Gobierno. Instó a "no llamar al alarmismo porque la realidad es que la mayoría de los centros dan un servicio de calidad y por supuesto se ha de combatir lo que se esta haciendo mal", recalcó. "Hemos intentado mejorar la gestión de lo que tenemos que es poco y muy mejorable", expresó, y acto seguido expuso que han aumentado las subvenciones al tercer sector porque han sido las organizaciones que trabajan en mejorar esas deficiencias. En este contexto, recalcó que han firmado 122 millones de euros con el Estado para fondos europeos para el plan de cuidados de los que 72 millones van a a ir a la mejora de los centros.

Compartir el artículo

stats