Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias recauda por IGIC la cifra más baja de los últimos siete años

Hacienda prevé ingresar en 2022 por todos los tributos menos de lo que percibía antes de la pandemia solo por el impuesto indirecto

Román Rodríguez (izquierda) habla, ayer, con el diputado de CC José Miguel Barragán antes de la comisión. | | CARSTEN W. LAURITSEN

La Comunidad Autónoma recaudó 787,5 millones de euros por el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) en los ocho primeros meses de este año. Es la cifra más baja recaudada en ese período –de enero a agosto– desde 2014, cuando los ingresos por el principal tributo del Bloque de Financiación Canario se quedaron en 780,5 millones. Se trata, por tanto, de la menor suma en siete ejercicios.

El IGIC, que es el impuesto que grava el consumo en el Archipiélago –es el trasunto del IVA peninsular–, fue ayer motivo de discusión en la comisión parlamentaria de Presupuestos y Hacienda. El vicepresidente del Gobierno de Canarias y consejero del área, Román Rodríguez, recordó que los ingresos fiscales llegan en lo que va de 2021 a 1.418,3 millones de euros. Esa cantidad incluye los impuestos propios, los cedidos por el Estado y los del Bloque de Financiación Canario o Bloque del REF, con el IGIC a la cabeza. Los ingresos tributarios son, insistió el vicepresidente, un 3,2% superiores a los del mismo período de 2020. Sin embargo, el portavoz del PP en la comisión, Fernando Enseñat, recordó a su vez que la recaudación por el IGIC no solo no se incrementa, sino que disminuye un 6,6%. En esta línea, el representante del PP le afeó al consejero de Hacienda que «saque pecho» por una subida de ingresos fiscales que no se produce en el caso del IGIC, la principal fuente de financiación de la Comunidad Autónoma y uno de los indicadores más fiables de los niveles de consumo y, por extensión, del dinamismo de la economía.

La recaudación por el Bloque del REF en el ‘año II’ de la pandemia está por debajo de la de 2020

decoration

En la comisión chocó así la visión optimista de Rodríguez, que se preguntó en voz alta –y en clara alusión al PP– «cómo es posible» que haya partidos que reconocen lo difícil de la coyuntura socioeconómica mientras no apoyan la suspensión de las reglas fiscales, con la más pesimista de Enseñat. De hecho, el diputado popular acusó al número dos del Ejecutivo autonómico de estar «inflando y falseando cantidades de ingresos para presentar unos presupuestos expansivos».

Lo cierto es que tanto Rodríguez como Enseñat cimientan sus argumentos en datos. Si por un lado se incrementan los ingresos fiscales –que no la recaudación, ya que hay tributos que recauda el Estado y que luego transfiere a las Comunidades Autónomas, como, sin ir más lejos, el ahora aminorado Impuesto sobre la Electricidad–, por otro se reduce la recaudación –en este caso sí– por el IGIC en particular y por el Bloque del REF en su totalidad, que también incluye el impuesto de matriculación y el polémico Arbitrio sobre Importaciones y Entregas de Mercancías en Canarias (AIEM). La recaudación por el Bloque del Régimen Económico y Fiscal entre enero y agosto asciende a 913,4 millones. Como en el caso del IGIC, y precisamente a consecuencia de la caída del IGIC –ya que es la mayor fuente de ingresos del REF–, esos 913 millones también son la cantidad más baja en siete años. La Hacienda isleña está así muy lejos de las cifras de antes de la crisis –a estas alturas de 2019 el IGIC dejaba en las arcas públicas 265,2 millones más que este año, y eso que el tipo general del impuesto era medio punto inferior al actual– y por debajo de las de 2020. En otras palabras: la recaudación por el REF, cuyo peso en el total de los ingresos fiscales es mayor que el de los impuestos propios y cedidos en su conjunto, es más baja en el año II de la pandemia que en el año I.

Rodríguez y Enseñat se enfrentan en el Parlamento por la fiabilidad de las cuentas públicas

decoration

En cuanto a los presupuestos autonómicos para 2022, el Gobierno regional prevé que los ingresos fiscales –tributos propios, tributos cedidos y Bloque del REF– llegarán a 1.562 millones de euros. Así pues, y de cumplirse la previsión de la Consejería de Hacienda, el montante de los ingresos tributarios en el próximo ejercicio será inferior a lo recaudado en 2019 –el último año de normalidad– solo por el IGIC. Entonces el impuesto dejó 1.585,5 millones.

Compartir el artículo

stats