Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP de las Islas apuesta por una renovación sin divisiones internas

El partido espera por la dirección nacional para celebrar el congreso

María Australia Navarro, en el Parlamento.

El PP de Canarias aguarda por la dirección nacional del partido para saber cuándo celebrará su congreso regional y será entonces cuando los posibles candidatos se puedan postular a la presidencia de la formación en las Islas. Lo que no quieren repetir los populares es lo que sucedió en el anterior congreso, celebrado en 2017, en el que llegaron a concurrir hasta cuatro aspirantes y fueron los militantes los que inclinaron la balanza a favor de Asier Antona, que se vio obligado a dejar el liderazgo del PP dos años después, en 2019, tras el fracaso de las negociaciones para formar Gobierno después de las elecciones autonómicas. Posible renovación sí pero sin divisiones es la consigna a la espera de lo que decida Génova.

Y hasta que la dirección nacional dé a conocer el calendario de los congresos autonómicos que quedan por celebrar no hay movimientos internos en el PP canario, que todavía se encuentra en la fase de renovación de los comités locales después de que ya haya convocado los congresos insulares. Todo apunta a que Génova dará luz verde al calendario congresual autonómico tras la Convención que ha organizado el PP en Valencia los próximos 2 y 3 de octubre, una cita clave en la que los populares quieren relanzar su alternativa al Gobierno de Pedro Sánchez pero también definir cuáles serán las principales líneas estratégicas por las que se tendrán que guiar sus organizaciones autonómicas de cara a los congresos que quedan por celebrar, entre ellos el de Canarias.

En esta situación está el presidente del PP de Tenerife y diputado regional, Manuel Domínguez, que figura en las quinielas como la principal alternativa a la renovación del partido en las Islas frente a la actual presidenta de la formación, Australia Navarro. «Me gustaría que la dirección nacional del partido se pronunciara no solo en relación con la convocatoria del congreso, sino también cuál es su proyecto y su idea, qué es lo que quiere para Canarias y a partir de ahí tomaremos decisiones», explica Domínguez, que asegura estar a disposición de Génova para lo que decida en relación a su presentación como candidato a la presidencia del partido.

«Ahora no toca hablar del congreso, cuando se sepa la fecha ya me pronunciaré»

Australia Navarro - Presidenta del PP canario

decoration

Domínguez considera que «no hay nada que ocultar» y que el proceso hay que realizarlo con «transparencia» pero lo que no va a hacer es «alimentar rumores» hasta que la dirección del partido aclare su estrategia para Canarias. El dirigente tinerfeño asegura que hasta ahora no ha mantenido contactos con miembros de la dirección nacional sobre el congreso o el interés de Génova en que lidere la formación: «Es verdad que se oyen comentarios entre algunos compañeros y en los medios de comunicación, pero hasta el día de hoy no he tenido ninguna conversación con el partido en esa línea de contar conmigo, pero cuando llegue el momento saben que estoy a disposición del partido para lo que consideren», explica Domínguez.

El presidente de los populares tinerfeños, también alcalde de Los Realejos, considera un «grave error» lo que sucedió en 2017 en el anterior congreso regional, el primero que se celebró tras la salida del exministro José Manuel Soria de la presidencia del partido, porque «se abrieron heridas que después son difíciles de cerrar». En su opinión «es absurdo que en una misma formación entremos en este tipo de disputas» y recuerda que algunos de los candidatos que se postularon para liderar el partido terminaron por salir del PP como es el caso de Enrique Hernández Bento y Cristina Tavío. «No le he encontrado ningún beneficio a lo que sucedió entonces, por eso no voy a alimentar rumores, cuando las cosas sean se dirán, no tengo nada que ocultar», añadió el dirigente tinerfeño.

Mientras Domínguez da pistas y no cierra la puerta a una candidatura avalada por Génova, la actual presidenta regional, Australia Navarro, advierte que ahora «no toca» hablar del congreso regional del partido porque se está en el proceso de renovar los comités locales, que se inició en julio, y la dirección nacional se encuentra enfrascada en la Convención nacional del PP. Navarro explica que «ya se han celebrado algunos congresos autonómicos, el resto estamos a la espera para cuándo se nos diga y convocarlo; deben pasar 45 días una vez que se apruebe la fecha, por eso ahora no estamos en eso».

Australia Navarro es más remisa que Manuel Domínguez a manifestar sus planes de cara a la próxima cita congresual y si quiere mantenerse al frente del partido, esta vez avalada por un congreso. «Aquí no importa Australia sino que estamos todos centrados en lo que estamos que es en la situación de la sanidad, la pobreza, los presupuestos del Estado y de Canarias, las medidas para el alivio fiscal, el cumplimiento del REF y del Estatuto... No sé aún cuando será el congreso, cuando sea será y entonces tocará hablar de todo eso pero ahora no, ahora estamos en lo que estamos», zanja la también portavoz del PP en el Parlamento.

Mientras llega la Convención del PP y Génova decide las fechas de los congresos de las organizaciones regionales del partido, fuentes de los populares canarios creen que la cita congresual podría demorarse hasta enero o febrero de 2022 como fechas más probables. La pandemia lo ha retrasado todo y el PP nacional y canario no tienen tampoco excesiva prisa y más teniendo en cuenta que la batalla por el control del PP de Madrid se posterga a 2022 como ya ha anunciado el secretario general de la formación, Teodoro García Egea, que es el máximo responsable en decidir las fechas de los congresos y en cuyas manos se encuentra el futuro liderazgo de la formación en las Islas.

«Me gustaría conocer la estrategia de la dirección nacional, estoy a su disposición»

Manuel Domínguez - Presidente PP de Tenerife

decoration

El PP canario se juega en el próximo congreso el punto de arranque de la preparación de las elecciones autonómicas de 2023 y quién va a liderar la formación en esa cita electoral tras los pobres resultados de las elecciones de 2015 y 2019. Algunos dirigentes del PP recuerdan que en los comicios de 2015 se produjo por primera vez la bicefalia en la formación, es decir, el presidente del PP, por entonces el ministro Soria, no se presentó a la cita electoral y lo hizo la actual presidenta del partido, Australia Navarro, por lo que hay un antecedente sobre la opción que se abre de que el máximo líder orgánico del partido no sea necesariamente candidato en las elecciones autonómicas.

Mientras Navarro y Domínguez deshojan la margarita, dirigentes consultados aseguran que el partido «está tranquilo y en armonía» y no se prevé una batalla como la que tuvo lugar en el proceso precongresual de 2017.

Compartir el artículo

stats