Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Familiares de mayores en residencias piden comparecer en el Parlamento

Temen que las deficiencias señaladas por la Diputación del Común no sean puntuales

Sesión en el Parlamento de Canarias sobre los recursos del REF. | | CARSTEN W. LAURITSEN

Familiares de usuarios de residencias de mayores no dan por cerrada la polémica sobre las deficiencias detectadas por la Diputación del Común en varios centros de las Islas y solicitarán comparecer en la comisión de Derechos Sociales del Parlamento de Canarias . El mismo órgano que la pasada semana, apurado por la presión social, analizó –después de diez meses de haberlo recibido– un informe del organismo supervisor de las administraciones públicas que critica la falta de control sobre las residencias y apuntaba la presencia de ratas, chinches y cucarachas por la falta de higiene en algunas de la veintena de residencias inspeccionadas.

El Diputado del Común, Rafael Yanes, y la adjunta segunda y autora del informe, Milagros Fuentes, se reunieron ayer con representantes de la Plataforma en Tenerife y Gran Canaria de Familiares y Usuarios de Residencias de Mayores, quienes denunciaron las condiciones a las que se ve expuesto el colectivo en el Archipiélago, de ahí su intención de comparecer en el Parlamento.

Estos destacaron la labor de la Diputación del Común y señalaron que «no se puede garantizar» que la situación denunciada esté sucediendo «solo en unas pocas residencias», ya que las estadísticas corroboran la escasez de inspecciones en los centros de mayores de Canarias, informa la Diputación del Común en una nota.

La asociación reclama un mayor control para cumplir con los parámetros de protocolos de calidad, entre los que destacan algunos como el control de esfínteres, la utilización de pañales, las visitas y protocolos familiares, la comunicación con familias o la participación de los usuarios, entre muchos otros. «Queremos saber cuántos de estos centros cumplen con este tipo de parámetros, puesto que el sistema está muy viciado y la actitud del personal, en ocasiones, no es la más adecuada», apuntan los portavoces de la asociación en el comunicado.

Reconocen que, a veces, no denuncian ciertas situaciones en las residencias por miedo a posibles represalias, pero que la situación en estas debe cambiar para garantizar los derechos de los usuarios.

Compartir el artículo

stats