Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fiscalía ve una relación "directísima" entre la migración irregular y la trata de mujeres

La fiscal adscrita a la Unidad de Extranjería de la Fiscalía General del Estado explica que las personas que ayudan a los migrantes a llegar a España "les van a cobra ingentes cantidades de dinero que luego van a cobrar mediante la explotación"

Desembarco en Puerto del Rosario de una patera.

La fiscal adscrita a la Unidad de Extranjería de la Fiscalía General del Estado, Beatriz Sánchez, destacó que la relación entre la inmigración irregular y la trata de seres humanos es "directísima", porque "uno de los grandes medios para conseguir doblegar a una persona es la deuda contraída en un proceso migratorio".

"Son personas, muchas de ellas, que huyen de una situación de falta de recursos, una situación de pobreza económica, política a veces, y que llegan a nuestro país en busca de un futuro mejor. Lógicamente las personas que les ayudan a llegar a nuestro país les van a cobra ingentes cantidades de dinero que luego van a cobrar mediante la explotación", afirmó antes de participar en un acto organizado por la Subdelegación del Gobierno de Almería en la Universidad de Almería (UAL), por el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños.

"Quienes conocemos esta realidad y llevamos muchos años en la lucha contra la trata, nos dimos cuenta hace mucho que esto no es un trabajo, sino una verdadera esclavitud, una explotación de un ser humano a manos de otro ser humano", aseguró. Asimismo, señaló que la trata es algo que "vemos todos los días y que no somos capaces de admitir", tal vez porque "es muy duro pensar que en el siglo XXI, en un estado de derecho, sigue existiendo esclavitud que está protagonizada fundamentalmente por mujeres explotadas sexualmente en nuestras calles.

"Muchas personas consideran que lo hacen libremente. Lo real, lo auténtico es que el 95% de estas mujeres lo hacen en una situación de explotación, una situación de proxenetismo y abusándose de ellas por una situación de vulnerabilidad", añadió. Al ser interpelada sobre por qué no se cita a los clientes como testigos, apuntó que se trata de un "problema fundamental" en España: Su legislación. "En nuestro país no están penalizadas todas las formas de proxenetismo, ni tampoco el consumidor. Lo máximo que puede, tal vez, un consumidor es que ha accedido a un servicio sexual a cambio de un precio, realmente deberían estar ya penalizados de por sí, pero no como testigos, sino como investigados. Pero para eso necesitamos un cambio de legislación", concluyó.

Compartir el artículo

stats