El senador por la Comunidad Autónoma de Canarias, Fernando Clavijo, reprochó hoy miércoles que el Ministerio de Derechos Sociales siga “lavándose las manos, incumpliendo su compromiso de poner en marcha una estrategia para la distribución solidaria e integración de los niños y niñas que llegan a Canarias” en pateras y cayucos.

En respuesta a una pregunta escrita formulada por Clavijo la ministra, Ione Belarra, reconoce que el plazo para la aprobación de la estrategia expiró el pasado 25 de julio pero hace referencia a los 10 millones de euros transferidos en diciembre de 2020 a Canarias para la atención y acogida de los menores no acompañados y a que desde entonces trece Comunidades Autónomas se han ofrecido a acoger 217 niños y niñas, llegados a Canarias, respuesta que Fernando Clavijo calificó de “tomadura de pelo porque ni resuelve la situación de estos menores ni alivia la presión en los centros de acogida ni favorece su integración”.

El senador nacionalista que defenderá mañana en la Comisión de Trabajo, Inclusión y Seguridad Social y Migraciones de la Cámara Alta, que se ponga en marcha de forma inmediata esta estrategia, clave para “darles un presente y un futuro a estos niños y para que Canarias no asuma en solitario todo el peso de este drama humanitario”, evidenció “el caos” en la gestión de la crisis migratoria en las Islas.

Asimismo, insistió en que “cuando la presión migratoria se produce en Ceuta, el presidente del Gobierno del Estado y una delegación de ministros se traslada allí, pero cuando se trata de Canarias se lavan las manos con recursos que no solo son insuficientes sino que no resuelven la situación”.

Clavijo fue muy crítico con la gestión tanto del ministro de Migración, José Luís Escrivá, como de la titular de Derechos Sociales, Ione Belarra, así como, de la gestión del Gobierno de Canarias. “Hablan de la crisis migratoria como si el asunto no fuera con ellos”, apostilló. Al respecto, reivindicó “un ejercicio de responsabilidad a quienes tienen en sus manos la gestión de uno de los peores dramas humanitarios que está viviendo Europa, con más de 800 muertos hasta el pasado mes de septiembre, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones, OIM, y con 2.500 niños y niñas en régimen de acogida en las Islas que no precisan del ejercicio de política esperpéntica que están demostrando Estado y Ejecutivo autonómico, necesitan respuestas como las necesita Canarias”, sentenció.