Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desconcierto en Podemos por el adiós destemplado de Alberto Rodríguez

La formación morada pide la dimisión de Batet | El exdiputado tinerfeño dirige un escrito a la presidenta de la Cámara baja preguntando por las razones de su inhabilitación

Llegada a Tenerife del exdiputado de Unidas Podemos Alberto Rodríguez tras perder su escaño en el Congreso (23/10/2021) María Pisaca

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Llegada a Tenerife del exdiputado de Unidas Podemos Alberto Rodríguez tras perder su escaño en el Congreso (23/10/2021) Joaquín Anastasio

La dirección nacional de Podemos y la propia formación en Canarias siguen sin entender a estas alturas las razones del abandono de sus filas por parte del ya exdiputado por Santa Cruz de Tenerife Alberto Rodríguez tras ser despojado de su acta por la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en aplicación de la sentencia de inhabilitación dictada contra él por el Tribunal Supremo por agredir a un policía en una protesta en La Laguna en 2014, antes de entrar en política y ser elegido diputado. La sorpresa y el desconcierto en las filas moradas era hoy patente por el paso dado por parte de Rodríguez y en especial por el argumento que esgrimió cuando lo anunció el sábado pasado a su llegada a Tenerife, donde claramente insinuó su malestar con la organización, así como una intención futura de continuar en política desde otro tipo de plataforma en Canarias.

La sentencia contra Rodríguez y su polémica inhabilitación sigue produciendo importantes consecuencias políticas y un duro enfrentamiento en el seno del Gobierno central entre los dos socios que lo conforman, Unidas Podemos y el PSOE. La más importante esta mañana mismo fue la petición de la dirección estatal de la formación morada de pedir la dimisión de Batet por considerar que su actuación como máxima dirigente de la Cámara Baja ha sido “gravísima” y una “vergüenza”. “Se actúa por parte de la presidenta del Congreso en contra de la ley, del informe de los letrados del Congreso y de la propia sentencia del Supremo, que en ningún momento le condena a perder su escaño”, reclamó la portavoz de la dirección estatal de la formación, Isa Serra.

Esta posición no es compartida sin embargo por los dirigentes de la coalición de izquierdas que no están en la filas de Podemos. Ni la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz (PCE), ni el ministro de Consumo, Alberto Garzón (IU), ni los dirigentes de Catalunya En Comú, de espacios políticos diferentes a la del partido morado, respaldan esa iniciativa de Podemos. Díaz, por ejemplo, abogó por “dejar de generar más ruido en nuestro país y trabajemos por lo que tenemos que trabajar". En unas declaraciones a La Sexta también ha enviado “todo” su “cariño” a Rodríguez, al que ha calificado como “amigo”, y de quien considera que “está sufriendo una gran injusticia”; "Somos amigos. Lo quiero mucho, más allá de compartir espacio político".

“Alberto está sufriendo una gran injusticia. Somos amigos y lo quiero mucho, más allá de compartir espacio político"

Yolanda Díaz - Vicepresidenta segunda del Gobierno de España

decoration

En cuanto a la querella por prevaricación anunciada el viernes, Serra y el otro portavoz estatal de la formación, Pablo Fernández, aseguran que la intención del partido siempre fue secundar las decisiones que el ya exdiputado y exmilitante canario adoptase, y que en esos términos se le explicó al grupo Confederal y al espacio de Gobierno de Unidas Podemos. De modo que la decisión adoptada el sábado por la tarde por el propio Alberto Rodríguez, de renunciar a la querella, será respetada y apoyada por Podemos. Ambos insistieron en que apoyarían todas las iniciativa jurídicas que emprenda el ya ex diputado. Desde las filas del PSOE no se dudó en defender a Batet. “La Presidenta del Congreso se ha limitado en todo momento a dar cumplimiento de la ley y a las sentencias emanadas de los tribunales”, declaró el portavoz de la Comisión Ejecutiva, Felipe Sicilia.

Paralelamente, el propio Rodríguez, que ha ratificado su intención de acudir en amparo al Tribunal Constitucional como paso previo al recurso ente el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), remitió hoy un escrito a Batet por su decisión “arbitraria” de retirarle el escaño y solicitando respuesta a una serie de preguntas sobre el proceso que le ha llevado a perder el acta de diputado. En el escrito, el ya exparlamentario pregunta con qué base legal ha decidido Batet “transformar una pena accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena en una privación del escaño”, creando de ese modo “una pena no prevista en la sentencia”. Además, Rodríguez recuerda que fue elegido en noviembre de 2019 y se cuestiona sobre “qué precepto de los muchos que contiene la ley orgánica del Régimen electoral General considera que le ha aplicado” la presidenta del Congreso.

Más allá de la tensión política entre los socios del Gobierno central y las dudas sobre la interpretación jurídica de la sentencia del Supremo por parte de Batet, se ha puesto de manifiesto el estupor que ha provocado en la organización morada la marcha de Rodríguez, que nadie conocía hasta que él no la hizo pública el sábado a su llegada a Tenerife. También ha extrañado su comentario sobre los “límites de los partidos estatales desde una perspectiva archipielágica”, y su velado anuncio de integrar en el futuro otra aventura política fuera de Podemos, partido del que llegó a ser secretario de Organización y números tres orgánico durante casi dos años entre 2019 y 2021, al señalar que “la lucha sigue, Canarias es tierra de brega, aquí no se rinde nadie”.

Sobrexposición”

Formalmente, desde la dirección estatal de Podemos se limitan a expresar su respeto por la decisión del exdiputado tinerfeño justificando la misma de manera implícita en las “horas difíciles que está viviendo” y por “la enorme injusticia, que no tiene precedentes” de la que consideran está siendo víctima. “Respetamos el camino que siga, estaremos siempre apoyándole, y Podemos será siempre su casa”, insisten desde la dirección estatal.

“Estamos seguros que su compromiso con Canarias sigue intacto y esperamos encontrarnos en el camino y en la lucha por mejorar la vida de la gente de nuestras islas”.

Laura Fuentes - Coordinadora general de Podemos Canarias

decoration

Desde Podemos Canarias, su coordinadora general, Laura Fuentes, se escudaba en los mismos argumentos evitando claramente una valoración política de la decisión del tinerfeño. "Respetamos su decisión de dejar Podemos, que entra en el ámbito personal, y la entendemos dado el nivel de sobrexposición que ha tenido y le deseamos lo mejor para el futuro”, señaló la líder de la formación en las Islas. “Estamos seguros que su compromiso con Canarias sigue intacto y esperamos encontrarnos en el camino y en la lucha”, resalta. “El pueblo canario lo necesita y estamos seguros que nos vamos a encontrar en la lucha por mejorar la vida de la gente de nuestras islas”, insiste Fuentes, quien eludió aclarar si consideraba que las declaraciones de su excompañero de militancia anunciaba su ingreso en alguna otra plataforma canaria del mismo espectro ideológico y, quizá, de corte más territorial.

La formación se enfrenta a ahora al trámite de la sustitución de Rodríguez en su escaño en el Congreso, que en teoría corresponde a Fátima González, número dos de la lista de la coalición Unidas Podemos por Santa Cruz de Tenerife en las elecciones del 10-N de 2019. Se da la circunstancia, sin embargo, de que González fue candidata en representación de Izquierda Unida y aún no se tiene constancia sobre si habría algún tipo de movimiento sobre la sustitución. “Ahora mismo no hay certeza de que nadie le vaya a sustituir (a Rodríguez)”, aseguraba Fuentes, quien resaltaba que “esa sustitución no es fácil porque Alberto Rodríguez no es reemplazable, políticamente hablando, esa no es nuestra prioridad ahora”.

En todo caso, ambos socios electorales en las Islas, Podemos Canarias e Izquierda Unida Canaria, tenían previsto analizar esta tarde la situación en senda ejecutivas de sus respectivas direcciones. En todo caso, el proceso para el relevo de Rodríguez se ha iniciado ya en el Congreso y en la Junta Electoral Central, que se reunirá el miércoles para certificar la baja del ya exdiputado y comunicar a la candidata que le sucedía en la lista para comunicarle su condición de electa y, en caso de que no renuncia, presente en la Cámara toda la documentación necesaria para que pueda tomar posesión del escaño en el pleno de la próxima semana.

Compartir el artículo

stats