Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Foro Prensa Ibérica en Canarias

Caperucita roja y la oposición feroz

El presidente Torres incide en el "momento dulce" que disfruta el PSOE canario que él dirige

El exconsejero autonómico de Sanidad José Manuel Baltar saluda a Héctor Gómez.

El canario Héctor Gómez se estrena este curso como portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados. Lleva casi dos meses en el cargo y ya ha comprobado como golpean las olas de la oposición en la primera fila. Lo tenía asumido desde el momento del nombramiento y lo encaja, pero por donde no pasa, asegura, es por callar cuando los contrincantes políticos soslayan los intereses de España en su propio beneficio.

Era una mañana para socialistas. Para socialistas canarios. No estaban todos pero fueron muchos los que se acercaron este viernes al Hotel Santa Catalina para celebrar el «momento dulce» del PSOE en las Islas, que así lo describió quien dirige dicha formación, Ángel Víctor Torres. Una ministra de Sanidad, Carolina Darias, volver a tener contacto con las riendas de la autonomía canaria tras 26 años, cabildos y ayuntamientos... Innumerables son las administraciones en las que manda la rosa roja en toda España, y sobre todas ellas, el Gobierno del país.

A Caperucita, atravesar el bosque le cambió la vida. No porque ella quisiera, como tampoco el Ejecutivo de Pedro Sánchez, al que se le apareció una pandemia tras de un árbol. El portavoz en el Congreso de los Diputados, Héctor Gómez, no ahorró elogios a sus jefes de filas –federal y regional– por cómo han surfeado olas de las grandes, erupción volcánica de La Palma incluida.

Caperucita era roja y también la rosa socialista, aunque mucho menos de lo que los ultramontanos pretenden hacer ver para mejor trasladar su mensaje de redención. A la prota del cuento de Perrault la acechó el lobo; al PSOE, una oposición tan o más feroz, «irresponsable y desleal», Gómez dixit. El lobo era un timador que engatusó a la inocente niña y Pablo Casado, presidente del PP, «se sentó con ultranacionalistas» marroquíes días antes de que el vecino Mohamed VI lanzara súbditos menores de edad contra Ceuta.

Pablo Casado «se sentó con ultranacionalistas» marroquíes días antes de que Mohamed VI lanzara súbditos menores contra Ceuta

decoration

Solo un ejemplo de cómo se las gastan quienes no quieren que Sánchez esté en La Moncloa, pasado, claro está, por el tamiz del canario elegido para dirigir la bancada socialista en el Congreso de los Diputados. «La oposicíón debe trabajar por España», afirmó Gómez. ¿Y cómo se hace eso? Por definición de contrarios, al protagonista del día le brotó más fácil qué no hacer. «Por ejemplo, no ir diciendo por ahí que el país está en quiebra», aconsejó.

«La deuda es la lógica para el trance», habría dicho Caperucita después de fijarse en el desproporcionado tamaño de las orejas, manos y dientes del lobo disfrazado de abuelita, que eso sí que da miedo y no Jalogüín. Pero el jilorio apretó al cánido, que se lanzó contra la niña antes de que le diera el brote de contabilidad nacional. 

Y ojo, que el leñador, por fundamental que sea para que Caperucita se marque un Jonás –un Pinocho si se prefiere– pero gore, no puede hacer de su capa un sayo, que no está el planeta para talar al estilo Bolsonaro. Ergo, si el Supremo dicta sentencia, «se debe cumplir», sostuvo rotundo Héctor Gómez, y lo mismo da que el demandado milite en la filas de un socio vital como Unidas Podemos. 

No valen paños calientes, por tanto, con el inhabilitado exdiputado tinerfeño Alberto Rodríguez, y Meritxell Batet es dios en las cosas de la carrera de San Jerónimo, vino a decir el sucesor de Adriana Lastra sin que apareciera una sola arruga en su terno azul marino (corbata roja); firme, aferrado el atril, que con las cosas de la división de poderes no se juega.

Se le preguntó por si le atrae la idea de apuntarse a la pugna de futuribles mandamases en el ámbito canario y echó ese balón fuera. A este «nacido en 1978, el año en que se aprobó la Constitución», reveló Torres en el momento de realizar la semblanza introductoria, le queda toda la mecha por consumir en la política nacional. La paz interna escenificada en el 40º Congreso Federal consolida la posibilidad de una larga era sanchista, y en ese barco ya está subido el tinerfeño. ¿Por qué abandonarlo?

Además, en Canarias ya hay quien se está haciendo acreedora a lucir galones. Con Torres reelegido de manera anticipada ante la ausencia de sombra, las castañas se juegan en el siguiente peldaño. ¿Nira Fierro (presente ayer en el Santa Catalina) secretaria de Organización? «¿Por qué no? Seguro que lo haría muy bien», aseguró un destacado militante a condición de que nadie diga que él (o ella) hizo esa afirmación.

¿Nira Fierro secretaria de Organización? «¿Por qué no? Seguro que lo haría muy bien», sostiene un relevante militante socialista

decoration

Lejos pateó la respuesta el portavoz del PSOE en el Congreso cuando fue requerido para pronunciarse sobre un acercamiento de posturas con Coalición Canaria (CC). «A eso puede contestar [José Manuel] Baltar», exconsejero de Sanidad en el Gobierno de Fernando Clavijo (CC). El público recibió con jolgorio la broma y el propio Baltar, ajeno a la vida política salvo por aquella aventura, de los que más. 

Le podría haber tocado a Pedro Ortega, que también hizo un ínterin en su vida profesional en ese periodo. Incluso a Paulino Rivero, que fue presidente autonómico (2007-2015) y hoy permanece alejado de la primera línea, pudo caerle la chanza encima. Por si cabía duda de que no estaba hablando en serio, Héctor Gómez terminó por contestar y calificó como «obligada» la aproximación.

Amén del público interesado en conocer de cerca a la nueva cara del parlamentarismo nacional, al jefe de la bancada socialista en Madrid le arroparon sus compañeros en la Cámara Baja Tamara Raya y Luc André Diouf. Este último, secretario de Políticas Migratorias y Refugiados en la Ejecutiva Federal del PSOE, tuvo razones para echar en falta alguna explicación sobre el futuro del Archipiélago como muro de contención –el año pasado aislado y muy desatendido durante meses– europeo frente al drama de las llegadas de pateras desde África.

Senadores y consejera

La senadora Nina Santana y su homólogo Ramón Morales tampoco quisieron perderse la cita. Desde el Gobierno canario, solo la consejera de Economía, Empleo y Conocimiento, Elena Máñez, estuvo de principio a fin, acompañada de su viceconsejero de Empleo, Gustavo Santana, y su director general, Alejandro Ramos. Del nivel municipal destacó la presencia del alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, y también se desplazaron a la capital grancanaria el Diputado del Común, Rafael Yanes, y su adjunto, Felipe Afonso El Jaber. Viejos roqueros como Rafael Esparza o Rafael Molina Petit –sin militancia– constataron la buena imagen que Torres ha sabido dar del PSOE canario en Madrid, si bien, como apuntó el primero de ellos, «también se vivieron momentos muy buenos en otras épocas, como las de Jerónimo Saavedra o Juan Fernando» López Aguilar.

Compartir el artículo

stats