Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marruecos insiste en buscar petróleo al otro lado de la mediana con las Islas

El reino alauí prorroga los permisos otorgados a la multinacional italiana ENI para sondear el fondo marino en una zona próxima a la que exploró Repsol en 2014

Operarios en el buque en el que Repsol realizó su prospección en Canarias.

El Gobierno de Marruecos ha decidido prorrogar hasta julio de 2023 la búsqueda de hidrocarburos en el área de unos 17.000 kilómetros cuadrados comprendido entre las ciudades costeras de Sidi Ifni y Tarfaya, y que se adentra en el mar hasta las cercanías de la línea imaginaria –nunca determinada– que separa las aguas españolas de las marroquíes. Los permisos originales se concedieron en diciembre de 2017 a la filial en el país vecino de la petrolera italiana Ente Nazionale Idrocarburi (ENI Maroc B. V.) y generaron el rechazo de la comunidad autónoma.

La zona de prospección la integran las cuadrículas denominadas Tarfaya Offshore Shallow, numeradas del uno al doce. Las más occidentales colindan con las que estudió Repsol en el otoño e invierno de 2014. La investigación de la multinacional española concluyó con la constatación de la existencia de una bolsa de gas, pero en cantidad muy inferior a la necesaria para abordar la fase de comercialización.

Sandía, nombre que se dio al enclave que fue escenario del sondeo por parte de la compañía que preside Antonio Brufau, estaba a 54 kilómetros del litoral lanzaroteño y a 62 del de Fuerteventura. Muy cerca de estas aparecen las Tarfaya Offshore Shallow situadas más al oeste, por lo que la polémica canario-marroquí ante el riesgo de incidentes contaminantes está próxima a vivir un nuevo capítulo.

Aunque la decisión del país vecino de prolongar la vigencia de estos permisos es anterior (21 de octubre), ha trascendido después de conocerse la alianza entre Marruecos e Israel (establecieron relaciones diplomáticas hace menos de un año con el auspicio y bendición de Estados Unidos) para la búsqueda de hidrocarburos a lo largo y ancho de 109.000 kilómetros cuadrados al sur de las Islas. Una superficie marina que incluye aguas del Sáhara Occidental.

Soberanía energética

Mohamed VI busca escribir el más importante episodio de soberanía energética marroquí. Más aún cuando las relaciones con Argelia, que ha cerrado el gasoducto que atravesaba el reino, pasan por su peor momento en años. Además, cuenta para ello con el beneplácito estadounidense –lo que es muy mala noticia para los intereses saharauis– y con el socio tecnológico que en 2010 fue capaz de garantizar la independencia gasística hebrea tras localizar una gigantesca reserva en el Mediterráneo israelí: el geólogo Eitan Aizenberg y su empresa, Ratio Petroleum

Ante este nuevo brote de fiebre del oro negro al sur del Archipiélago, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, solicitó información al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares. La respuesta, conocida esta misma semana, está contenida en un informe de la diplomacia española que, al menos por el momento, determina que no existe colisión. Es decir, la zona de los pinchazos para los que Mohamed VI ha contratado a Ratio Petroleum están lejos de esa línea pendiente de dibujar y que determina qué aguas están a un lado y cuáles al otro.

Si esa fue la reacción de Torres ante unos trabajos de investigación en un área menos problemática, al menos a priori, en caso de derrame, la prolongación del periodo de estudio en Tarfaya –mucho más cercana a las costas del Archipiélago– ocupará un espacio importante en la agenda política canaria. Cuando al final de 2017 se hizo pública la intención de sondear el subsuelo marino, a una profundidad máxima de 1.000 metros, en la docena de Tarfaya Offshore Shallow, los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura dieron la voz de alarma con rapidez ante Madrid y la Unión Europea (UE).

La concesión inicial desató la alarma en el Gobierno canario y los cabildos majorero y lanzaroteño

decoration

También el Gobierno de Canarias, entonces comandado por el hoy senador Fernando Clavijo (CC), se dirigió al Gobierno central para instarle a recabar del país vecino toda la información posible. En paralelo, los nacionalistas presentaron mociones de rechazo en cabildos y ayuntamientos. Por su parte, Podemos también colocó el asunto en el orden del día de la política nacional y de Bruselas.

En las concesiones a multinacionales petroleras, también en el caso de estas a ENI, el Estado marroquí siempre está presente a través de la Office National des Hydrocarbures et des Mines (Oficina Nacional de Hirocarburos y Minas). A ellas se une en esta ocasión Qatar Petroleum International Upstream L. L. C., en el rol de socio financiero.

Publicada el 21 de octubre, la extensión del plazo de estudio estaba acordada desde la primera semana de septiembre. De hecho, la firma Aziz Rabbah, ministro de Energía, Minas y Medio Ambiente que cesó en su cargo tras la crisis de Gobierno que abordó Mohamed VI –en Marruecos el Ejecutivo lo decide el rey– en la primera semana del mes pasado.

Compartir el artículo

stats