Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Relaciones internacionales | Prospecciones de Marruecos junto a la mediana

Fuerteventura rechaza los sondeos petrolíferos frente a la costa de Tarfaya

Lloret afirma que la oposición es idéntica a la mostrada cuando Repsol sondeó la zona

Manifestación celebrada en Fuerteventura en contra de las prospecciones petrolíferas.

«La postura del Cabildo de Fuerteventura ha sido muy firme y, además, desde hace muchos años», afirmó ayer el presidente de la institución insular, Sergio Lloret, sobre la prórroga –hasta julio de 2023– concedida por el Gobierno marroquí para el sondeo de los fondos marinos en busca de petróleo junto a la mediana que separa las aguas canarias de las que pertenecen al país vecino. La opinión de Marruecos, expresada por su cónsul en el Archipiélago, Ahmed Moussa, es la contraria y pasa por incidir en la «soberanía» del reino alauí y la consiguiente potestad para definir su propio camino en política energética.

Los majoreros no quieren oír hablar de otro pinchazo en el lecho marino a unos 70 kilómetros de sus costas. Esa es la distancia aproximada al área más occidental del enclave denominado Tarfaya Osffshore Shalow, un enjambre de doce cuadrículas de unos 17.000 kilómetros cuadrados sobre el que opera la multinacional italiana ENI desde 2018 encabezando el consorcio que completan Qatar Petroleum International Upstream y la estatal marroquí Onhym (Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas).

Hasta el momento, la búsqueda ha sido infructuosa. Ya Repsol exploró esos mismos fondos hace ahora siete años y puso fin a su labor tras constatar que si bien existía gas natural, el volumen hallado era insuficiente para abordar una fase de comercialización. Aquellos sondeos encontraron un intenso rechazo social en todo el Archipiélago, especialmente en Fuerteventura y Lanzarote, las islas más cercanas a la perforación.

A aquel momento se refirió Sergio Lloret ayer. Si la contestación fue inequívoca en aquel tiempo, también lo es ahora, explicó el presidente majorero. «No es una cuestión de países o fronteras, sino mucho más de fondo. Creemos que no hay necesidad de asumir ese riesgo ambiental», explicó, sin olvidar que se trata de «una relación internacional que escapa al Cabildo». No obstante, manifestó su deseo de que Marruecos «reconsidere estas acciones».

El país vecino dobla su esfuerzo para hallar hidrocarburos cerca de las costas del Archipiélago

decoration

Algo que no parece estar próximo a suceder. Prorrogar el periodo de estudio es una decisión que va justo en la dirección contraria. A ello puede sumarse que hace dos semanas se conocieron las prospecciones que se van a realizar más al sur, en aguas del Sáhara Occidental y con una empresa israelí como socia tecnológica, para concluir que el reino alauí está inmerso en una frenética búsqueda de hidrocarburos que les garanticen una elevada cuota de independencia energética.

Las relaciones con Argelia están congeladas y repletas de tensiones. El gasoducto que parte de suelo argelino y entra en Europa por las costas de Cádiz viaja a través del país vecino, pero está inoperativo desde el primer día de este mes, fecha en la que expiró el contrato de suministro. Rabat ha insistido en que ese gas solo estaba de paso y que la situación de Marruecos no ha cambiado en nada tras la decisión adoptada por el presidente argelino, Abdelmadjid Tebboune. Fuentes especializadas aseguran que el reino alauí no sale tan indemne de esta confrontación como pretende hacer creer. De ahí que redoble esfuerzos en los últimos tiempos en busca del maná energético, y que en la misma proporción se incremente la preocupación en Canarias.

Blas Acosta, predecesor en el cargo de Lloret y hoy viceconsejero de Economía e Internacionalización del Gobierno de Canarias, también se refirió a «los ministerio de Exteriores de Marruecos y España» como los llamados a conversar sobre este nuevo capítulo de la búsqueda de petróleo cerca de las Islas.

«No creo que haya un problema», avanzó por su parte el presidente del Consejo Provincial de Tarfaya, Brahim Salem. En su opinión, que el entendimiento entre los dos países sea bueno en los últimos meses otorga a ambos la posibilidad de observar los movimientos del otro. «Hay una frontera», señaló, si bien la mediana marítima nunca se ha fijado.

Compartir el artículo

stats