Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria | Vías de llegada al Archipiélago

Lanzarote y Fuerteventura, los nuevos puertos de la ruta canaria

El número de desembarcos en Gran Canaria se reduce un 30% en un año, pero continúa como la isla que más migrantes recibe

Llegada de migrantes a las costas de El Hierro. | | GELMERT FINOL / EFE

Si el año pasado el 70% de las llegadas de migrantes a las islas se concentró en Gran Canaria, sobre todo por el aluvión de pateras desde Dajla que se vivió en octubre y noviembre, en 2021 el tráfico creciente de barcas y neumáticas por el trayecto más corto ha dado un vuelco a la ruta canaria y Fuerteventura y Lanzarote son ya las primeras receptoras. De acuerdo con datos recopilados por la Cruz Roja, hasta el pasado martes habían desembarcado en Lanzarote 4.632 migrantes y otros 4.620 lo habían hecho en Fuerteventura, lo que significa que las dos islas más cercanas a la costa de África suman el 46,9% de las 19.683 llegadas totales. La cifra acumulada entre las dos islas, 9.252, supera con creces la registrada en Gran Canaria, que ha recibido 7.929, el 40,2%.

Por separado, Gran Canaria (y el puerto de Arguineguín en particular) sigue siendo la isla con mayor número de desembarcos, pero los números muestran un cambio apreciable en la ruta canaria: el peso de esta isla (final, sobre todo, de los trayectos con salida desde Dajla y desde Nuadibú) se ha reducido desde el 70,5% al 40,2%, mientras que el peso de Lanzarote y Fuerteventura se ha quintuplicado, al pasar del 9,9% de 2020 al casi 47% actual. En paralelo, las llegadas a Tenerife se han desplomado desde el 15,7% del año pasado (3.669 personas al término del ejercicio) al 6,0% actual (1.184) y la proporción de migrantes rescatados en el entorno de El Hierro ha crecido del 3,2% de 2020 (752) al 5,9% de estos momentos (1.162), según los datos de Cruz Roja.

Las neumáticas han cobrado protagonismo en la travesía migratoria hacia las Islas

decoration

Detrás de estos porcentajes, hay varios cambios en la ruta canaria que se observan en la operativa diaria de Salvamento Marítimo. Las travesías desde Dajla, en el sur del Sahara, siguen fuertes, pero no tanto como en 2020, cuando se convirtieron en la principal vía de llegada de pateras a Canarias, sobre todo en octubre y noviembre, meses que movieron por sí solos más de la mitad de todo el tráfico del año en la ruta canaria. Lo nota Gran Canaria porque es el destino natural de las barcas que salen desde Dajla, desde donde el punto más cercano de Canarias es Maspalomas, a unos 450 kilómetros.

Por otro lado, el tráfico de cayucos desde Nuadibú y Nuakchot, que también suele terminar en Gran Canaria, no ha sido tan intenso como en 2020. Además, la llegada de cayucos desde mucho más al sur, desde Senegal o Gambia, está muy por debajo de la que se vivió en el verano y otoño de 2020. Los cayucos que zarpan tan al sur afrontan travesías de más de 1.000 kilómetros y su punto de llegada más cercano en línea recta rumbo al norte está en el sur Tenerife. Las cifras de la isla lo reflejan: su peso en la Ruta Canaria ha caído a menos de la mitad.

Los desembarcos en El Hierro se duplican: esta isla no es el destino natural de ninguna travesía, no es el punto más cercano de Canarias desde África sea cual sea el punto de partida. El Hierro representa la última oportunidad para quienes van a bordo de una patera: si siguen derivando hacia el oeste, les esperan miles de kilómetros de océano, casi sin tráfico marítimo. Una muerte segura. Varias ONG vienen advirtiendo hace tiempo de que cada vez son más las pateras sin nadie a bordo que sepa realmente navegar o manejar una brújula o un GPS y, en consecuencia, más las que se pierden.

Clavijo reclama en el Senado más efectivos policiales para afrontar «el drama migratorio»

decoration

Gana peso de forma muy notable la travesía más corta, la que abrió la ruta canaria en los años noventa: los cruces desde Tarfaya (Marruecos) o El Aaiún (Sahara) hacia Lanzarote y Fuerteventura, de menos de 24 horas de navegación si todo va bien (entre 100 y 150 kilómetros). Pero al mismo tiempo, este año han cobrado protagonismo en esas travesías las lanchas neumáticas, muy inseguras para trayectos en océano abierto, sobre todo si van sobrecargadas con 50 o 60 personas, como suele ocurrir. Ha habido días en los que Salvamento ha rescatado hasta cuatro por jornada y también se han reportado numerosos naufragios de zódiac que se desfondaron en ruta.

La situación de la red de acogida también lo nota. Aunque en este aspecto influyen varios factores más, como las devoluciones o la salida de migrantes hacia la península –que en el último trimestre de 2020 estuvo prácticamente bloqueada–, los campamentos de Gran Canaria este año no experimentan saturación y mucho menos los de Tenerife, mientras que esos problemas sí los están teniendo los recursos de Lanzarote, Fuertenvetura y El Hierro, como acaba de advertir el Defensor del Pueblo saliente.

El senador por la Comunidad Autónoma de Canarias, Fernando Clavijo, ha demandado en el Senado que se cubra el déficit de la plantilla de la Guardia Civil para hacer frente «al drama migratorio». Clavijo puso de manifiesto en su intervención «la presión a la que se están sometiendo a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, concretamente a los efectivos de la Guardia Civil, una presión que hizo extensiva a voluntarios, policías y a las tripulaciones de Salvamento Marítimo». El nacionalista calificó la situación que «se está viviendo en Canarias de absolutamente anormal y grave porque los recursos están completamente desbordados» y enfatizó que «los incrementos de plantilla de los últimos años han sido insuficientes para un territorio que lleva arrastrando un déficit notable desde la anterior crisis económica».

Salvamento Marítimo rescató ayer dos embarcaciones con 68 migrantes a bordo. Durante la madrugada dio asistencia a una patera con 31 ocupantes, entre ellos una mujer, que fue localizada al este del islote de Alegranza, en Lanzarote. Otros 37 migrantes magrebíes fueron rescatados al sur de Gran Canaria y trasladados al Muelle de Arguineguín.

El PP denuncia que RTVE oculta la migración

El senador del Partido Popular (PP) por la isla de Gran Canaria, Sergio Ramos, denuncia que Radio Televisión Española (RTVE) silencia la realidad sobre el fenómeno migratorio en Canarias. Ramos preguntó al director de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, si ha recibido instrucciones directas del Gobierno de España para ocultar la llegada de migrantes irregulares a las costas del Archipiélago. En su intervención durante la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de Control Parlamentario de la Corporación RTVE, Ramos repasó una serie de noticias relacionadas con la ruta canaria que, según él, nunca han sido publicadas en los medios de comunicación estatales. «En febrero de 2020, el Frontex alertó al Gobierno de España sobre la llegada masiva de pateras a Canarias, una información que el Ejecutivo ocultó y no pudimos conocer hasta seis meses después, a través de un medio de comunicación, y en RTVE no hubo ni rastro», recordó Ramos. Destacó que en mayo de 2020 el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, decidió quitar el mando para luchar contra la inmigración irregular a la Guardia Civil de Canarias y trasladarlo a la Península, un hecho que, según el senador popular, tampoco tubo espacio en RTVE. Ramos terminó por recriminar que la llegada de 30.000 migrantes a Canarias en un año y medio y la muerte de más de 2.500 personas en aguas canarias «no se ha contado como debería haberse contado en RTVE». | I. D.

Compartir el artículo

stats