Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los críticos del PP cuestionan que Génova no renueve el partido en Canarias

«Los actuales dirigentes no crean cantera de gente más preparada y con ganas», critican

La presidenta del PP, Australia Navarro, habla por teléfono en el Parlamento. | | R. AVERO

Decepción. Los críticos del PP advierten que el paso atrás dado por Australia Navarro para no continuar como presidenta regional del partido «no es ninguna sorpresa» y que la dirección nacional de Génova «desconoce la realidad de Canarias». Excargos y afiliados del partido cuestionan que los actuales dirigentes de la formación «no dejan crecer a nadie» porque el cambio en la dirección regional no se trata de una renovación, ya que son cargos que ya tienen responsabilidades orgánicas y públicas. «El partido está ocupado por perfiles bajos que no crean cantera de gente joven, más preparada y con ganas», añaden.

Los críticos lamentan que desde Génova no se potencie a gente capacitada «como también sucede en otros partidos» y que, al contrario, «los que crecen no son precisamente los más válidos desde el punto de vista político». Esta situación preocupa a este núcleo de afiliados y excargos públicos porque puede desembocar en las elecciones de 2023 en una «huida de votos» hacia otras formaciones que compiten en el mismo espectro ideológico con el PP. Los descontentos niegan que estén planteando otro tipo de cuestiones sino que se trata de una «reflexión» por la preocupación que les genera la deriva en la que se encuentra el partido y a la que Madrid, lejos de ponerle remedio, lo único que hace es «escenificar que quiere un congreso tranquilo y sin divisiones internas» para evitar debates internos y que salga a la luz la insatisfacción que produce la debilidad en la que se encuentra la formación.

Estos afiliados ven con preocupación que este «descontento» de los votantes tradicionales del PP suponga más votos para Vox, una formación que en las elecciones de 2019 no tuvo representación en el Parlamento regional pero que ahora ya hay encuestas que le dan opciones de entrar en la Cámara en 2023. Además de la formación de extrema derecha también se ve con precaución la irrupción de exdirigentes del PP en Unidos por Gran Canaria, fuerza cuyo mensaje es más insularista. «La gente del PP de siempre no perdona las traiciones y cambios de partido, si están descontentos lo más normal es que el voto de castigo vaya a Vox», añaden desde el sector crítico.

Preparar las elecciones

Precisamente lo que trata la dirección nacional del PP, encabezada por el secretario general Teodoro García Egea, es abrir una nueva etapa en el partido en Canarias a partir de enero, cuando se celebre el congreso regional, para tener año y medio de margen de preparación de las elecciones autonómicas y municipales de 2023. En Génova también hay cierta preocupación por un PP desdibujado que se resigna a ser la tercera fuerza de Canarias y que tiene formaciones que le pisan los talones en el centro y en la derecha ideológica como Coalición Canaria, Ciudadanos, Unidos por Gran Canaria y Vox. Génova confía en que con Manuel Domínguez como presidente regional se pueda enderezar el rumbo, mientras que el llamado a ser su número dos es Poli Suárez, el presidente insular del partido en Gran Canaria.

Sin embargo, el sector crítico, que tiene buena parte de su fuerza en Gran Canaria, considera que la dimisión de Australia Navarro no soluciona el problema sino que Gran Canaria, la isla que ha sido siempre el principal nicho de votos del PP, no tiene «ni el liderazgo ni la estrategia adecuada» para mantener su preponderancia en el centro derecha en la isla redonda. «El escenario no se ha movido porque ya sabíamos desde hace tiempo lo que iba a suceder, estamos en el mismo sitio, Madrid no ha escuchado y por eso mantenemos los mismos argumentos, el PP sale perdiendo y regalamos votos a otros partidos», critican.

La crisis interna en el PP se venía larvando desde hace meses pero su origen entronca con las consecuencias de las elecciones autonómicas de 2019 cuando el PP se quedó fuera del poder autonómico después de que el expresidente del partido, Asier Antona, no lograra un acuerdo con CC para el Gobierno regional. Antona se vio obligado a dimitir presionado por Génova y Australia Navarro fue elegida presidenta por la dirección nacional, un puesto interino que finalizará en enero en el próximo congreso regional.

Compartir el artículo

stats