Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El reflejo le juega otra ‘mala pasada’ al PP

Astrid Pérez publica una foto en Twitter en la que se aprecia la figura de un hombre dormido

El reflejo le juega otra ‘mala pasada’ al PP

A las pantallas las carga el diablo. Esto debió pensar Astrid Pérez, presidenta del Partido Popular de Lanzarote, el pasado domingo cuando publicó en su cuenta de Twitter una fotografía hecha al ordenador del XV Congreso regional del partido en Canarias que escondía el reflejo de un hombre en plena siesta.

El objetivo de la parlamentaria era publicar una instantánea de Manuel Domínguez, nuevo presidente de la formación en el Archipiélago, desde su casa en Lanzarote junto a un texto en el que explicaba a sus seguidores su ausencia en el evento en Tenerife por cuestiones personales, pero tuvo que borrar el contenido a los pocos minutos tras darse cuenta del invitado sorpresa. «Me apena no haber podido apoyar en persona al que será un gran presidente del PP de Canarias, Manuel Domínguez», incluía la desaparecida publicación.

Pérez no dudó en eliminar la fotografía a los pocos minutos y decidió no repetir el tweet para zanjar el tema. La presidenta del PP en Lanzarote no volvió a escribir en todo el día, prefirió actualizar la información del congreso dando cobertura a los tweets de las cuentas oficiales del partido.

El reflejo le juega otra ‘mala pasada’ al PP.

El reflejo le juega otra ‘mala pasada’ al PP.

El descuido de Pérez no es el único de los últimos años en el PP canario. Asier Antona, senador de la formación azul, protagonizó un episodio similar en junio de 2016 cuando las prisas por publicar en redes sociales le jugaron una mala pasada al entonces presidente del PP en las Islas al enviar a Facebook y Twitter una fotografía hecha hacia la pantalla de televisión y donde, además de verse el Canal 24 horas con información del brexit, también se veía un reflejo de él mismo en calzoncillos.

Antona borró el mensaje minutos más tarde, pero antes ya algunos usuarios se encargaron de inmortalizar el momento. Lejos de molestarse, el senador respondió a la situación con humor: volvió a subir una fotografía de su televisor en la que aparece de nuevo reflejado, aunque más tapado. «Esta vez con pantalones...», incluía su mensaje.

Compartir el artículo

stats