El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, resaltó hoy, durante la sesión de control al Gobierno del Parlamento, la importancia de que el Archipiélago y, en concreto la isla de La Palma, acoja este viernes la XXVI Conferencia de Presidentes autonómicos de la legislatura en curso. A su juicio, ese alto número de reuniones demuestra la relevancia y los resultados que han dado esas citas, sobre todo durante los peores meses de la pandemia y el confinamiento por la Covid-19. También confió en que se puedan plantear cuestiones importantes para la comunidad canaria, como el fenómeno migratorio y la gestión de los menores no acompañados, la futura financiación autonómica, la recuperación de La Palma tras la erupción en Cumbre Vieja y los fondos públicos para seguir afrontando los efectos de la Covid.

Torres recordó que, durante la última Conferencia de Presidentes, en Salamanca, ya pidió que la siguiente convocatoria fuera en las Islas para abordar asuntos centrales, incluso antes de que se diera la erupción volcánica en el Valle de Aridane. Para el jefe del Ejecutivo canario, la elección de La Palma no es solo una gran oportunidad para analizar in situ la situación de esa isla, para lo que también se celebrará una Comisión Mixta para la Reconstrucción este mismo jueves, sino para detenerse en el resto de “grandes asuntos, por lo que confío en que estén todos los presidentes autonómicos”.

El presidente de Canarias espera que se trate el fenómeno migratorio; que se vaya encauzando el convenio para que lleguen a Canarias los 50 millones de euros en este ámbito que contemplan los Presupuestos Generales del Estado de 2022, y que se termine con “la hipocresía” de algunas comunidades autónomas, “que dicen que hay que ayudar a las Islas, pero luego solo aceptan a cinco menores migrantes cuando tienen siete millones de habitantes, mientras que Canarias gestiona casi 3.000”. Para el presidente, se necesita claramente una nueva ley que delimite todo el marco público de gestión de este fenómeno.

Torres recalcó que los trabajos previos a la Conferencia se han elaborado con precisión y, aunque sigue temiendo que no se apruebe en la actual legislatura, se podrá plantear la necesidad de una nueva financiación autonómica que contemple las singularidades de Canarias y su situación en renta, lejanía y otros parámetros medibles. Asimismo, cree que no se ha abandonado a La Palma, recordó los fondos públicos que ya han llegado a las personas damnificadas y a la Isla desde distintas administraciones, y remarcó que la recuperación no concluirá en esta legislatura, sino que requiere más años.

Sobre migración, y en otra pregunta específica, recordó que el Gobierno de Rajoy eliminó los 13 recursos de atención con que contaban las Islas para migrantes; que su Ejecutivo ha tenido que abrir nuevos centros con instalaciones de la Comunidad, recurriendo a hoteles cerrados en la pandemia o a instalaciones docentes, y que esta cuestión debe quedar aparcada de la política de partido, “tal y como pasó en 2003”. Además, reprochó al PP que su solución a la migración sea fletar aviones para migrantes y además se preguntó si hubiesen aplicado eso con los canarios que en su momento emigraron a Venezuela y otros países. “La política migratoria hay que demostrarla con hechos y, a veces, nos equivocamos con las afirmaciones”, lamentó.

En otras dos preguntas de la sesión, el presidente se congratuló de la gran semana vivida por Canarias a mediados de este mes con el anuncio del desmantelamiento de la refinería de Santa Cruz de Tenerife desde este mes de marzo, con el inicio de las obras de la planta de almacenamiento de energía limpia de Chira Soria (en Gran Canaria) o con la confirmación de que las Islas recibirán 466 millones de euros para impulsar las energías renovables hasta 2026. Sobre esa partida, el presidente subrayó que desmonta la hipótesis de algunos partidos de que el Gobierno central maltrata a Canarias. Asimismo, censura que se presente como propagandístico el acto de la firma del Pacto de los Jameos del Agua, el del pasado 2 de diciembre de 2021, porque, lejos de esa crítica, ese día supuso un hito en la defensa de la sostenibilidad en las Islas tras años de retrasos, pues debió firmarse en 2017 con la implicación de numerosas entidades, administraciones, empresarios, sindicatos y otros subsectores.

Se ha cuadruplicado la apuesta por las renovables desde 2019”

Torres subrayó que, desde 2019, Canarias ha pasado de 200 infraestructuras con placas fotovoltaicas a 2.000; que “se ha cuadruplicado la apuesta por esa energía limpia”; que su Ejecutivo declaró la emergencia climática desde agosto de 2019, y que, en breve y tras el trámite parlamentario, ser aprobará la Ley Canaria de Cambio Climático, iniciativa clave para afrontar con más garantías en las Islas uno de los mayores retos del planeta, el que está influyendo también en la igualdad, la migración y la persistencia de la biodiversidad a escala global.

Asimismo, destacó la apuesta futura por el coche eléctrico, por el uso de suelos industriales para esas instalaciones, por el aprovechamiento de la recuperación de La Palma para convertirla en referente ecológico mundial y por los pasos dados por islas como La Gomera para emular a El Hierro y conseguir ser 100% sostenible. En este sentido, anunció el aumento en 18 megavatios del suministro eléctrico limpio para las Islas Verdes (La Palma, La Gomera y El Hierro), la instalación de puntos de recarga eléctrica renovable y que 100 taxis usarán vehículos sostenibles en estas islas.

En el resto de la sesión, Torres resaltó los pasos dados por su Gobierno para abordar y resolver los abusos de temporalidad en la Administración regional. Se mostró convencido de que, tras el acuerdo con los sindicatos de abril de 2021, esto se canalizará en junio con las propuestas sobre plazas y se prevé resolver en diciembre de este año, siempre con una pertinente cobertura jurídica y solucionando otra herencia de “lustros”. Además, se congratuló de las ventajas de la nueva Ley estatal de Ciencia por el aumento de la inversión que esta garantiza y su apuesta por la igualdad, la investigación, la sostenibilidad y la carrera científica. Según subrayó, la pandemia ha dejado clara la relevancia del conocimiento; en Canarias así ha sido con las aportaciones, por ejemplo, de los comités científicos creados por la COVID y el volcán, y se refuerza con el incremento del 16% en el Presupuesto regional de 2022 para la inversión autonómica en ciencia.

También aludió a convenios como el 60-40 en ese mismo ámbito, al proyecto Plocan, a las inversiones en hidrógeno verde o al reciente acuerdo sobre el parque científico y tecnológico de Fuerteventura, con un presupuesto de 23 millones de euros garantizado al final por diversas administraciones públicas.