Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias se opone a una bajada de impuestos por la crisis de Ucrania

El Gobierno regional demanda un nuevo fondo covid para compensar las pérdidas turísticas provocadas por la sexta ola

14

Cumbre de presidentes autonómicos en La Palma Andrés Gutiérrez

«He sido claro, la bajada generalizada de impuestos como el IGIC no abarataría el precio de los productos». Así de tajante se mostró ayer el presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres, que puso de manifiesto la opinión contraria de Canarias a la reducción impositiva como mecanismo para tratar de contener las subidas de precios derivadas del conflicto bélico en Ucrania. Y lo hizo apenas unas horas después de que el presidente del Ejecutivo central, el también socialista Pedro Sánchez, anunciara –en el marco de la XXVI Conferencia de Presidentes que se celebró ayer en La Palma– que tiene previsto impulsar rebajas de impuestos para los sectores económicos que se están viendo más afectados por las consecuencias de la invasión rusa.

Aunque Sánchez no concretó la rebaja impositiva que puede aplicar el Ejecutivo, sí manifestó a los 17 dirigentes autonómicos –todos presentes en esta cumbre por primera vez en una década– que quiere continuar consensuando con ellas medidas en esta dirección.

Torres reiteró, tal y como sostuvo esta semana el Gobierno regional en el pleno del Parlamento de Canarias, que con una bajada de impuesto habría «menos ingresos públicos para responder al estado de bienestar» en un momento que puede ser crítico, ya que tal y como les trasladó el presidente Sánchez se prevé una guerra «larga» y existe el riesgo de que se cronifique.

Un conflicto que estalló hace dos semanas pero que ya se ha dejado sentir, y mucho, en la economía de todo el país, pero también del Archipiélago. La escalada del precio de los carburantes, la intensa subida de la luz arrastrada por el incremento del coste del gas y la inflación que galopa disparada alcanzando cifras récord han puesto en alerta al Gobierno central, que ayer abordó con las comunidades un pacto para hacer frente a las consecuencias económicas del conflicto.

Torres sí que se mostró a favor de implementar medidas que, por ejemplo, «vayan directas al recibo de la luz» pero insistió en que «bajar impuestos en momentos como estos la historia ya ha demostrado que no es eficiente».

Quiso recalcar que «la relación directa entre Rusia y Canarias no es importante», pero la guerra sí que puede afectar a las Islas de manera indirecta. El presidente regional puso como ejemplo la alta dependencia rusa de Alemania, uno de los mercados emisores de turistas más importantes para el destino turístico canario. Los germanos compran aproximadamente el 50% del gas que consumen a Moscú, por lo que puede sufrir mucho las consecuencias económicas de la guerra y dañar a su vez a Canarias al dejar de enviar turistas.

Por todo ello, el presidente demandó ayer en la cumbre de La Palma que el plan nacional debe tener en cuenta la insularidad, los mayores costes al transporte hacia el Archipiélago así como la condición de región ultraperiférica de Canarias a la hora de abordar medidas de compensación, ayuda o apoyo para paliar los efectos económicos de la guerra.

Torres recordó que el tejido económico de Canarias no se encuentra en una situación de fortaleza, después de haber sido una de las comunidades que más ha sufrido la crisis provocada por la pandemia, que paralizó su principal industria, la turística.

Una crisis que todavía está coleando en la economía canaria. La aparición de la nueva variante ómicron y la implementación de nuevas restricciones a los viajes provocó que solo entre enero y febrero Canarias perdiera al menos un millón de turistas y 1.100 millones de potencial gasto turístico. Y la situación actual es de «tremenda incertidumbre» ya que aunque en estas primeras semanas las reservas no se han visto resentidas nadie sabe cómo puede afectar esta guerra al mercado turístico en los próximos meses .

Por eso, Torres también demando ayer en la Conferencia de Presidentes que se articule un nuevo fondo covid que compense las pérdidas de las empresas similar al que ya se impulsó el año pasado con este mismo fin. Añadió además la necesidad de agilizar los fondos europeos, para fomentar lo máximo posible el autoconsumo energético y reducir así la alta dependencia con el exterior.

Compartir el artículo

stats