Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una 'inflación' de militantes adultera las primarias en el PSOE de La Palma

Más de 300 afiliados se han sumado al censo electoral, un 35% más que en noviembre, y se han denunciado irregularidades en Los Llanos. El domingo se repite la votación tras el empate entre Pestana y Paz

Anselmo Pestana, izquierda, habla con Francisco Paz.

Las primarias para elegir al secretario insular del PSOE de La Palma volverán a repetirse el domingo envueltas en un ambiente enrarecido, entre otros motivos por la supuesta adulteración del censo de afiliados del partido. Entre el congreso regional de los socialistas en noviembre y la votación del pasado domingo en la isla bonita el número de militantes con derecho a voto se ha elevado en más de 300, de tal forma que de 550 que había a finales de 2021 se ha pasado a 856 afiliados. La principal polémica ha estado centrada en Los Llanos de Aridane, municipio donde se dieron de alta a 49 personas de forma irregular según el propio comité local del partido, una circunstancia que no ha sido aceptada por los órganos de garantía del partido ni por Ferraz, dando por buenas las altas pese a que también fueron recurridas por la candidatura alternativa al actual secretario insular, Anselmo Pestana, que encabeza el alcalde de San Andrés y Sauces, Francisco Paz.

Este engorde del censo ha terminado por condicionar unas primarias que no se presumían tan ajustadas como al final terminaron hasta acabar en un empate inédito entre los dos aspirantes. Los críticos a la gestión de Pestana creen que las altas de Los Llanos han resultado determinantes para que el delegado del Gobierno no perdiera la votación, de hecho donde logró más apoyos fue en Santa Cruz de La Palma y en Los Llanos. Ahora la incógnita estará en saber si seguirá siendo así en la repetición de la votación que tendrá lugar este próximo fin de semana o los militantes se inclinarán más claramente por uno de los dos candidatos, que mantienen la pugna con las espadas en alto en una segunda vuelta que permiten los estatutos del partido. Francisco Paz aseguró ayer en una entrevista radiofónica que la Secretaría Insular es una "línea roja" que no es negociable, pero señaló que el resto de los cargos orgánicos de la Ejecutiva sí está dispuesto a negociarlos con Pestana y sus colaboradores.

El regidor de San Andrés y Sauces reconoce que en las últimas semanas se han dado de alta a militantes por parte de ambas candidaturas, mientras que en los últimos meses ha crecido en más de un 35% la militancia que puede participar en este proceso de elección del secretario insular. Desde el grupo de trabajo que dirige Francisco Paz se entiende que sus incorporaciones se realizaron con el proceso que marca los estatutos, con el trámite de la Comisión Ejecutiva y remitida a Ferraz. Sin embargo, tanto su candidatura como parte de la Ejecutiva de Los Llanos de Aridane denunció que un número importante de afiliados en ese municipio no se había realizado correctamente. «Desde Ferraz contestaron que sí eran correctas, por lo que el tema para mi está zanjado», dijo Paz Expósito, pese a lo cual estas altas «se hicieron a última hora».  «Yo partía de cero y alguien lo hacía con el 98% de apoyos, y ahora estamos al 50%», destacó. En los estatutos del PSOE se introdujo a raíz del último Congreso federal la posibilidad de que las altas de nuevos afiliados se pudieran realizar comunicándolo directamente a la dirección del partido sin pasar por los órganos locales de la formación.

Este empate a 387 votos refleja la expectación que existe en los socialistas palmeros para elegir a su líder para los próximos cuatro años. Se trata de una participación del 90% de los militantes, una circunstancia que ha sido decisiva para que la alternativa de Francisco Paz se haya mantenido a flote frente al aparato que representa Anselmo Pestana, que lleva nueve años al frente del partido en La Palma, con expulsión y reincorporación incluida cuando se le abrió expediente por pactar con el PP en el Cabildo en la legislatura 2011-2015. Sin embargo, la corriente crítica ha ido en aumento desde que Pestana dejó la Corporación insular para ser delegado del Gobierno, ya que se le reprocha el debilitamiento del partido frente al PP en el pacto insular y el poco protagonismo que han tenido los socialistas palmeros en la crisis de la erupción volcánica. En esta legislatura han habido dos crisis que han afectado directamente al PSOE, la más grave la dimisión cuando aún el volcán estaba en erupción del que fuera vicepresidente y consejero de Agricultura, José Adrián Hernández, de la que nunca se aclararon los motivos. También la vacunación de la consejera de Sanidad Susana Machín resultó controvertida y puso a los socialistas palmeros en un aprieto.

La Palma es la única isla donde el PSOE canario no ha logrado el ansiado consenso impulsado por el secretario general y presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, que ha pedido evitar primarias en lo posible. Tras lograr un acuerdo en Gran Canaria que al principio se tornaba muy complicado, todos los congresos insulares han salido con candidatura única excepto en la isla bonita, en la que se intentó una tercera vía para evitar el duelo entre Pestana y Paz pero finalmente la organización se vio abocada a la votación de los militantes. Una derrota de Pestana el domingo sería un varapalo para el sector oficial del partido, no en vano el dirigente palmero es delegado del Gobierno a propuesta de Torres, lo que le obligó a dejar el Cabildo insular.

Compartir el artículo

stats