Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moreno achaca a la inseguridad jurídica el fracaso del concurso de instalaciones y equipos de RTVC

El administrador único hará una convocatoria más atractiva al asumir el ente el alquiler de las naves y la factura de la luz | Partidos del Gobierno y oposición se echan en cara la falta de acuerdo del mandato marco del ente

Francisco Moreno en la comisión de control de RTVC en el Parlamento canario. Miguel Barreto/ Efe

El administrador único de Radiotelevisión Canaria (RTVC), Francisco Moreno, achacó este lunes principalmente a la inseguridad jurídica, aunque también a la poca rentabilidad de la oferta económica, que el concurso para dotar al ente público de instalaciones, servicios y equipos haya quedado desierto, y recalcó que "no siempre es posible" aplicar soluciones profesionales a un problema "político", porque sin un mandato marco sobre qué modelo adoptará el servicio televisivo, pendiente de aprobar en el Parlamento desde 2014, "el reloj se para"

Moreno compareció en la comisión de control de RTVC en el Parlamento canario para explicar las causas de que ninguna empresa se presentara al concurso y las acciones que van realizar en la nueva convocatoria para atraer a licitadores, como que el arrendamiento de las naves lo costee el propio ente, con opción a compra, o quitar la factura de la luz.

Según el administrador único hay " un desfase tecnológico" en las actuales instalaciones afectadas en la legislatura anterior de modo provisional, y por ello se convocó un concurso abierto en el que, mediante un contrato de suministro, el adjudicatario aportaba el inmueble, realizaba las obras de acondicionamiento, instalaba el equipamiento y las ponía en funcionamiento, como en los dos cocursos anteriores.

Pero, en este caso, el concurso era de 58 millones frente al de 2008 de 144 millones.

Explicó que esta reducción se debía a la la subrogación de los trabajadores y a la asunción de la gestión directa de las delegaciones insulares, por lo que el beneficio previsto dependía únicamente de ajustarse al máximo a lo licitado. Alguna de las variables fueron solventadas en la modificación de los pliegos del 4 de enero, pero el problema era que el licitador no encontrara dos naves a adecuadas al precio y que sus obras pudieran hacerse por los 6,6 millones del concurso.

No obstante, lo más disuasorio para Moreno fue la inseguridad jurídica que se derivaba de la cláusula de desestimiento incluida en los pliegos, que plasmaba que se podía extinguir de forma unlilateral el contrato por parte de RTVC y aunque hubo una modificación para aclarar "el temor" de esa desestimacion en el caso de que se aprobara el mandato marco y un modelo de gestión pública del ente en el Parlamento, quedó poco claro los términos indemnizatorios si se rompiera el contrato, y eso podia dar lugar a litigiosidad, pues a la empresa adjudicataria se le pedía una inversión de 30 millones de euros.

"No se avanza porque el pacto de las flores no se pone de acuerdo", afirmó la diputada del grupo Mixto Vidina Espino, quien dijo que Sí Podemos defiende el modelo público, Nueva Canarias el público-privado, el PSOE "depende del día" y ASG "no sabe, no contesta".

Jesús Ramos, de ASG, apeló a la responsabilidad y coherencia de los grupos parlamentarios para que se apruebe cuanto antes el mandato marco y confió en que con el nuevo decreto para la convocatoria de los equipos técnicos salga adelante.

Yolanda Mendoza, del PSOE, reclamó "que nadie señale a la mayoría actual" por la falta de modelo de televisión, porque la falta de mandato marco "no es una cuestión de esta legislatura", sino que es un asunto pendiente desde 2014.

Y añadió que si RTVC sigue regida por un administrador único y sin Junta de Control es por la falta de voluntad de consenso para el nombramiento de los órganos de control.

José Alberto Díaz-Estébanez, de CC-PNC, respondió que la falta de consenso sobre la Junta de Control responde exclusivamente a que el PSOE, por indicación del administrador único, cuestionó a uno de los candidatos de su grupo, rompiendo el compromiso de que cada cual respetara a los representantes propuestos por el otro.

Agregó que si no hay mandato marco no es responsabilidad del Parlamento, sino de quien tiene la mayoría parlamentaria para solucionarlo, y no de quien está en minoría.

La diputada del PP Luz Reverón afirmó que la única responsabilidad de su partido es haber confiado en el compromiso del PSOE de que se nombraría una Junta de Control.

Denunció que finalmente la falta de normalización en el ente lleva a "chapuzas jurídicas" como el concurso que ha quedado desierto, que ahora se podrá volver a convocar tras la aprobación en el Parlamento de un nuevo decreto que abunda en la misma "chapuza jurídica".

Esther González, de Nueva Canarias, admitió que ahora "toca empezar de nuevo" tras haber quedado desierto el concurso por falta de concurrentes y consideró que la decisión de excluir del mismo las instalaciones que albergarán la RTVC será positivo a la hora de que las empresas perciban más seguridad jurídica y menos posibilidades de litigiosidad.

Francisco Déniz, de Sí Podemos Canarias, también consideró positivo que sea la propia RTVC la que alquile con opción de compra las instalaciones porque así se avanza por la vía de los hechos hacia la construcción de un modelo de gestión público, como defiende su partido.

Compartir el artículo

stats