Crisis migratoria

La policía busca a siete fugados del centro de Barranco Seco

La portavoz del PSOE en el Senado critica que el PP reclame la comparecencia de Marlaska para informar sobre la huida del CIE

Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Barranco Seco, en Las Palmas de Gran Canaria.

Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Barranco Seco, en Las Palmas de Gran Canaria. / ANDRÉS CRUZ

I. Durán

La búsqueda de siete internos fugados del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Barranco Seco sigue activa. Durante la madrugada del lunes, una veintena de migrantes saltó los muros de la antigua prisión donde estaban recluidos para su próxima expulsión del país. Según fuentes de la Delegación del Gobierno de España en las Islas, seis personas fueron localizadas de inmediato y otras tres a los pocos minutos de que los agentes de la Policía Nacional encargados de custodiar el centro detectaran el incidente. De hecho, inicialmente, al Juzgado de Control del CIE solo le constaba la ausencia de once hombres, quienes permanecían en paradero desconocido el lunes por la mañana. A lo largo de esa misma jornada encontraron a otros cuatro hombres, de los que tres precisaron atención médica por las heridas que se provocaron al saltar el muro trasero de las instalaciones, que cuenta con unos cinco metros de altura.

Cerca de un centenar de personas permanecen internadas en Barranco Seco, la amplia mayoría de origen marroquí. Según fuentes de la administración de Justicia, la seguridad del centro de internamiento está planificada para atender a los migrantes que llegan en patera y que esperan para ser repatriados a sus países de origen o tránsito. Si bien, apuntan que el perfil de los internos se ha transformado y ahora acoge a personas de carácter conflictivo, porque pertenecen a «unas remesas» en las que llegaron migrantes con «antecedentes penales o algún tipo de drogodependencia», aunque aclaran que estos son casos puntuales y representan a la minoría muy localizada de los migrantes que llegan a las Islas de forma irregular. A esto se suma que los hechos podrían estar relacionados con el final del Ramadán, según apuntó el Juzgado encargado de control del CIE a través del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

La plataforma ciudadana Somos Red denunció que en este mismo centro un grupo de 15 personas estuvo en huelga de hambre durante tres días como protesta por las malas condiciones en las que son atendidos. Según el TSJC, se desconoce si los migrantes fugados son los mismos que estaban en huelga de hambre, porque no hay constancia oficial de ninguna acción similar y señalan que actualmente no hay ningún interno llevando a cabo este tipo de protestas.

Al retomarse las relaciones diplomáticas entre Madrid y Rabat, con el viraje político de Pedro Sánchez sobre el conflicto del Sáhara Occidental, se retomaron las devoluciones de migrantes llegados de manera irregular al Archipiélago. Cada semana se devuelven unos 80 migrantes con la ruta entre Canarias y El Aaiún (Sáhara), por lo que se retomó la actividad en el CIE, donde los extranjeros detenidos para su expulsión pueden permanecer un máximo de 60 días.

El PSOE reclama a CC y PP una postura responsable ante las políticas de inmigración

Tras este incidente, el senador del Partido Popular (PP) por Gran Canaria, Sergio Ramos, solicitó la comparecencia urgente del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para que de explicaciones sobre la huida. Ayer, su compañera en la Cámara Alta, Eva Granados, portavoz del PSOE en el Senado, criticó esta solicitud y señaló que «ante situaciones concretas se tienen que buscar soluciones concretas también y no generar discursos ni pedir comparecencias de manera gratuita».

Granados invitó a Coalición Canaria (CC) y al PP a ser «responsables con las políticas de inmigración» y destacó la importancia de trabajar con «lealtad» hacia el Gobierno, sin generar alarmas ni histrionismos». Para la portavoz de los socialistas en el Senado, «toca hacer una política de Estado» y añadió que «cuando se está en la oposición, hay que arrimar el hombro con el Gobierno, sea del color que sea». Además, lamentó que «aquí tenemos es una oposición por parte del PP y CC que no están a la altura de un tema tan estratégico e importante como el de la inmigración».

La senadora defendió que tanto el Gobierno de España como el de Canarias están desempeñando «una labor responsable» con respecto al fenómeno migratorio y trabajan para revertir «el desmantelamiento de recursos» que llevó a cabo el PP en las Islas. Según Granados, «se está trabajando en origen e invirtiendo muchos millones de euros para que las instalaciones y el cuidado de las personas que llegan a nuestras costas sea digno».

Sobre el traslado de menores migrantes a otras comunidades autónomas que ha reclamado Canarias en varias ocasiones, la senadora del PSOE apuntó que es un asunto que «tiene que ver mucho con la colaboración entre las comunidades autónomas y la solidaridad entre ellas» y se debe abordar en la Conferencia Sectorial de Servicio Sociales.

Suscríbete para seguir leyendo