Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias tiene más de 147 playas en riesgo de desaparecer por el cambio climático

La subida del nivel del mar y la erosión costera podrán provocar pérdidas de más de 4.500 millones en el PIB del Archipiélago

Miguel Ángel Pérez y José Antonio Valbuena (d). María Pisaca

La playa de Las Teresitas, o la de Las Canteras, están en riesgo de perder más de un 60% de su superficie actual debido al efecto del cambio climático. Y como ellas, más de 147 zonas de baño de Canarias, algunas determinantes para el desarrollo de la actividad turística en las Islas, se verán afectadas de forma muy importante por la subida del nivel del mar en los próximos años y dejarán de ser tal y como las conocemos si no se toman medidas para evitarlo. Este es el resultado de proyecto PIMA (Plan de Impulso al Medio Ambiente) Adapta Costas Canarias, un documento elaborado por la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial que da a conocer los riesgos a los que se enfrentan los entornos costeros del Archipiélago.

Hidroavión de maniobras en Las Canteras

El estudio valora diferentes escenarios que pueden llegar a producirse en 2050 y 2100 como consecuencia de la inacción climática. En el peor de los casos, dentro de 28 años Canarias puede haber perdido un 10,6% de la superficie total de sus playas, llegando algunas de ellas a perder hasta un 100% de su superficie, como la playa de Alcalá en Tenerife. En 2100, si no se toman medidas, los efectos se habrán multiplicado y podrían llegar a desaparecer playas como la de San Felipe o Quintanilla, en Gran Canaria, El Jablito, en Fuerteventura, o la Caleta de Famara, en Lanzarote. El estudio explica que las playas más vulnerables son aquellas que no tienen capacidad de retroceso, es decir, las que se encuentran obstruidas por escarpes naturales o estructuras urbanas, a las que cada centímetro de subida les quita superficie sin que pueda recuperarse detrás.

Playa de Caleta de Famara. Javier Fuentes

El ascenso del nivel del mar provocado por el cambio climático no solo conllevará consecuencias por la desaparición de estos espacios, sino que también tendrá reflejo en la economía del Archipiélago, ya que muchas de estas playas son uno de los principales atractivos turísticos de las Islas. El estudio estima que estos efectos supondrán pérdidas económicas que alcanzarán el 11% del Producto Interior Bruto (PIB) de Canarias, alrededor de 4.500 millones de euros.

Los datos de este estudio también evidencian que la población que podría verse potencialmente afectada por la erosión y la subida del nivel del mar podría oscilar entre las 20.000 y las 40.000 personas.

El consejero del área, José Antonio Valbuena, insistió este jueves 19 de mayo en la presentación de los resultados de este informe, en que es determinante actuar para tratar de paliar estos efectos. Por eso, apremió al Parlamento de Canarias para que "acelere" los plazos para aprobar la ley canaria del cambio climático, porque el Gobierno regional tiene ya redactados el plan y la estrategia para su desarrollo, por lo que una vez se le de el visto bueno "no habrá excusa" para no se haga lo que se tiene que hacer.

Este proyecto de ley plantea destinar el 2% del PIB a luchar contra el cambio climático, una medida que Valbuena señaló que puede neutralizar pérdidas de hasta el 10% del PIB. El consejero recalcó que el proyecto de ley es ambicioso porque "no queda otra", ya que antes de 30 años "vamos a tener problemas serios".

Compartir el artículo

stats