Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

40 años del Estatuto de Autonomía de Canarias

El Parlamento de Canarias reclama en las Cortes garantías de respeto al fuero

La Mesa y Junta de Portavoces de la Cámara se reúnen en el Senado en la conmemoración de los 40 años de Estatuto de Autonomía

Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Canarias en el Senado LP/DLP

El Parlamento de Canarias quiere acabar con las situaciones en que la tramitación de leyes en las Cortes que afectan al Régimen Económico y Fiscal (REF) de las Islas pasan por alto la obligación de una consulta y de un informe preceptivo previo por parte de la cámara regional, tal como consta en la Constitución y en el Estatuto de Autonomía. Para ello ha puesto en marcha una proceso de contactos con el Congreso y el Senado el objeto de acordar algún tipo de procedimiento que le garantice el ejercicio de sus competencias sin que, por otro lado, afecte de manera negativa a los propios procedimientos legislativos de las dos cámaras estatales.

La Mesa y la Junta de Portavoces de la asamblea canaria se reunieron este jueves en el Senado y acordaron precisamente instar a los dos órganos de gobierno de las Cortes a “articular mecanismos” que garanticen esa facultad que le asiste para que las leyes y normas estatales no puedan afectar de alguna manera al REF sin que antes tengan la obligada luz verde por parte del Parlamento, tal como ha ocurrido en los dos últimos años con distintas iniciativas legislativas estatales y que finalmente fueron recurridas desde la institución ante el Tribunal Constitucional.

Es lo que sucedió, por ejemplo, en septiembre del año pasado cuando el pleno del Parlamento aprobó por unanimidad interponer dos recursos de inconstitucionalidad contra la modificación de la ley de lucha contra el fraude fiscal, que afectaba a las bonificaciones a las producciones cinematográficas rodadas en Canarias, y contra el real-decreto ley sobre fiscalidad energética. Ambas se tramitaban en las Cortes y fueron aprobadas antes de comunicar al Parlamento que afectaban al REF y de tener por tanto el informe preceptivo, que tras la reforma del Estatuto de 2018 ya es vinculante y obliga a un proceso de negociación entre la comunidad autónoma y el Estado para tratar de alcanzar un acuerdo. El primero decayó al ser enmendada la parte que afectaba al REF, pero el segundo sigue vivo tras admitirlo a trámite el tribunal de garantías en diciembre pasado.

Aunque el presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos, ya había realizado de manera previa gestiones en este sentido con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y con el presidente del Senado, Ander Gil, los miembros de la Mesa y de la Junta de Portavoces de la cámara regional formalizaron hoy esta iniciativa tras sus respectivas reuniones en Madrid, y la trasladaron a los órganos de la Cortes. Matos, en declaraciones en dependencias del Senado, afirmó que “hemos acordado instar a las Mesas del Congreso y del Senado a articular los mecanismos que garanticen la participación del Parlamento de Canarias en aquellas decisiones legislativas que afecten a nuestras especificidades, y que están así recogidas en nuestro Estatuto de Autonomía”. Una ley de la que recordó su carácter orgánico “de obligado cumplimiento que vincula a todas las instituciones del Estado, y que prevé la participación del Parlamento de Canarias de una manera activa a todas aquellas decisiones y procedimientos legislativos que afecten al REF”.

Matos recordó que “durante esta legislatura hemos podido ir desarrollando nuevos mecanismos a partir del Estatuto de Autonomía de 2018” y que algunas de las leyes o normas aprobadas o convalidadas por las Cortes “han sido objeto de recursos ante el TC al considerar que se han vulnerado preceptos de protección constitucional porque el papel del Parlamento de Canarias no se ha reconocido en el momento que nosotros consideramos que correspondía”. Según explicó, “no hay mala fe” por parte de las instituciones estatales en sus procesos legislativos, “pero constatamos desajustes interpretativos y de procedimiento y la necesidad de pulir los mecanismos que garanticen la participación del Parlamento de Canarias en los todos los que afecten al REF”.

Matos puso varios ejemplos en los que la tramitación de leyes en el Congreso y en el Senado chocan con el mandato constitucional y estatutario de consulta previa e informe favorable de la cámara regional, y las dificultades para que ese procedimiento no paralice el resto de la norma estatal en tramitación. Por ello, tanto el Parlamento regional como las Cortes pretenden poner en marcha algún tipo de mecanismo que “estandarice” dicho procedimiento para darle agilidad y coordinar de alguna manera el proceso legislativo estatal con la consulta y el informe de la cámara canaria. Sería un proceso en el que participarían los servicios jurídicos y los técnicos de cada institución y que obligaría a los miembros de las mesas de gobierno de cada una de ellas a un permanente contacto cuando estas situaciones se produzcan. “Hay buena voluntad por parte de las tres cámaras y sus servicios técnicos para evitar cualquier problema que pueda surgir de tipo procedimental”, destacó.

Momento procesal oportuno

Matos recordó que “en el caso del REF, de ser negativo el informe del Parlamento se pone en marcha un mecanismo de negociación y arbitraje que es muy potente, la paralización del procedimiento legislativo del que se trate y la convocatoria de la Comisión Bilateral Canarias Estado” para buscar una salida al conflicto. Algunas de las cuestiones que las tres cámaras quieren resolver en el momento procedimental oportuno para hacer la consulta a Canarias y emitir el informe correspondiente según se trate de un decreto ley que necesita convalidarse, o de la introducción de una enmienda en algún proyecto de ley, incluidos por ejemplos los presupuestos estatales. “La realidad es que nosotros pensamos es que las Mesas del Senado y del Congreso se ven en la tesitura de tener que seguir con los procesos legislativos que están regulados en sus propios reglamentos y de pronto tienen que introducir un elemento en ese proceso que no está previsto como es el traslado al Parlamento de Canarias”, explicó Matos.

“Canarias no ha estado nunca mejor y, aunque aún hay muchos retos por resolver, haciendo un balance honesto llegamos a la conclusión de que ha valido la pena”

Gustavo Matos - Presidente del Parlamento de Canarias

decoration

El presidente del Parlamento regional hizo estas declaraciones en el marco de la agenda de actos con que la cámara regional conmemora, en este 2022, los cuarenta años de parlamentarismo y autogobierno en el Archipiélago y que ayer trasladó a los representantes de la Mesa y de la Junta de Portavoces hasta el Senado. Matos remarcó que este aniversario “es el momento para poner en valor cuatro décadas de autogobierno que han supuesto un importante salto social y económico para Canarias debido, en gran medida, a que la decisiones más importantes se toman en el territorio”. Afirmó que Canarias “no ha estado nunca mejor y, aunque continúa habiendo muchos retos por resolver, haciendo un balance honesto llegamos a la conclusión de que ha valido la pena”.

Matos recordó que ahora “ponemos la vista en el futuro y lo hacemos con el nuevo Estatuto de Autonomía aprobado en el Senado en 2018 que profundiza en la capacidad de los canarios y canarias de tomar decisiones más estratégicas sobre nosotros mismos en el ámbito de nuestro territorio”.

Compartir el artículo

stats