Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medalla de Oro de Canarias 2022 | Universidad Nacional de Educación a Distancia

La UNED, decana de la teleformación

La Universidad Nacional de Educación a Distancia celebra 50 años acortando distancias en el camino hacia la educación superior

Juan José Rodríguez, en una de las aulas del Centro Asociado de la UNED de Las Palmas de Gran Canaria. | | JUAN CASTRO

La Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) recibe este año la Medalla de Oro de Canarias con motivo de su 50 aniversario. Medio siglo acercando la educación superior a todos los rincones y hogares donde no existía la posibilidad de acceder a una universidad presencial y «contribuyendo a la vertebración y cohesión de muchas zonas de España y, por extensión, de Canarias, al facilitar la igualdad de oportunidades en el acceso a los estudios superiores de su población, sin importar origen, renta o género», argumenta el Gobierno de Canarias como una de las fortalezas de esta extensa red de centros repartidos por España, pioneros en educación online y semipresencial, con más de 200.000 alumnos matriculados cada año distribuidos entre más de 60 sedes nacionales y 22 internacionales.

En este importante ecosistema educativo el Centro Asociado de Las Palmas de Gran Canaria es el decano. La red territorial de la UNED fue fundada en agosto de 1972 y en diciembre de ese mismo año se firma la creación del primer eslabón de esa larga cadena, gracias al compromiso del Cabildo de Gran Canaria, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y la Caja Insular de Ahorros de Canarias. «La orden ministerial que lo crea, en pleno régimen de Franco, es del 12 de enero de 1973, un mes más tarde, aunque la base es la del convenio de diciembre del 72, donde las partes se ponen de acuerdo para crear este centro que, además, nace con carácter regional en sus inicios, y curiosamente su ámbito es Islas Canarias y provincia del Sáhara, que en aquel momento formaba parte del Estado español y quedó adscrito territorialmente, a nuestro centro regional por proximidad», indicó Juan José Rodríguez, director del Centro Asociado de la UNED de Las Palmas de Gran Canaria, que también cumple este año medio siglo de existencia.

Una de las razones que impulsó la rápida creación de este Centro era el interés de las autoridades de la Isla por la falta, en ese momento, de una universidad en la provincia de Las Palmas. «Nació en un momento clave, esencial, con alcance regional, aunque poco a poco se fue creando sedes en otras de islas, hasta el día de hoy que hay cinco centros en todo el Archipiélago». El ámbito de actuación del decano de la red UNED en la actualidad es Gran Canaria, aunque atienden a alumnos de otros centros e islas -Lanzarote, Fuerteventura, La Palma y Tenerife-, en aquellas actividades en las que carecen de infraestructuras como los laboratorios.

El primer centro que nació en la red de enseñanza superior fue el de Las Palmas de Gran Canaria

decoration

Según señala Juan José Rodríguez, en estos 50 años la UNED ha sido un referente para muchas de las universidades que fueron creándose con posterioridad, por la apuesta que supuso en los años 70 en España de llevar la educación superior a otras zonas del país que no gozaban de universidades presenciales en aquel momento. «No sólo fue una alternativa para territorios sin universidad, sino que, además, permitió llegar a colectivos que no tenían la posibilidad de asistir a las universidades presenciales por cuestiones económicas, familiares o profesionales. Por tanto, la apuesta de la enseñanza semipresencial para la que nace, ha sido un éxito que sigue existiendo en la actualidad».

Lo que comenzó como un proyecto de educación a distancia con los recursos de la época, como la radio, la televisión e incluso el propio Correos para el envío de documentación, se fue perfeccionando con el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, de forma que la UNED lleva muchos años de ventaja en la enseñanza online, una experiencia que se hizo evidente con la llegada de la pandemia del covid-19 y el confinamiento que, a diferencia de la mayoría de las universidades presenciales, no repercutió en su actividad de teleformación. «Nosotros ya dábamos formación presencial y telemática, de forma simultánea. Todas nuestras tutorías en la UNED se ofertan de forma presencial para aquellos alumnos que quieran venir al centro, y al mismo tiempo, por web conferencia. En la pandemia, la UNED ha prestado apoyo a otros centros y a otras universidades con sus herramientas telemáticas». Incluso ya contaban antes de la crisis sanitaria, con una aplicación para hacer exámenes a distancia, desarrollo que ha compartido con otras universidades e incluso con instituciones del Estado, como el Instituto Nacional de Administraciones Públicas, o el Ministerio de Justicia, para el desarrollo de pruebas de acceso a la función pública.

Son pioneros en educación ‘online’ y semipresencial, con 200.000 alumnos matriculados cada año

decoration

Desde que nació en 1972, el perfil del estudiante de formación reglada de la UNED se ha ido modificando en paralelo a los cambios demográficos y sociales. En el caso del centro de referencia en Canarias, la mayor parte de las personas que accedían en los años 70 eran aquellas que no tenían la posibilidad de viajar fuera de Gran Canaria o de la provincia de Las Palmas para acceder a los estudios superiores. «Era un perfil de alumnos muy variado, desde los que venían directamente de bachillerato o COU en aquel momento, hasta aquellos que ya tenían una carrera y querían hacer otra en la UNED», apuntó Rodríguez. Y a esta lista se suman personas que habían abandonado sus estudios en etapas tempranas, y una vez estabilizados profesionalmente, en su etapa madura, decidieron desarrollar unos estudios superiores que en su momento no tuvieron la oportunidad de hacer.

Perfil del alumnado

Ese era el perfil en los años 70 y 80, anterior a la creación de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria en 1989. A partir de ahí, se reduce considerablemente la matrícula de estudiantes más jóvenes, procedente de los instituto, que optan por la Universidad pública presencial, pero en los últimos años, con el desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones, ha vuelto a cambiar el perfil social del estudiantado de la UNED.

«Hemos observado que se ha producido un crecimiento de alumnos entre el colectivo que hoy termina el bachillerato, que está en torno a los 18 o 20 años, porque no olvidemos que hablamos de nativos digitales, para los que el formato UNED se ajusta a sus preferencias de estudiar sin la obligación de la presencialidad, de poder buscar toda la documentación necesaria, descargársela, manejar los libros digitales… Esto ha hecho que tengamos un repunte de este tipo de estudiantes en los últimos cursos».

Una evolución que también se refleja en su oferta, tanto de educación reglada, como cultural y de extensión universitaria que ha crecido en los últimos años de forma exponencial, adecuándose a las necesidades y exigencias sociales, con el fin de seguir acortando distancias y facilitando el camino de la educación superior. Como novedad, el próximo curso 2022/2023, el Centro Asociado de la UNED en Las Palmas de Gran Canaria incorpora dos nuevas titulaciones: el grado de Educación Infantil, que arranca con los dos primeros cursos; y el de Ingeniería de la Energía, con el primer año.

Compartir el artículo

stats