Guillermo García, exdirector de Radio Televisión Canaria (RTVC) entre 2007 y 2015, acepta una condena de cuatro años de inhabilitación para empleo y cargo público al declararse culpable del delito de prevaricación por las irregularidades en la adjudicación de 260 programas a la productora Amanecer Latino. Estos espacios costaron al ente público 2,3 millones de euros. Por el mismo caso, el responsable de esta productora tinerfeña y también periodista, Paco Padrón, acepta una condena de dos años de inhabilitación para empleo y cargo público, según adelantó ayer la Cadena SER y confirmó la delegación en Santa Cruz de Tenerife de la Fiscalía Anticorrupción.

De esta manera se resuelve una de las investigaciones de la operación Gloria por irregularidades en las contrataciones del exresponsable de RTVC, conocido como Willy García durante sus años como locutor de radio. Tanto García como Padrón, que se hicieron amigos durante su larga trayectoria en la radio, pactaron la condena con la Fiscalía y la acusación particular, y se declararon responsables de los hechos por los que se les acusa de prevaricación, delito que consiste en dictar una resolución arbitraria a sabiendas de su injusticia. Anticorrupción pedía cinco años de inhabilitación para cada uno pero ha aceptado la pena de cuatro años para Willy García y dos para Paco Padrón.

García admite las compras ilícitas de 260 programas por las que se le investigaba

Durante las pesquisas se descartaron los delitos de malversación de caudales públicos y tráfico de influencias.

Como consecuencia de este acuerdo, que descarta penas de cárcel, se evita la celebración del juicio, cuya apertura había solicitado la Fiscalía Anticorrupción justo antes del pacto con los dos acusados. Ahora solo falta que la jueza que ha instruido el caso, María de los Ángeles de Lorenzo-Cáceres, titular del Juzgado de Instrucción Número 4 de Santa Cruz de Tenerife, redacte la sentencia de conformidad con los procesados, frente a la que no cabrá recurso alguno.

Informe de la Policía

El Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional abrió la operación Gloria hace ocho años –el 29 de diciembre de 2014– tras recibir una denuncia anónima –luego se sumarían varios anónimos más– que aseguraba que el dinero público que pagó la Radio Televisión Canaria dirigida por Guillermo García por los programas de Amanecer Latino estaba muy por encima de su precio real. El informe de los agentes de la unidad especializada concluyó que RTVC inflaría en 2008 el precio de los 260 programas sobre el deporte canario contratados a la productora.

Inhabilitación para Willy García y Paco Padrón por prevaricación en RTVC

Inhabilitación para Willy García y Paco Padrón por prevaricación en RTVC Daniel Millet

Los policías expusieron que García utilizaría Radio Televisión Canaria para favorecer a Francisco Padrón contratándole los programas por un montante total de 2,3 millones de euros. En concreto, los agentes defendieron que estos espacios, de muy baja calidad y la mayoría ofrecidos a altas horas de la madrugada por el desaparecido canal 2 o algunos ni siquiera emitidos por el ente público, se compraron a un precio que cuadriplicaría su verdadero valor. Además, concluyeron que García lo haría para que Padrón pudiera saldar una deuda de 1,3 millones con la Seguridad Social que había provocado el embargo de las cuentas de la productora Amanecer Latino. En el acuerdo, en cualquier caso, se ha descartado la malversación de caudales públicos.

Tal y como aparece en la documentación oficial, los 260 programas se dividieron en cinco contratos. El primero incluye 52 espacios bajo el título Valores del deporte canario y se firmó el 14 de febrero de 2008, solo dos meses después de la toma de posesión de Guillermo García como director de RTVC. Los otros se rubricaron en los siete meses posteriores: Promesas del deporte canario (52 capítulos de cerca de 30 minutos cada uno), el 17 de marzo; Glorias del deporte canario (52 capítulos), el 1 de abril; Protagonistas del deporte canario (78), el 1 de agosto; y una segunda tanda de Valores del deporte canario (26), el 26 de septiembre.

Guillermo García dirigió la Radio Televisión Canaria durante los años en que fue presidente el nacionalista Paulino Rivero (2007-2015). La operación Gloria generó varias piezas separadas por las contrataciones a otras productoras por parte del ente público en la época de García. Esta pieza relacionada con las adjudicaciones a Amanecer Latino es la primera que se resuelve en los tribunales, a la espera solo de que la jueza emita la sentencia después del acuerdo entre los dos procesados y la Fiscalía Anticorrupción.