Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Homenaje a las diputadas en el 40 aniversario de la Comunidad Autónoma

La mujer en el Parlamento de Canarias: 40 años y solo uno de cada cuatro escaños

La institución regional reconoce el trabajo de las 113 diputadas que a lo largo de diez legislaturas han formado parte del pleno

La diputada María Australia Navarro. | | M.P.

Apenas uno de cada cuatro escaños de las diez legislaturas que ha vivido el Parlamento de Canarias ha estado ocupado por una mujer. Las diputadas han sido solo el 27% del total de los representantes que han pasado por la Cámara regional en cuatro décadas de autogobierno, pero su trabajo ha sido imprescindible para hacer escuchar la voz de la mitad de la población del Archipiélago. Por eso, ayer la institución rindió homenaje a estas 113 diputadas en un acto que contó con la asistencia de muchas de ellas, que valoraron todo lo conseguido pero no olvidaron que todavía queda mucho trabajo por hacer. 

Aunque en el Parlamento provisional surgido en 1978 fueron tres las mujeres que formaron parte del pleno, tras las primeras elecciones en 1983 la presencia femenina se redujo a solo una, María Dolores Pellicer Díaz. La primera mujer en ocupar un escaño tras el inicio de la etapa de autogobierno en Canarias, alertó ayer durante el homenaje de que los derechos ya conquistados no pueden darse por sentado. Insistió en que en los últimos años han prosperado «movimientos nostálgicos de retroceso», entre los que citó el populismo de Trump que amenaza el derecho al aborto en Estados Unidos, que hacen que las mujeres deban «estar alerta» para no dar un paso atrás en el camino recorrido. «Ya pasó en los años 30 cuando se lograron derechos como el divorcio y luego en 40 años de dictadura no podíamos ni firmar nuestras propias cuentas», recalcó.  

La primera diputada alerta del peligro de que «movimientos nostálgicos» hagan retroceder derechos

decoration

Pellicer recordó que en aquella primera legislatura y también en la segunda estuvo «sola» en el Parlamento y «estaba todo por hacer». No solo tuvieron que definir las estructuras de la nueva autonomía sino conformar el armazón legislativo para echarla a andar. 

Varias exdiputadas en el acto de homenaje en el Parlamento. | | MARÍA PISACA

Con el paso de los años, la presencia de las mujeres en el pleno de la Cámara regional se fue haciendo más numerosa pero hubo que esperar hasta 2015, hace apenas siete años, para ver un Parlamento paritario y también a la primera mujer presidenta de la Cámara, Carolina Darias. La actual ministra de Sanidad, que no pudo acudir al acto por motivos de agenda, intervino de forma online para agradecer «a todas las diputadas que abrieron el camino» y facilitaron que ella pudiera convertirse en presidenta, «una responsabilidad que marcó un punto de inflexión en mi vida». 

En el acto, también participó María Australia Navarro, diputada del Partido Popular y la primera mujer que ostentó la presidencia de un grupo en la Cámara regional. «Hemos pasado de la soledad de Pellicer a representar el 43% de los miembros de esta Cámara», recalcó. Un camino que «no ha sido nada fácil», ya que sostuvo que las mujeres «deben tomar muchas más decisiones que un hombre» y que estas no solo la afectan a ella misma sino también a los que están a su alrededor. 

Navarro asumió que a diferencia del sexo masculino «el camino al éxito de una mujer no es en línea recta» sino que está lleno de curvas y muchas paradas. Aseguró que nadie «cuestiona el liderazgo de un hombre» y las mujeres «debemos poner negro sobre blanco» para aceptar responsabilidades y «dejar de ser buenas soldados para llegar a triunfantes generales». 

La diputada regional quiso también apuntar que se debe dejar a un lado «la ideologización de la feminidad», ya que no es más que «otro reproche que nos hacemos unas a las otras». Una postura que aseguró divide a las mujeres mientras que los hombres «nunca le dirán a otro que es un traidor a su sexo». 

Hubo que esperar a la legislatura de 2015 para que existiera paridad en el pleno de la institución

decoration

El camino hasta alcanzar la paridad en el Parlamento de Canarias no ha sido fácil para las diputadas a las que les ha tocado recorrerlo. María Belén Allende fue una de ellas. Diputada entre 1999 y 2013 y en una segunda etapa entre 2015 y 2019, fue la primera mujer en encabezar una lista electoral al Parlamento, en este caso por la Agrupación Herreña Independiente (AHI). «En la quinta legislatura solo había 18 mujeres y en la mesa dos secretarias». Recordó que los grupos parlamentarios consideraban «que había materias solo para hombres» y por eso la presencia femenina en comisiones como la de Hacienda u Obras Públicas era muy minoritaria. «Era una época en la que los partidos defendían que tenían a muchas mujeres...sí en cargos intermedios», recalcó. 

Entrega del reconocimiento a María del Mar Julios. | | M.P.

Allende fue impulsora de la proposición de ley que permitió llevar la paridad de sexos a la Ley Electoral nacional, para que la presencia de mujeres en las listas no dependiera de la decisión de las formaciones políticas. «Algo que nos llevó a lo que hoy conocemos, los partidos lo aplican y permite que cada uno de los géneros no sea inferior al 40% ni superior al 60%», destacó. 

En el acto intervino también Melody Mendoza, diputada por la Agrupación Socialista Gomera (ASG) y la mujer más joven en ocupar un escaño en la Cámara regional. «Estoy convencida de que sin la presencia de diputadas en este Parlamento muchas de las realidades de las mujeres no tendrían visibilidad», asumió. Algo que no tendría sentido ya que el objetivo del Parlamento es legislar en base a las realidades de toda la población canaria y no solo de la mitad.

Carmen Hernández, diputada por Nueva Canarias (NC) en la Cámara regional, resaltó que la «incorporación de la mujer a la política es la única opción de desarrollar todo su potencial». Bajo su punto de vista, todas y cada una de las mujeres que han ocupado un escaño en el pleno han intentado dejar su impronta y ayudar a «escribir la historia de la vida política en las Islas». Pero en este camino, aseguró que las mujeres deben contar también con los hombres. «Los avances deben hacerse en la misma senda, con los mismos objetivos, como verdaderos asociados». 

El acto supuso el reencuentro de varias generaciones de diputadas que ayer pudieron compartir recuerdos y experiencias. El presidente del Parlamento, Gustavo Matos, aseveró que las parlamentarias han tenido que enfrentarse a «innumerables dificultades para abrirse camino en una sociedad que hasta hace poco tiempo las relegaba». 

Matos reivindicó el «papel fundamental» que han desempeñado y siguen desempeñando todas las diputadas en la institución, más aún en unos tiempos en los que hay quienes «pretenden poner en jaque derechos conquistados durante años». Por lo que «nuevamente, ni un paso atrás», ya que las mujeres son «agentes fundamentales en la construcción del presente y futuro de Canarias» y el legado de las que precedieron a las que ahora mismo ostentan el cargo «quedará para las generaciones posteriores». 

Compartir el artículo

stats