Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Carlos Francisco se sitúa al frente del CES sin el consenso sindical

CCOO y UGT se abstendrán en la votación para elegir al nuevo presidente. Renovación del organismo con dos años de retraso

José Carlos Francisco. Andrés Gutiérrez

El Consejo Económico y Social (CES) se constituye hoy después de un proceso de interinidad en el que ha estado inmerso dos años desde que su anterior presidente, Blas Trujillo, fuera designado consejero de Sanidad. El sustituto de Trujillo es el expresidente de la patronal de la provincia tinerfeña José Carlos Francisco que, por contra, no logrará el consenso habitual que caracteriza a este órgano. Los sindicatos UGT y CCOO han anunciado que se abstendrán en la votación al considerar que la candidatura de Francisco es una imposición de las patronales canarias que ha asumido el Gobierno regional, echando por tierra otros nombres que se habían puesto sobre la mesa con anterioridad.

El presidente del Gobierno regional, Ángel Víctor Torres, ha convocado para hoy la sesión constitutiva del CES en la que tomarán posesión sus 20 miembros. Por parte de las organizaciones empresariales estarán José Cristóbal García, Vicente Marrero, Laura Dapresa, José Carlos Francisco, Raquel Malo y Ángel Delgado; por los dos sindicatos mayoritarios Inocencio González, María del Carmen Marrero, Sergio Melián, Manuel Navarro, Rosa Mirna Ortega y Patricia Trujillo. Por las Cámaras de Comercio han sido designados Mauro Fernández Felipe, Manuel Santana León, José Torres Fuentes y Antonio Rodríguez Marichal. Por las organizaciones de consumidores y usuarios Manuel Ramos Martín y Pedro Bethencourt Guerra, mientras que a elección directa del Gobierno entre expertos de reconocido prestigio se han nombrado a María del Cristo Dorta López y Manuel Pérez Artiles.

El primer nombre que salió a la palestra fue el de Carlos Sierra, propuesto por UGT y que contaba con la simpatía del ala socialista del Ejecutivo. Ante la falta de una mayoría se propuso desde los ámbitos del Gobierno a Gloria Rojas, catedrática de Derecho del Trabajo por la Universidad de La Laguna, que contó desde el principio con la conformidad de las organizaciones sindicales y parecía que también de los empresarios.

El pulso entre las patronales y los sindicatos ha marcado el periodo de interinidad

decoration

Sin embargo, las patronales barajaron otros nombres como el de Vicente Marrero, pero ante la evidencia de que el presidente tenía que ser de la provincia occidental unificaron su propuesta en la de José Carlos Francisco, que acaba de finalizar su mandato al frente de la CEOE-Tenerife. CCOO ha anunciado la abstención mientras que UGT esperará a última hora para decidir el sentido de su voto, pero todo hace pensar que también se abstendrá. No obstante, hay voces dentro del sindicato que promueven el voto negativo, algo inusual en el CES.

«Tarde y mal»

En este sentido, el secretario general de UGT Canarias, Manuel Navarro, critica el proceso para la conformación del CES: «Se ha hecho tarde y mal» y reprochó que no se haya contado con las centrales sindicales para consensuar la designación de José Carlos Francisco. El dirigente sindical no termina de entender el motivo por el que se retiró el respaldo a Gloria Rojas y espera que el CES continúe siendo un órgano consultivo en el que los dictámenes e informes se aprueban por consenso. Navarro no cuestiona la legitimidad de Francisco si es elegido por la mayoría necesaria y la central sindical «seguirá trabajando como siempre en el CES».

Pese a que en un primer momento UGT quería una de las vicepresidencias que le corresponden a los sindicatos por la normativa que regula el CES, finalmente será para CCOO ya que le corresponde porque en los últimos años ha estado en manos de los ugetistas. Por las organizaciones empresariales el vicepresidente será Vicente Marrero a propuesta de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE). De esta forma el hasta ahora presidente en funciones del CES, José Cristóbal García, dejará el órgano tras dos años cubriendo la vacante dejada por Blas Trujillo, periodo en el que órgano consultivo ha continuado ejerciendo su labor con los dictámenes que le ha encargado el Ejecutivo y con los informes propios del Consejo.

No es la primera vez que el CES se mantiene en interinidad durante un largo periodo de tiempo, una vez que finaliza el mandato de cuatro años estipulado para los consejeros. Antes de la llegada de Blas Trujillo a la presidencia del organismo el fallecido Fernando Redondo ocupó la presidencia nada menos que casi siete años con el mandato agotado porque el Ejecutivo bloqueó la renovación de los miembros y la crisis económica pasó factura al órgano, cuyo presupuesto lo dejó prácticamente con un funcionamiento bajo mínimos. En ese momento el Gobierno de Coalición Canaria quiso poner como presidente a José Carlos Naranjo Sintes pero las patronales se negaron y finalmente promovieron a Blas Trujillo que, pese a ser socialista, contó con el respaldo del Ejecutivo.

Compartir el artículo

stats