Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Misión de la OTAN | Regreso del cazaminas ‘canario’ desplegado en el Mediterráneo

‘Los meteoros’, a ritmo de pasodoble

El cazaminas ‘Meteoro’ regresa a Gran Canaria tras seis meses desplegado en una misión de la OTAN en el Mediterráneo || La guerra truncó su labor en el Mar Negro

El cazaminas ‘Meteoro’ regresa a Gran Canaria

El cazaminas ‘Meteoro’ regresa a Gran Canaria Isabel Durán

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El cazaminas ‘Meteoro’ regresa a Gran Canaria Isabel Durán

Los ecos de los bocinazos del Meteoro se expanden por Las Palmas de Gran Canaria anunciando su regreso a la Base Naval capitalina, tras seis meses de misión con la OTAN en el Mediterráneo. Desde el Arsenal, otras embarcaciones se suman al recibimiento con una sonora pitada, mientras, a pie de muelle, los familiares esperan emocionados el desembarco de la tripulación. A medida que el cazaminas de la Armada Española concluye la maniobra de atraque puede escucharse en su interior los acordes de los pasodobles Islas Canarias y Qué viva España. En la cubierta, los miembros de la dotación -los meteoros como ellos mismos se denominan- se esmeran en localizar a sus seres queridos, quienes portan globos y pancartas con mensajes de bienvenida.

“La niña del casco rojo es mi nieta”, expresa con alegría María Teresa al localizar a Inmaculada Valido en la popa del barco. A pocos metros, la familia Prieto despliega un enorme cartel adornado con las banderas de Canarias y Galicia, en el que se puede leer en unas coloridas letras: “Bienvenido, papá. Te queremos”. Cristina Núñez explica que “la ausencia es dura”, porque no es fácil llevar sola la casa y los niños durante casi medio año. “Estamos muy contentos de que vuelva y ahora el plan es irnos juntos de vacaciones”, apunta la mujer del cabo primero Prieto, quien camina por la cubierta del buque mientras controla que la maniobra de aproximación culmina con éxito y saluda a sus hijos, Alejandra, Israel y Daniel, quienes sostienen la pancarta.

Al desplegarse la pasarela del barco estalla la emoción. La tripulación comienza el desembarco y los gritos de alegría resuenan en el Arsenal. Familias enteras se funden en abrazos y besos interminables. Valido achucha a su abuela mientras reconoce que es la persona a la que más ha echado de menos. “Ha sido una experiencia dura, porque se trabaja mucho, pero muy bonita”, reconoce la joven artillera del servicio de operaciones y sistemas del cazaminas, nada más llegar de su primera misión internacional.

La dotación del buque está formada por medio centenar de personas, 15 de ellas canarias

decoration

Sereno y con una sonrisa de satisfacción por el deber cumplido, el comandante del Buque de Acción Marítima (BAM) Meteoro, Carlos Segura, observa los felices reencuentros del que ha sido su equipo desde enero. Antes de desembarcar, el comandante dio las gracias por el buen desempeño de sus labores a la tripulación, formada por medio centenar de personas, 15 de ellas canarias. Además, les pidió que disfrutaran del tiempo de descanso junto a sus seres queridos, pero también les reconoció la tristeza por separarse de “la familia que han formado a bordo”. Segura explica que la dotación del barco, con una edad media de 30 años, es muy experimentada y que los más veteranos han dado ánimos y consejos a los jóvenes.

21

El BAM 'Meteoro' vuelve a casa Andrés Cruz

El Meteoro ha sido el buque de mando de la Agrupación Permanente de Medidas Contraminas número 2 de la OTAN durante los últimos seis meses. En sus 166 días de misión, recorrió una distancia total de 16.601 millas -dar la vuelta al mundo son 25.000 millas- y ha pasado por ciudades como Souda (Grecia), Aksaz y Antalya (Turquía), Génova y Tarento (Italia), Dubrovnik (Croacia) o Argel (Argelia).

La guerra cambió su ruta

Aunque en la hoja de ruta inicial estaba contemplado que realizara sus labores como cazaminas en el Mediterráneo y el Mar Negro, el estallido de la guerra de Ucrania truncó los planes y tuvieron que reconfigurar el calendario. El 24 de febrero, cuando los primeros misiles rusos cayeron sobre las ciudades ucranianas, la OTAN estructuró un nuevo itinerario para el Meteoro. “Nosotros estamos preparados para ir a donde se nos ordene, hubiésemos estado listos para actuar en cualquier escenario”, señala Segura, quien añade que su máximo afán es tener la dotación alistada en todo momento y con las mayores capacidades.

Estar en alerta y cerca de una zona en conflicto supone un motivo de preocupación extra para los familiares. “Gran parte del éxito de la misión se la debemos a nuestros maridos y mujeres, que nos esperan en casa y que sufren la incertidumbre de saber dónde y cómo estamos”, subraya el comandante.

La labor del Meteoro ha sido coordinar y dar apoyo a otros seis buques de la OTAN que detectan, localizan, identifican y neutralizan minas marinas que pueden suponer una amenaza para la navegación. En estos seis meses descubrieron y anularon una veintena de minas reales, que pueden ser incluso de la II Guerra Mundial, además de las que localizaron dentro de las maniobras de adiestramiento, que no contenían carga. También el buque ‘canario’ dio soporte a los barcos cazaminas para suministrarles combustible o agua en altamar y brindar protección a su armamento, en caso de que sufrieran alguna amenaza.

El comandante Carlos Segura señala que estaban listos «para actuar en cualquier escenario»

decoration

Los días dentro del Meteoro, explica Segura, son siempre diferentes. “El trabajo del día a día no te permite pensar y en la mar eso es lo mejor”, subraya el comandante. La tripulación mata los ratos libres hablando con sus familias, paseando por la cubierta o entrenando en el gimnasio, pero los mejores momentos siempre son las competiciones que organizan “de todo lo que se puede”, desde ajedrez a videojuegos.

Lo que pasa en el ‘Meteoro’...

Segura confiesa que al pasar tanto tiempo juntos han vivido incontables anécdotas que se niega a revelar, porque han disfrutado mucho y ha habido mucha camaradería, pero “lo que pasa en el Meteoro se queda en el Meteoro”. Aunque han estado lejos de casa, han seguido muy de cerca la actualidad deportiva del país. “Vivimos victorias nacionales como las del Real Madrid o Rafa Nadal, pero también sufrimos la pena de ver que ningún equipo canario subía a primera división”, relata el comandante.

Si había algo común en cada jornada, ese era el momento de la Oración del ocaso. Mientras el sol se pone, toda la tripulación recita al unísono una breve plegaria que comienza diciendo: "Tú que dispones de viento y mar, haces la calma la tempestad...". Entonces, para ellos, comienza la noche.

Durante los 166 días que duró su misión, el barco recorrió una distancia total de 16.601 millas

decoration

La tripulación del barco recibió la visita de la ministra de Defensa, Margarita Robles, durante su paso por la ciudad griega de Souda. “Para nosotros es un estímulo saber que la ministra viene a conocer nuestro trabajo en persona y que nos dirija unas palabras”, afirmó Segura, quien destacó que recibió en varias ocasiones la llamada de Robles para transmitir un mensaje de ánimo a toda la dotación.

“Somos un equipo muy unido y cohesionado”, admite con satisfacción el comandante, quien detalla que con una tripulación tan reducida es normal que todos estén acostumbrados a realizar todas las labores. No obstante, hay cinco servicios especializados que desempeñan las labores de control del buque -navegación, comunicación y otras-; otro se encarga de las operaciones y monitoriza los radares; otro es responsable de las máquinas y otro del aprovisionamiento. Además, llevan a bordo un pequeño equipo sanitario, que en esta misión no ha tenido que intervenir ante ningún caso de covid entre la dotación, gracias a las fuertes medidas de seguridad que han impuesto para lograr crear una burbuja libre del virus.

El equipo del Meteoro disfrutará ahora de dos meses de descanso. A su regreso, en septiembre, volverán a sus tareas habituales, que consisten en la vigilancia de las aguas canarias.

Compartir el artículo

stats