Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria| Principio de solidaridad

España busca pactar en la UE el reparto de migrantes durante su presidencia

Madrid trata de cerrar en el segundo semestre de 2023 un acuerdo que deje claro que «compartir la carga de forma equitativa» es esencial para la Unión

6

Llegada de migrantes a Gran Canaria (25/07/22) BORJA SUÁREZ / REUTERS

España, y particularmente Canarias, es parte de la frontera sur de la Unión Europea en materia de inmigración. Por eso quiere aprovechar la presidencia de turno de la Unión Europea del segundo semestre del próximo año para intentar cerrar un pacto migratorio que incluya no solo la protección de las fronteras, sino también el reparto de los migrantes que lleguen territorio común, según explican fuentes del Gobierno.

No se partirá de cero. Se usará el marco de un documento enviado previamente a Bruselas por España, Italia, Grecia y Malta en el que se pide a la UE que sea más «solidaria» y haya un «reparto de la carga» justo en temas de inmigración irregular. La tesis de Madrid y el resto de capitales del sur es que no puede permitirse que los inmigrantes sean responsabilidad exclusiva del país de llegada. Debe ser compartida con el resto de socios. Es la misma tesis que Canarias esgrime ante el resto de comunidades autónomas para reclamar, también, un reparto solidario de los menores no acompañados que llegan a las costas isleñas y que quedan bajo tutela del la Comunidad Autónoma. Alrededor de 2.600 en estos momentos; apenas 200 han sido acogidos por otras regiones desde 2019.

Los cuatro países mencionados mandaron a Bruselas un non-paper (en terminología diplomática, una carta dirigida a una institución) para que se corrigieran esos aspectos de la propuesta para un nuevo Pacto de Migración y Asilo de la UE.

«Desequilibrios»

Hay, dicen, «desequilibrios» en los «elementos propuestos de solidaridad y responsabilidad» por la UE. Necesitan ser corregidos «para que quede claro que compartir la carga de forma equitativa es un factor esencial para una auténtica política europea de migración y asilo», dice el referido non-paper hecho público durante la cumbre bilateral España-Italia de Mallorca en noviembre de 2020.

Entre el 1 de julio del próximo año y hasta el 31 de diciembre, España ostentará la presidencia rotatoria de la UE. Ahora está en manos del checo Petr Fiala que pasará el testigo en enero a la sueca Magdalena Andersson. Estas presidencias, en realidad, son un proyecto compartido con otros dos países, que forman los llamados ‘tríos’. A España le tocará con Bélgica y Hungría.

Este último país, cuyo ejecutivo lidera el ultraconservador Viktor Orbán, tiene una posición dura contra la inmigración. Ha decidido fortificar el país con nuevas vallas en el tramo fronterizo con Croacia y aumentar la altura de las existentes con Serbia.

La capital grancanaria acogerá una de las reuniones del Consejo de Europa

decoration

Para España (y otros países del Mediterráneo), las reglas propuestas por la UE son «muy estrictas en cuanto a las responsabilidades de los países de primera entrada», tanto en las llegadas por tierra a las fronteras de Ceuta y Melilla como en las de embarcaciones a las costas de Canarias o Andalucía.

Sin embargo, una vez dentro, «los mecanismos de solidaridad» entre países son «vagos y complejos» en cuanto a «reubicación, vuelta o apoyo operativo». Por ello, pide que se use como herramienta de solidaridad primordial la «reubicación obligatoria».

España reclama un compromiso «más allá del monetario» con los terceros países de la vecindad sur: darles la equipación para que puedan evitar la salida de irregulares y construir con ellos relaciones «basadas en la confianza».

‘Agente honesto’

En ese sentido, el pasado 8 de julio, la Unión Europea y Marruecos acordaron un «nuevo partenariado» sobre migración. Van a impulsar nuevos mecanismos de cooperación para la lucha contra el tráfico de personas, según Bruselas: apoyo europeo a la gestión de fronteras, refuerzo de la cooperación policial y mejora de los «retornos» y «readmisiones» de los migrantes. El acuerdo se produjo tras la visita a Rabat de la comisaria de Interior de la Unión Europea, la sueca Ylva Johansson, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quienes se reunieron con el titular de Interior marroquí, Abdelouafi Laftit, apenas dos semanas después del salto masivo a la valla de Melilla en el que murieron 37 personas, según las ONG.

El mismo sentido de ‘apuntalar’ la labor los vecinos africanos tuvo las visitas la pasada semana del ministro de Interior español, José Manuel Albares, a Senegal y Mauritania, países «socios de primer orden», señaló el diplomático.

Durante la presidencia rotatoria, cada país establece un puñado de asuntos en los que pondrá el énfasis. La actual, por ejemplo, está centrada en la gestión de la crisis de los refugiados de Ucrania, en la seguridad energética en medio del pulso gasístico de Vladímir Putin a Europa y en el refuerzo de las capacidades de defensa y la seguridad del ciberespacio.

Se desconoce todavía cuáles serán los otros puntos clave de la presidencia española, además del de la migración al que apuntan fuentes del Gobierno. El país que preside no tiene derechos extraordinarios en la toma de decisiones, pero organiza la agenda y las preferencias a abordar, todo bajo la condición de ser un ‘agente honesto’ (honest broker).

España presidirá las sesiones en todos los niveles del Consejo que se producirán en el segundo semestre del próximo año. Y estas se van a celebrar en 25 ciudades de todas las Comunidades Autónomas, según la lista ya aprobada por el comité que organiza la presidencia europea: Albacete, Barcelona, Bilbao, Cáceres, Cádiz, Córdoba, Gijón, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, León, Logroño, Madrid, Murcia, Palma de Mallorca, Pamplona, San Sebastián, Santander, Santiago de Compostela, Sevilla, Tarragona, Toledo, Valencia, Valladolid, Vigo y Zaragoza.

105 llegados en dos días

Salvamento Marítimo rescató a 105 migrantes desde la noche del domingo hasta la mañana de ayer a bordo de dos embarcaciones. Los primeros 53 fueron localizados a bordo de una neumática en aguas próximas a la isla de Gran Canaria en torno a las 20.37 horas; a las 23.30 horas desembarcaban en el muelle de Arguineguín. Los segundos, fueron detectados por el SIVE sobre las 11.35 horas de ayer, cuando la patera en la que iban se encontraba a unos 31,5 kilómetros al noreste de la capital lanzaroteña. A los ocupantes de la embarcación -38 hombres adultos, tres mujeres y un niño que habían partido el domingo desde las costas de Tan Tan, en Marruecos-, se les trasladó al puerto de La Cebolla. | LP/DLP

Compartir el artículo

stats