Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rivalidad entre islas | Candidaturas

Resucita la pugna insular por las sedes

Las instituciones se lanzan a una carrera para ver quién acoge las instalaciones de la Agencia Europea del Turismo, el Centro Vulcanológico y la Agencia Espacial

Imagen de una parte de la Estación Espacial de Maspalomas, en el sur de Gran Canaria. | | LP/DLP

¿Pleito insular? ¿Rivalidad? ¿Competitividad sana? El furor que ha despertado la posibilidad de que Canarias se convierta en sede de un organismo nacional o internacional puede terminar convirtiéndose en un enfrentamiento político entre islas e instituciones que dé al traste con las expectativas que se han generado. Que el Archipiélago pueda albergar la Agencia Europea del Turismo, el Centro Vulcanológico Nacional o la Agencia Espacial Española ha abierto la espita de la rivalidad entre islas y los partidos e instituciones han entrado en una carrera para ver quién se lleva el gato al agua, sin que aún se sepa a ciencia cierta si estas candidaturas podrán consolidarse o no.

El año pasado por estas fechas con motivo de las vacaciones del presidente Pedro Sánchez en Lanzarote se anunció a bombo y platillo el apoyo del Gobierno español a la candidatura de Canarias como sede de la Agencia Europea del Turismo. Justo un año después y también con Sánchez de asueto en La Mareta se anuncia para las Islas la sede del Centro Vulcanológico español con la erupción del volcán de Cumbre Vieja todavía reciente. Nada más conocerse la opción de albergar a estos dos organismos públicos se ha abierto la veda de la disputa insular.

Para la Agencia Europea del Turismo hasta cinco islas han puesto su candidatura sobre la mesa –Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote, Fuerteventura y La Gomera–, además del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. Esta pugna ha explotado cuando ni siquiera hay presupuesto y estructura de este nuevo órgano comunitario, cuyo objetivo es unificar la política turística de la Unión Europea tras la sacudida que hubo en el sector como consecuencia de la crisis del coronavirus. Todas las islas tienen sus razones de peso para justificar que la Agencia vaya en su territorio pero el hecho es que Canarias, igual que España como país, tendrá que defender su opción ante otros países como Francia, la otra gran potencia turística de la UE.

La pelea por albergar el máximo órgano de la política turística comunitaria resucita no solo la pugna entre las dos islas capitalinas, un clásico del pleito insular, sino también la petición de las islas no capitalinas de que Gran Canaria y Tenerife no sean las que concentren todo el poder político y económico. A semejanza de lo que pretende el Gobierno central de descentralizar organismos y entidades fuera de Madrid, Lanzarote, Fuerteventura o La Gomera esgrimen sus derechos para acoger una entidad pública de estas característica debido a su peso turístico en la región. En este debate también se han pronunciado los empresarios del sector y las patronales, que defienden a sus respectivas islas frente a las demás.

Con el anuncio por parte del presidente del Gobierno regional, Ángel Víctor Torres, de que Canarias será la sede del Centro Vulcanológico nacional, la respuesta ha sido automática por parte del Cabildo de Tenerife, que se ha arrogado este organismo sin que aún el Gobierno haya debatido ni decidido nada. Pero los partidos y las instituciones de La Palma no han tardado en reaccionar para reclamar este centro sobre todo porque la reciente erupción volcánica es una fuente de experimentación de primer orden para los expertos y vulcanólogos. Será una papeleta difícil para el Ejecutivo regional determinar una elección que, sea cual sea, traerá polémica tanto por motivos políticos como económicos, igual que lo será la Agencia Europea del Turismo.

A esta carrera hay que sumar la opción presentada por el Gobierno regional de acoger la sede de la futura Agencia Espacial Española. Aquí Canarias rivaliza con candidaturas potentes como la de Teruel, Sevilla, Madrid y otras localidades. El Estado tiene previsto decidir la ubicación de este nuevo organismo el próximo año y ha sido Gran Canaria la isla que ya se ha colocado en el primer puesto de salida al contar con la Estación Espacial de Maspalomas, entidad que ha trabajado con la NASA o con la Agencia Espacial Europea. Partidos políticos de Tenerife también han pedido que la isla puje por esta nueva entidad, que manejará un presupuesto de unos 4.500 millones de euros. Así como Involcan, el instituto vulcanológico creado por el Cabildo de Tenerife, ha puesto sobre la mesa argumentos científicos para que la isla tenga la sede del Centro Vulcanológico, también la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) ha expuesto los hitos que defiende para que Gran Canaria albergue la Agencia Espacial.

Presidencia de la UE

La rivalidad insular se disparó recientemente cuando Moncloa dio a conocer las ciudades españolas que albergará actos de primer nivel durante el segundo semestre de 2023 cuando España ocupe la presidencia de la UE. Madrid puso en el listado a Las Palmas de Gran Canaria y de inmediato el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, gobernado por Coalición Canaria, salió a recordar que Canarias tiene una capitalidad compartida. La tormenta política desatada fue zanjada de inmediato por el presidente Torres anunciando que la capital tinerfeña también acogerá un encuentro de alto nivel de las regiones ultraperiféricas (RUP) en el que, incluso, podrían estar los presidentes de los tres países que cuentan con regiones alejadas, es decir, España, Francia y Portugal. ¿Anuncio para apaciguar los ánimos aunque la agenda no esté cerrada? El tiempo lo dirá...

A la vuelta de las vacaciones el Gobierno de Torres tendrá que sopesar lo que se le viene encima por esta pugna insular. Es la Comunidad Autónoma la que tiene que proponer al Estado el lugar elegido para estas sedes, ya que algunas de ellas son competencia estatal, con el fin de disponer de los fondos y proyectos para acometer las infraestructuras necesarias.

Donde parece que no habrá pelea es por la candidatura presentada para acoger a algunos de los partidos del Mundial de Fútbol de 2030, ya que el Estadio de Gran Canaria es el único en las Islas que puede ajustarse a las exigencias de la organización. Sin embargo, para que Gran Canaria vea partidos de primer nivel tendrá primero que decidirse que España y Portugal organizarán el Mundial de 2030 ya que tienen como rival a los países del cono sur de Sudamérica.

La primera cita de alcance internacional se celebrará el próximo mes de diciembre en la capital grancanaria y en Maspalomas, localidades donde se celebrará la Conferencia Ministerial del Comité de Política de Economía Digital de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que incluye a 38 países.

Compartir el artículo

stats