Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Domínguez sigue la senda de Feijóo para una futura alianza con CC en Canarias

El PP canario coloca su ‘línea roja’ de pactos en Podemos de cara a las elecciones pero tampoco firmará «cheques en blanco»

Manuel Domínguez, con varios de los representantes canarios del PP en las Cortes, en la sede de Génova. Juan Carlos Hidalgo

El presidente del PP de Canarias, Manuel Domínguez, secundó hoy la iniciativa del líder nacional de su partido, Alberto Núñez Feijóo, y apuesta por un acercamiento estratégico a todos los niveles con CC para buscar una alianza política para gobernar en Canarias, alternativa al pacto de la flores que gobierna en las Islas. Domínguez avala la reunión mantenida la semana pasada entre Feijóo y el líder de CC, Fernando Clavijo, que conocía de antemano, y considera que el centro derecha canario tiene muchas posibilidades de desbancar a los partidos actualmente gobernantes, PSOE, NC (actualmente NC-Bloque Canarista), Podemos y ASG.

Este acercamiento de Feijóo con CC, con el objetivo de forjar una colaboración futura en el Congreso para la próxima legislatura si el líder popular tiene opción de gobernar en minoría con apoyos externos del centro derecha estatal en el que se incluiría el nacionalismo vasco del PP junto al canarios, tendría por tanto su réplica en las Islas.

Sin embargo, el dirigente tinerfeño no quiere atarse de pies y manos para posibles pactos electorales en las Islas cuando aún faltan ocho meses para las elecciones autonómicas, locales e insulares, en mayo del próximo año, y aclara que la única «línea roja» para las futuras alianzas de su partido la pone en Podemos Canarias, dejando abierta la posibilidad de servirse de Vox, el partido de ultraderecha liderado por Santiago Abascal, si los números no le dan al centro derecha para gobernar. En todo caso, asegura desconocer el programa político y a los propios dirigentes de Vox en las Islas, y que no tiene elementos de juicio para valorar en qué medida el PP estaría dispuesto a incluir a esta formación en la ecuación.

Domínguez, con todo, admite tener «sumamente complicado» saber si Vox estaría del otro lado de su línea roja de pactos «porque no sé lo que quieren para Canarias y cuando alguien de ese partido me explique eso veremos si tenemos oportunidad o no e llegar a algún tipo de acuerdo con ellos». «Todos aquellos que conjuguen con lo que piensa el PP para el bien de los canarios tendrá nuestra puerta abierta para negociar», insistió el dirigente.

«El PP de Canarias no va a poner líneas rojas para pactos globales o pactos parciales para formar gobiernos en las instituciones de Canarias, salvo lógicamente aquellos que están en nuestras antípodas políticas como es el caso de Podemos», subrayó hoy Domínguez tras entrevistarse, junto a varios diputados y senadores canarios, con Feijóo en la sede nacional del partido, en Madrid. Domínguez centró parte de su mensaje en poner en cuestión el hecho de que los actuales ejecutivos canario y central tengan como socio a un partido que apuesta por «un cambio de modelo económico”», algo que, según él, «significa que hay que cambiar con el turismo», y más aún cuando quieren imponer una tasa turística.

Domínguez advierte no obstante que cualquier posible acuerdo con CC u otras formaciones de las Islas no supondría «firmar un cheque en blanco» que supedite el programa del PP a la hoja de ruta nacionalista en cualquiera de los ámbitos, el territorial, el económico, o el de relaciones con el Estado si Feijóo lograra a su vez alcanzar La Moncloa y gobernar. «Vamos a hablar de programas, de aspectos importantes para la economía canaria y que van a ayudar a desarrollar la mejor política social que no es otra que la creación de puesto de trabajo».

El líder de los populares canarios también parece tener claro que va a secundar la ofensiva de los dirigentes territoriales de su partido en relación con la bajada de impuestos y poner en cuestión algunos de ellos, como ha sido el caso de la eliminación del impuesto de patrimonio en Andalucía por el presidente de esa comunidad, José Manuel Moreno Bonilla. En todo caso, Domínguez aseguró que, de gobernar el PP en Canarias y ser el presidente de la comunidad, apostaría por rebajar ese tributo, no bonificarlo al 100% como ha hecho el presidente andaluz o mantiene en vigor Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid.

La intención del andaluz como la de en su momento de la líder madrileña de los populares, es atraer inversión y propiciar el cambio de domicilio de las grandes empresas. ¿Lo ha logrado Ayuso? Un informe del Laboratorio de Análisis de Políticas Públicas elaborado en 2020 calcula que Madrid había ganado 103.035 contribuyentes procedentes de otras comunidades entre 2009-2018, coincidiendo con el periodo de rebajas fiscales más intensas en la comunidad madrileña. Moreno Bonilla pretende que 7.200 empresarios y rentas de alto poder adquisitivo elijan censarse en Andalucía y compensar los 93,34 millones de euros que su comunidad dejará de ingresar con la reforma fiscal.

Manuel Domínguez sí eliminaría, al contrario que el impuesto de patrimonio, el de sucesiones. «El impuesto de sucesiones, el de patrimonio y el IGIC merecen en Canarias un trato distinto al que se está planteando», afirmó antes de recordar que el PP ya logró en 2018, gobernando CC, rebajar el IGIC al 6,5, así como una imposición cero para este tributo en el recibo de la luz, algo que, rememoró, volvió a incrementar el actual Ejecutivo regional. «El PP lo que hará será un plan de alivio fiscal donde habrá algunas bajas impositivas temporales, y otras permanentes», afirmó antes de aclarar que el impuesto de sucesiones desaparecería porque «es injusto, llama a la irregularidad y queremos que el sacrificio de nuestros padres y abuelos sea recibido sin la necesidad de endeudarse o abandonar la herencia porque no se tiene capacidad para pagarlo».

En relación con el impuesto de patrimonio –actualmente con un mínimo exento en Canarias de 700.000 euros y se mueve entre el 0,2 y el 2,5% en su tramo más alto a partir de 167.129 euros de la base liquidable–, señaló que no puede avanzar en cuánto lo reduciría porque «habría que ver los números y las cuentas porque ahora mismo no me fío de los datos que da el Gobierno de Canarias».

En el cuatripartito canario siguen instalados en el «no» a la una bajada generalizada de impuestos. La afirmación la viene haciendo cada vez que desde que los partidos de la oposición demandan una rebaja fiscal para hacer frente a las consecuencias del covid y la inflación en los bolsillos de familias y cuanta de resultados de los negocios. Hoy el consejo de Hacienda, Román Rodríguez, volvía insistir en el parlamento en que solo se plantean establecer en los próximos presupuestos ayudas directas y bajadas selectivas. 

Compartir el artículo

stats