Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presupuestos generales del Estado 2023 | Las inversiones directas en Canarias

Sánchez contenta a Cataluña y las Islas suben con las transferencias

Canarias recibirá menos de tres de cada cien euros de la inversión directa del Estado pero lo compensa con el dinero transferido

Pedro Sánchez antes del inicio de la sesión de control al Gobierno esta mañana. David Castro

Canarias no es destino preferente para la inversión –directa– del Estado. Ni lo ha sido nunca ni lo será en 2023. Las Islas vuelven a estar en la zona media-baja del ranking y tendrán que conformarse con algo menos del 3% de los fondos que la Administración estatal invierta el próximo año a lo largo y ancho del país. Dicho de otro modo: de cada cien euros que el Estado invierta en 2023 –básicamente en obra pública–, Canarias recibirá dos euros y 90 céntimos. Eso sí, hay que puntualizar –y no se trata precisamente de una cuestión menor– que el Archipiélago tiene una particularidad a la hora de calcular el verdadero montante de la inversión estatal. No en vano, la región recibe cantidades muy superiores a la media vía transferencias de capital, que es el capítulo de gasto en que se consignan los dineros para inversiones que los Ministerios, organismos autónomos, empresas públicas y demás entidades dependientes no van a ejecutar de forma directa. En definitiva, ahí está el dinero que el Estado envía para que sea el Gobierno de Canarias, los cabildos o los ayuntamientos los que ejecuten las inversiones. Dicho esto, no es menos cierto que no hay ninguna ley escrita que obligue al Gobierno de turno a reducir las inversiones reales en la medida en que incremente las transferencias de capital, pero, grosso modo, esto es lo que viene ocurriendo en el caso de Canarias.

El ‘ranking’ del gasto directo no tiene en cuenta el alto peso de la inversión por la vía del capítulo VII

decoration

Sea como sea, la distribución territorial de la inversión del Estado –la inversión directa, esa que se consigna en el capítulo VI de los presupuestos generales– deja una lectura política evidente: Pedro Sánchez ha querido contentar a sus socios catalanes. Cataluña, que en los presupuestos iniciales para 2022 es la segunda Comunidad Autónoma que más inversión tiene consignada a su favor –solo por detrás de Andalucía–, repite posición en las cuentas presentadas ayer por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. La región mediterránea cuenta con partidas de inversión por un montante de casi 2.309 millones de euros, con lo que recorta distancias con Andalucía hasta prácticamente igualarla. La comunidad del sur peninsular recibirá inversión del Estado en 2023 por un total de unos 2.319 millones. Cada una se hace así con un 17,2% de la tarta de la inversión directa, es decir, que entre las dos acaparan la friolera del 34,4% de todo el gasto previsto en el capítulo VI. Así que de cada cien euros que el Gobierno de Sánchez invertirá a lo largo del próximo ejercicio, hasta 34 euros y 40 céntimos tendrán como destino Cataluña o Andalucía.

Sánchez contenta a Cataluña y las Islas suben con las transferencias

Sánchez contenta a Cataluña y las Islas suben con las transferencias M. Á. M.

Para hacerse una idea del importante volumen de fondos destinado a esas dos comunidades –con especial relevancia política en el caso de Cataluña por cuanto Sánchez ha necesitado del apoyo de los secesionistas de Esquerra para sacar adelante sus políticas–, basta con apuntar que la Comunidad de Madrid, de un tiempo a esta parte el indiscutible motor económico de España, solamente recibirá 1.305 millones de euros, menos del 10% del global. Hay que precisar, eso sí, que la autonomía capitalina pasa de un exiguo 8,9% en 2022 a, exactamente, un 9,7% en 2023.

En cuanto a Canarias, la inversión directa del Estado llegará el próximo año –siempre que se cumplan, claro, las previsiones del Ministerio de Hacienda– a 391,87 millones de euros. El 2,9% del total presupuestado, o lo que es lo mismo: una décima más de lo consignado en los presupuestos iniciales para 2022 y el mismo porcentaje de las cuentas de 2021. La estabilidad es la tónica de Canarias en lo que a la inversión del Estado se refiere. En términos estrictamente cuantitativos, el incremento roza, aquí sí, los 30 millones de euros –en las cuentas de este año se consignaron para el Archipiélago 362,4 millones–. Por detrás de las Islas solo aparecen cuatro regiones con menos inversión: Cantabria, Baleares, Navarra y La Rioja, donde el gasto previsto oscila entre los 297 millones de euros de Cantabria y los alrededor de 71 millones de La Rioja.

El Archipiélago escala hasta el séptimo puesto si se suman los fondos enviados por Madrid

decoration

Ahora bien, la posición de Canarias en este eventual ranking cambia para bien si a esos 392 millones previstos para inversiones reales se suman los algo más de 470 millones de euros que vendrán vía transferencias de capital. Una cantidad que colocaría a la región en el entorno de los 900 millones de euros, solo por detrás de Andalucía, Cataluña, las comunidades Valenciana y de Madrid, Galicia y Castilla y León.

Compartir el artículo

stats