Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alianza de Alberto Rodríguez con Errejón y Compromís queda al margen de las elecciones

El líder de Más País asegura que las decisiones para el 28-M “se tomarán en Canarias, no en Madrid”

Alberto Rodríguez, en una imagen de archivo como ex secretario de Organización de Podemos Efe

La incorporación de Proyecto Drago, la formación política canaria creada por el ex diputado y ex dirigente tinerfeño de Podemos Alberto Rodríguez, al llamado 'Acuerdo del Turia' que integra a ocho formaciones de ámbito territorial en distintas comunidades autónomas, no implica por el momento la apertura de ningún proceso de alianza electoral de cara a las elecciones autonómicas, locales e insulares del próximo 28 de mayo, y deja por tanto en el aire la configuración de planchas o plataformas electorales en Canarias entre los distintos proyectos a la izquierda del PSOE. Los dos dirigentes más visibles de ese grupo de partidos territoriales en la Península, Íñigo Errejón, líder de Más País, y Joan Baldoví, diputado y portavoz de la formación valenciana Compromís, se encargaron este martes de aclarar que dicha plataforma no tiene suscrito de entrada ningún acuerdo electoral, que ese no es su principal objetivo, y que obviamente tampoco lo contemplan para el caso de Proyecto Drago en Canarias.

Errejón fue el más determinante en reducir las expectativas sobre los efectos más práctico de la incorporación del partido isleño y de ‘obediencia canaria’ al 'Acuerdo del Turi'a en el que ya estaban integradas, además de Más País y Compromís, otras cinco formaciones territoriales, Chunta Aragonesista, Mes per Mallorca, Verdes Equo, Coalición por Melilla y Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía en Ceuta. El dirigente madrileño dejó claro que el 'Acuerdo del Turia' no es una alianza electoral, sino un pacto de colaboración entre fuerzas que comparten objetivos políticos de fondo con un ideario político progresista muy genérico de tipo medioambiental y social desde una óptica territorial. “Para nosotros es una muy buena noticia la incorporación del Proyecto Drago al 'Acuerdo del Turi'a, que es un acuerdo de colaboración de igual a igual entre fuerzas que comparten un horizonte verde, de justicia social, de preocupación por los problemas de la vida cotidiana y de arraigo al territorio que implica que las decisiones se tomen en cada territorio”, afirmó Errejón.

Podemos ironiza sobre la evolución política de su ex diputado: “Nunca imaginábamos que acabaría con Baldoví y Errejón”

decoration

A partir de ahí, y tras dar la “bienvenida” al proyecto de Alberto Rodríguez, no aclaró hasta dónde llegará la implicación de Más País en las elecciones en Canarias, aunque sí dejó claro que ninguna de las formaciones de la plataforma participará en los procesos internos de las demás en sus respectivos territorios. “Las decisiones de Canarias se toman en Canarias y las toman los canarios. Lo que pase en Canarias con las candidaturas en el Archipiélago, las candidaturas municipales, a los cabildos, y al Parlamento regional son decisiones que las tienen que tomar los canarios, no se toman en Madrid, es nuestra filosofía desde el principio y es la manera correcta para trabajar”, resaltó el líder de Más País.

El líder de Más País asegura que las decisiones para el 28-M “se tomarán en Canarias, no en Madrid”

decoration

En términos parecidos se pronunció Joan Baldoví, quien explicó los objetivos de fondo que se marca el acuerdo multipartito firmado en mayo de 2021 y el planteamiento de una alianza como esa. “El Acuerdo del Turia es un marco de colaboración de fuerzas territoriales. No significa ningún acuerdo electoral, sino que en cada territorio nos presentamos fuerzas distintas con unos planteamientos de fondo comunes. Es un marco de colaboración, de apoyo mutuo y de reconocimiento de estas fuerzas que trabajan desde la proximidad territorial a los ciudadanos y que son las fuerzas que mejor pueden conocer y defender en otros ámbitos los problemas que afectan a cada uno de estos territorios” Desde esta óptica es desde la que los partidos que integran esta plataforma estimaron “conveniente” la incorporación de Proyecto Drago.

Unas de las cuestiones que se deberán aclarar a corto plazo de cara a la campaña electoral es si los líderes de cada una de las formaciones del Acuerdo del Turia se involucrará de forma directa y personal en las campañas de las demás formaciones en su territorio. Es decir, si Errejón o Baldoví se desplazarán a Canarias para hacer campaña a favor de Proyecto Drago, y si Alberto Rodríguez hará lo propio en la Comunidad Valenciana, Aragón, Mallorca o Madrid. Estas aclaraciones de Errejón y Baldoví para descartar por ahora acuerdos electorales entre todas las formaciones mencionadas deja sin respuesta la gran duda que afecta al espacio político a la izquierda del PSOE para las próximas elecciones de mayo, y también para las generales de finales de año. En las primeras sobre la búsqueda de una plancha única con un candidato a la presidencia de Canarias pactado, y en las segunda sobre la posibilidad de articular una candidatura de unidad en torno a Sumar, el proyecto lanzado por la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y la relación de todas ellas con Podemos e Izquierda Unida.

Batalla por la candidatura

Rodríguez, que abandonó el partido morado tras la pérdida de su escaño por la sentencia en su contra del Tribunal Supremo y con acusaciones a las estructuras de Unidas Podemos por “atacarle” y “culparle” de que su puesto en el Congreso siguiera vacante, comunicó a finales del año pasado su decisión “adoptada e irrevocable” de encabezar la lista autonómica de Proyecto Drago como candidato a la Presidencia del Gobierno de Canarias. Ya entonces, expresó que su proyecto tiene voluntad de intentar con otras formaciones de izquierda y colectivos sociales de cara a configurar una candidatura de unidad, para lo cual ya hay conversaciones abiertas. En Podemos reivindican que Noemí Santana, consejera de Derechos Sociales e Igualdad del Gobierno de Canarias, es la persona llamada a “liderar” un frente amplio de izquierda y emplazaron a Rodríguez a integrarse en el espacio que ahora abandera Podemos, dado que no parecía lógico que un proyecto que surgía “prácticamente de la nada” comandara la candidatura.

Frente al recibimiento cariñoso de Errejón y Baldoví al nuevo partido canario promovido por Alberto Rodríguez, la dirección de Podemos se mostró menos amable. Su portavoz en el Congreso, Pablo Echenique, aparte de mostrar el “máximo respeto” por la decisión de su ex dirigente, tiró de ironía al señalar que “nunca nos hubiéramos imaginado que Alberto acabaría con Baldoví y Errejón. Es una nueva muestra del distanciamiento entre Rodríguez y su antigua formación, cuya secretaria de Organización, Liliht Vestrynge, declaró recientemente su extrañeza por la “actitud beligerante” que el ex diputado tinerfeño está mostrando con la formación por la que fue diputado y en la que llegó a ser precisamente titular de esa secretaría.

Santana duda de la «obediencia canaria» de Drago


La candidata de Podemos a presidenta de Canarias, Noemí Santana, cuestiona la «obediencia canaria» del Proyecto Drago que lidera Alberto Rodríguez después de que esta formación haya firmado el denominado Acuerdo del Turia con otras fuerzas de izquierdas como Compromís o Más País. En declaraciones a los medios ayer, Santana subrayó que Podemos «tiene muy clara» su hoja de ruta porque llevan «nueve años dando la batalla» por lo que quien vaya a votar a Podemos tendrá su papeleta el día de las elecciones y «sabrán lo que votan». «Alberto Rodríguez ha decidido alejarse de Podemos y formar parte de otro movimiento político y vemos que aquello que se supone que era de obediencia canaria no lo es tanto», ironizó. Respecto a la encuesta de Sigma Dos que pone en duda que la suma de los partidos que componen el pacto de las flores (PSOE, Nueva Canarias, Podemos y Agrupación Socialista Gomera) permita reeditar el gobierno después de mayo, Santana le restó importancia. Sostiene que sus percepciones en la calle son completamente diferentes. | Efe

Compartir el artículo

stats