Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La moción de censura de Vox deja más dudas que certezas de su impacto sobre el 28-M

Los partidos de Canarias no creen que la operación de la ultraderecha tenga efectos prácticos ni sobre sus estrategias ni sobre el electorado en las Islas/ El PSOE cree haber sorteado los efectos del escándalo en el Congreso del 'caso Mediador', pero el PP insiste en la comisión de investigación

Oramas replica a Tamames que Abascal, Sánchez y Yolanda Díaz le han dejado "de actor secundario"

Oramas replica a Tamames que Abascal, Sánchez y Yolanda Díaz le han dejado "de actor secundario" C. E. P.

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Oramas replica a Tamames que Abascal, Sánchez y Yolanda Díaz le han dejado "de actor secundario" Joaquín Anastasio

Tras la espuma del debate parlamentario y la controversia política con motivo de la moción de censura de Vox contra el Gobierno de Pedro Sánchez, que solo logró el apoyo de sus promotores y la abstención del PP, los partidos políticos se afanaban este miércoles en sacar sus primeras conclusiones y análisis de urgencia respecto a su impacto real en las inminentes elecciones autonómicas y locales del 28 de mayo. Pese a que oficialmente cada una de las formaciones políticas, y de los bloques ideológicos, trataba de arrimar el ascua a su sardina y vendía resultados positivos para sus respectivos intereses, la impresión generalizada expresada sotto voce es la de que las dos intensas sesiones parlamentarias deja más dudas que certezas sobre sus consecuencias tanto respecto a las estrategias preelectorales como en el propio electorado.

Los partidos de Canarias presentes en el Congreso consideran en todo caso que la moción de censura tendrá en este sentido un «efecto neutro» y que los movimientos de cada uno de ellos en las próximas semanas o en la propia campaña electoral en las Islas responderán a otras claves distintas a las que se han puesto en juego durante estos dos días de debate en la Cámara. 

Condenado de antemano

Se parte del hecho de que el intento de Vox de tumbar al Gobierno estaba condenado de antemano al fracaso, que se trataba de una propuesta propagandística y preelectoral por parte de la formación ultraderechista, y que el perfil del candidato a la presidencia del Gobierno, el economista de 89 años Ramón Tamames, así como los prolegómenos de la operación, determinaban en gran parte el carácter cuasi grotesco de la iniciativa y de su desarrollo parlamentario.

Si todo el mundo cree haber conseguido sus objetivos, eso se debe a que en realidad nadie cree haber salido peor de la moción de censura de como entró en ella, pero la incertidumbre respecto a cómo este debate ha llegado a los ciudadanos y a los electores ciega la capacidad de análisis dentro de los partidos. 

Los representantes canarios en el Congreso sí coinciden en considerar que este debate tiene en las Islas mucho menor impacto que en el resto del Estado, y que solo la aparición en él, aunque haya sido de manera esporádica, del llamado caso Mediador ha podido generar algo más de contenido de lectura isleña.

La nula presencia de Vox en la vida política de las Islas, donde además la formación ultra apenas cuenta con una organización visible, ha contribuido a aislar esta operación del debate político y mediático canario, aunque el resto de partidos da por hecho que el 28-M dará entrada por primera vez a este partido en el Parlamento regional y en algunas instituciones locales e insulares de importancia. 

Escenario postelectoral

Una de las claves de la moción de censura era determinar hasta qué punto el PP, que ha apostado por un perfil bajo durante esta operación, despejaba su posición respecto a posibles futuros pactos con Vox tras el 28-M, pero también en este punto Canarias ofrece una lectura singularizada porque, según reconoce el resto de partidos de las Islas, la formación de Santiago Abascal no parece tener ninguna posibilidad de determinar las posibles mayorías en juego.

Desde el PP se reconoce que, más allá del debate sobre la posibilidad de que en algunas comunidades o ayuntamientos del resto del Estado se concrete algún tipo de acuerdo para gobernar si se supera al bloque de la izquierda, en Canarias esta opción no se dará (salvo quizá en algún ayuntamiento) y que la única opción para los populares es, además de lograr mejorar sustancialmente sus resultados de 2019, será la que le puede ofrecer un pacto con Coalición Canaria (CC)

Para los populares canarios en el Congreso, la moción ha servido en todo caso para demostrar que «somos una opción claramente diferenciada de Vox», pero asumiendo que el objetivo para el 28-M es hacerse con una parte del voto que en las últimas generales apoyó a la formación ultra en las Islas, lo que le permitió lograr dos escaños en la Cámara Baja. 

Pérdida de tiempo

Para CC, la moción ha sido un «ejercicio inútil» y una «perdida de tiempo» que su propia portavoz en el Congreso, Ana Oramas, quiso boicotear proponiendo a otros grupos parlamentarios no participar en el debate. En todo caso, Oramas ha aprovechado la ocasión para establecer dos líneas de actuación durante el debate: el primer día se dedicó fundamentalmente a mantener ese discurso duro contra el Gobierno de Sánchez en una clara estrategia de trasladar al Congreso la campaña electoral en la que ya está inmersa en las Islas, mientras en la segunda sesión, el miércoles, centró su discurso en subrayar su «rechazo a lo que significa Vox», partido con el que los nacionalistas aseguran que nunca pactarán ni para formar gobiernos, ni para determinar mayorías que los sustenten aunque sea desde fuera.

Pese a que Oramas fue amable con el candidato Tamames, dejó claro este miércoles que los modelos de sociedad que defienden CC y Vox son «completamente distintos» sobre todo en materia de derechos civiles y en política territorial, considerando el Estado autonómico «de las cosas más maravillosas que se construyó en este país» con el que el partido de Abascal quiere acabar. Además, le dijo al candidato que aunque él se había presentado en el Congreso como «protagonista» del debate, tanto, como Sánchez y la le han dejado «de actor secundario».

Cohesionar al Gobierno central

Para el PSOE, la moción ha servido para cohesionar el Gobierno central y poner sobre la mesa dos elementos claves: la acción del Gobierno progresista que preside Pedro Sánchez, y demostrar que el PP no ha descartado contar con Vox siempre que lo necesita para gobernar. Los socialistas canarios, en todo caso, vigilaban muy de cerca si la moción iba a servir para que el PP y Vox amplificaran el caso Mediador y hasta qué punto eso podría complicar aún más su campaña electoral de 28-M en las Islas. Finalmente, entienden que, pese a los intentos, la oposición no ha logrado ese objetivo y que se ha conseguido sortear ese peligro. 

En todo caso, el PSOE es consciente de que lo que en el PP y Vox llaman caso tito Berni, en alusión al apodo con que en la trama se conocía al exdiputado majorero del PSOE Juan Bernardo Fuentes, cabecilla político de la misma, va a colear durante toda la campaña.

Comisión de investigación

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, insistió este miércoles en reclamar una comisión de investigación en la Cámara, y aseguró que «cuando la corrupción ha llegado al seno del grupo socialista, lo que han hecho ha sido taparla».

Gamarra se refirió también a las declaraciones que había hecho el pasado martes el empresario Antonio Navarro, el cabecilla de la trama que da nombre a la misma, en las que, durante una visita a las puertas del Congreso coincidiendo con el debate de la moción de censura, aseguraba que se «paseaba con esta cámara con grandes sumas de dinero».

La portavoz popular preguntaba por la veracidad de esas declaraciones y por si «no es hora» de investigar los hechos en una comisión de investigación, una posibilidad que el PSOE y sus socios parlamentarios rechazaron en la Junta de Portavoces de la semana pasada.

Compartir el artículo

stats