Los grupos del Congreso, pendientes de la negociación sobre el traslado de menores

El PSOE asegura que hablará “con todos, incluido el PP” para lograr la reforma de la ley de Extranjería

Vox avanza que “hará valer” su rechazo a la medida en las comunidades donde gobiernan junto a los populares

Rescate de un cayuco con 40 personas al sur de La Gomera, entre ellas cuatro niños

Rescate de un cayuco con 40 personas al sur de La Gomera, entre ellas cuatro niños / Alberto Valdés/ Efe

Joaquín Anastasio

Joaquín Anastasio

El debate sobre la reforma de la Ley de Extranjería que ampare el reparto obligatorio de menores migrantes no acompañados llegados a Canarias entre todos los territorios del Estado está aún muy lejos de asentarse en el ámbito del Congreso de los Diputados, donde a la postre tendrá que aprobarse en cualquier de las formulaciones legales que baraja el Gobierno, la del decreto-ley o la de proposición de ley. La mayoría de los grupos parlamentarios no tienen aún un conocimiento muy preciso del acuerdo que al respecto han cerrado el gobierno central y el de Canarias, y tampoco se muestran muy claros respecto a su posición de fondo cuando la propuesta inicie su trámite parlamentario.

Por el momento, el PSOE y CC son los únicos que defenderán la reforma en los términos acordados por el presidente de Canarias, Fernando Clavijo, y el ministro de Política Territorial, Ángel Víctor Torres, y hay otros que parecen secundar sin excesivos condicionamientos ese texto aunque sin renunciar a participar en posibles retoques si el mismo se tramita como proposición de ley. Son los casos de Sumar, PNV y Podemos, aunque desde la formación liderada por Yolanda Díaz reconocen que aún no hay una visión de conjunto por parte de todas las formaciones que componen la plataforma. El resto de grupos no tienen aún una posición decidida, como es el caso de los partidos catalanes, ERC y Junts, en espera de conocer oficialmente el documento que contiene la reforma legal, o lo condiciona a un acuerdo global entre todas las comunidades autónomas, que es la posición oficial del PP.

Aviso de Vox

El único grupo que rechaza abiertamente la medida es Vox, como también los hace este partido en el ámbito del Parlamento de Canarias. Su portavoz en el Congreso, Pepa Millán, dejó ayer un mensaje muy claro al PP para que tenga en cuenta su posición en las comunidades que ambos partidos gobiernan en coalición. La diputada andaluza aseguró que “vamos a hacer valer nuestros acuerdos de gobierno con el PP”, que según dijo incluyen el rechazo a medidas de este tipo. “El PP no podrá defender en las conferencias sectoriales y en la Conferencia de Presidentes una posición de partido porque tiene que tener en cuenta que representa a gobiernos de coalición con Vox y tendrá que respetar y defender en esos foros los acuerdos de gobierno que hemos firmado”, resaltó Millán.

Una ronda entre la mayoría de los grupos deja la impresión clara de que internamente no se ha abordado en serio esta cuestión, desconociendo incluso que hay intención por parte del Gobierno central de remitir en breve la reforma legal mencionada para su validación o tramitación en la Cámara. El PSOE asegura a este respecto que, sin ponerle fecha a ese necesario trámite, iniciará en breve una ronda de consultas con todos los grupos, incluido el PP, para tratar de lograr el mayor apoyo posible, siempre bajo la premisa de que no se plantea aprobar el texto sin contar previamente con los votos de los populares. El portavoz socialista, Patxi López, instó este marte al PP a que “clarifique su posición” porque está observando posiciones distintas entre los portavoces nacionales o de comunidades gobernadas por ese partido, de las que defienden los populares en las Islas.

Desde el PP se asegura que no hay ninguna comunicación oficial por parte del Gobierno central sobre la reforma pactada con Canarias, pero tampoco aclaran si el presidente del partido en las Islas, Manuel Domínguez, les ha hecho llegar el texto. La versión oficial, de hecho, sigue siendo que el acuerdo no está cerrado por completo y que, en todo caso, se trataría de un “acuerdo unilateral” elaborado a espaldas del resto de comunidades autónomas. Por ello, según señalaba ayer el portavoz del grupo parlamentario en el Congreso, Miguel Tellado, insisten en convocar al resto de territorios para que participen de la elaboración de la reforma y el establecimiento de criterios para el reparto obligatorio de menores migrantes. Los populares no mencionan en su argumentario para justificar sus reparos al acuerdo el hecho de que el partido en las Islas sí lo respalda, aunque en los últimos días condicionándolo a una garantía de financiación de la acogida y a una Conferencia de Presidentes que lo avale a través de un “pacto de Estado”.

Registrar ya la propuesta

Cristina Valido, de CC, pidió por su lado al PSOE que “registre en el Congreso el acuerdo entre Canarias y el Estado para la modificación de la Ley de Extranjería para que todos los grupos puedan conocer el documento, para que podamos negociar y hablar con todos los grupos y contar con su apoyo”. Afirmó que “esto no es urgente, esto es para ayer, la situación es insostenible” y que “ahora que por fin tenemos un acuerdo no queremos que esto se convierta en un combate de boxeo entre los dos grandes partidos”. “Queremos poder trabajar la propuesta con los grupos y alcanzar un amplio consenso y poner una solución a una situación inaceptable”, concluyó la diputada nacionalista.

Cristina Valido: “Esto no es urgente, esto es para ayer, la situación es insostenible”

El ministro Torres, por su lado, afirmó en el Senado en respuesta a una pregunta del senador de CC Pedro San Ginés que “estamos en situación ya de que tienen que hablar los grupos” de ambas Cámaras , asegurando que el acuerdo tiene ya asegurado los “120 votos socialistas en el Congreso y los 27 de Sumar, y el de CC”, y que el PP “tiene ese documento hace más de una semana”. “Si hoy mismo el PP ratifica ese acuerdo mañana lo podríamos llevar a su aprobación, porque una vez conseguido el apoyo parlamentario entraríamos en la tercera fase que es llevarlo, bien a decreto ley, o a proposición de ley, para solucionarlo cuanto antes con urgencia, con necesidad y con lealtad”, resaltó.

Pese a lo dicho por Torres, en las filas de Sumar, el socio menor del Gobierno central, el apoyo a la reforma legal, aunque parece garantizado, está aún por concretar sus términos porque no hay aún una posición argumentada que aúna las de las distintas formaciones que componen esta plataforma política. Varios portavoces de formaciones territoriales integradas en Sumar, como Compromís o Chunta Aragonesista, reconocían que “este es un tema muy sensible y complejo que tendremos que abordar cuando la propuesta llegue al Congreso”. Asumen el fondo del objetivo que se persigue, permitir que Canarias no sustente en solitario la acogida de los miles de niños, niñas y adolescentes que llegan a sus costas sin la tutela de un adulto, pero están a la espera de que se abra la negociación en el ámbito parlamentario. El dirigente de Más Madrid, Íñigo Errejon, pide de entrada que haya “recursos públicos suficientes para garantizar la acogida”.

Desde Podemos, su secretaria general, Ione Belarra, sí dejó claro el apoyo del partido a la reforma legal porque “siempre hemos creído en la solidaridad interterritorial”, resaltando además que durante su etapa al frente del Ministerio de Derechos Sociales en la pasada legislatura “fuimos pioneros precisamente en el sistema de reparto obligatorio para las comunidades autónomas” con una “actitud respetuosa” con los territorios. Belarra aseguró que “siempre” va a estar “a favor de que se le dé una acogida digna a niños y niñas que este momento están precisamente en la situación más vulnerable que puede estar un niño, que es haber migrado a un país sin la protección de su familia”.

Suscríbete para seguir leyendo