Los casos de covid repuntan y los contagios se aceleran en Canarias

El aumento de infecciones no ha tenido repercusión en la asistencia sanitaria hospitalaria pero sí en centros de salud

Un hombre recoge una mascarilla a la puerta de su centro de salud en una fotografía de archivo.

Un hombre recoge una mascarilla a la puerta de su centro de salud en una fotografía de archivo. / Miguel Barreto (Efe)

Verónica Pavés

Verónica Pavés

Los casos de coronavirus en Canarias han repuntado y los contagios han empezado a coger carrerilla en las últimas dos semanas. El covid, que lleva tiempo sin dar señales de vida, está aprovechando el debilitamiento de otros virus, como la gripe o la bronquiolitis, para hacer acto de presencia. Esta situación, que se replica en toda España, ha llevado a que los casos de coronavirus se disparen hasta detectar más de 500 casos en la última semana, lo que supone una cifra mayor que la que se registró en esta misma época durante el año pasado. 

Así lo ha constatado el jefe de epidemiología del Gobierno canario, Álvaro Torres, quien, sin embargo, ha insistido en que el aumento es «discreto» porque en Canarias «partíamos de muy poquitos casos». El ritmo, por otro lado, sí es bastante rápido, lo que ha encendido las alarmas de los profesionales sanitarios. 

«Están aumentando un poco más de prisa que en otros momentos», destaca Torres. Según el informe de la semana 23 (del 3 al 9 de junio) de Vigilancia de Infección respiratoria aguda (IRA) en Canarias, el repunte de covid ha estado varias semanas en vigilancia. «Un ascenso tan pronunciado no se había producido en ningún momento de esta temporada ni la anterior», revelan desde la Dirección de Salud Pública en dicho documento. 

El aumento de los casos de covid también ha ocasionado un ligero crecimiento en las tasas de incidencia semanal de las infecciones respiratorias que se encuentran en 768,38 casos por 100.000 habitantes. No obstante, también se ha producido un crecimiento de los resfriados comunes. 

La semana pasada, la 24 –cuyo informe aún no ha sido publicado en las Islas, pese a que el resto de comunidades sí lo ha hecho– «los casos de covid han superado los del año anterior por primera vez». No obstante, y por lo pronto, este aumento de casos no ha tenido una gran repercusión en el sistema sanitario. 

«No hay impacto asistencial», sentencia Torres, que indica que en la primera semana de junio había 40 camas ocupadas por pacientes covid en toda Canarias y ninguna de ellas se encontraba en UVI. «Esto supone menos del 1% de la capacidad asistencial», relata el director de Salud Pública que, por lo tanto, pide tranquilidad. 

Pese a los hospitales son, por el momento, ajenos al crecimiento de casos, desde algunos centros de salud sí que han advertido de que el repunte de casos está ocasionando problemas en la asistencia. Ante esta situación, la Consejería de Sanidad ha recomendado volver a utilizar la mascarilla en caso de tener síntomas, aunque sean leves, y gel hidroalcohólico. 

El 15% de las infecciones

En una entrevista en Cadena SER, el director general de Salud Pública, José Díaz Flores, ha destacado que entre el 12 y el 15% de los contagios por virus respiratorios están causados por la covid. «Hasta ahora suponían apenas el 5%», insistió el director, que admitió que, aun así, la cifra sigue siendo «muy baja». No obstante, aunque la incidencia no es muy alta, sí que ha llamado la atención lo rápido que está despegando la curva epidémica. Asimismo, insistió en que los más afectados por el repunte son la población de entre 15 y 40 años y los mayores de 70. 

Por ahora la Dirección de Salud Pública no ha detectado ninguna variante nueva asociada a este repunte, si bien Torres admite que la «capacidad de secuenciación está limitada». «La mayoría de los casos se detectan a través de test de antígenos y de momento no vemos ningún motivo para retomar las PCR de manera masiva», insiste Torres. 

Lo que parece claro es que la covid sigue su propio rumbo que nada tiene que ver con el resto de virus. «Mientras la gripe se ha vuelto estacional, el coronavirus sigue desestacionalizado», revela Torres quien, sin embargo, considera que es demasiado temprano como para saber cómo va a seguir evolucionando el virus a largo plazo ni si se puede convertir en un patógeno veraniego. «No sabemos lo que va a pasar, no tenemos una bola de cristal», indica el director de Salud Pública.