Regalan un viaje de fin de curso a su compañero de clase que llegó en patera a Gran Canaria

Un joven migrante gambiano ve cumplido su sueño gracias a la generosidad de sus compañeros de clase

Regalan un viaje de fin de curso a su compañero de clase que llegó en patera a Gran Canaria

Televisión Canaria

La Provincia

La Provincia

El colegio es un lugar de integración, y las cámaras de los Servicios Informativos de Televisión Canaria han mostrado un claro ejemplo de ello a través de la historia de Saikouba Darboe, un joven gambiano que llegó en patera y que podrá participar en el viaje de fin de curso gracias a la solidaridad de sus compañeros de clase, a quienes él considera su familia canaria.

Hace tres años, Saikouba partió de Gambia siendo aún menor de edad, llegando a las costas canarias en una patera. Desde entonces, ha logrado ganarse un lugar en las vidas de sus compañeros de cuarto curso de la ESO en el Colegio Jaime Balmes. Aunque su objetivo principal es trabajar para ayudar a su familia, Saikouba ha decidido estudiar la lengua española, inglés e integrarse plenamente en su nueva comunidad escolar.

Conscientes de las dificultades económicas de Saikouba, sus compañeros decidieron no dejarle fuera del viaje de fin de curso. "No podía permitírselo", comentó uno de sus compañeros a los medios. Por ello, junto con el profesorado y algunos padres, organizaron una venta de boletos para recaudar fondos y asegurar que Saikouba pudiera unirse a ellos en esta experiencia tan significativa.

El apoyo de la comunidad educativa

Saikouba llegó a Canarias hace tres años, dejando atrás su vida y familia en Gambia con la esperanza de trabajar y enviar dinero a sus padres. A su llegada, fue trasladado a un centro en Gáldar y posteriormente a otra ONG, hasta que finalmente se estableció en el Colegio Jaime Balmes en la capital grancanaria.

Este colegio acoge a estudiantes migrantes y los incluye en el sistema de protección, brindándoles apoyo para un futuro mejor. Para muchos, este futuro puede parecer desesperanzador, pero Saikouba ha tenido la fortuna de encontrar compañeros solidarios que no lo han dejado atrás.

Beatriz Galván, profesora de Saikouba, describe la dinámica de la clase como una familia. "Somos familia y en las familias hay de todo. Hay gente de izquierda y de derechas y no los vas a despreciar", explica. Esta mentalidad inclusiva ha sido fundamental para que Saikouba se sienta parte de la comunidad escolar.

El próximo 26 de junio, Saikouba podrá viajar con sus compañeros para el fin de curso. Cuando recibió la noticia, sus compañeros gritaron: "¡Sorpresa!". Visiblemente emocionado, Saikouba leyó el mensaje en la pizarra que le informaba que debía preparar su maleta para unirse al viaje. "Esperamos que te guste y que te lo pases muy bien con nosotros", le dijeron sus compañeros. Emocionado y sin palabras, Saikouba solo pudo expresar su gratitud. "Te queremos, Saikouba", le dijeron sus compañeros, mostrando el fuerte vínculo que han desarrollado.