Crisis migratoria

Los eurodiputados canarios quieren acelerar el plan migratorio de la UE

López Aguilar (PSOE) y Gabriel Mato (PP) ven inexcusable que los países miembros asuman menores desde Canarias, «porque no es solo un problema de España»

Mujeres migrantes atendidas a su llegada a El Hierro en cayuco el sábado pasado.

Mujeres migrantes atendidas a su llegada a El Hierro en cayuco el sábado pasado. / EFE

Joaquín Anastasio

Joaquín Anastasio

Los dos eurodiputados canarios electos el pasado 9 de junio, el socialista Juan Fernando López Aguilar, y el popular Gabriel Mato, pretenden acelerar todo lo posible la aplicación el pacto de Migración y Asilo de la UE para que las medidas de solidaridad entre los Estados miembros en esta materia sean aplicables lo antes posible, y en todo caso cuando se cumpla el plazo de implementación del acuerdo marcado para junio de 2026.

Ambos representantes isleños en el Parlamento Europeo, que el pasado lunes cumplimentaron el necesario trámite de acatamiento de la Constitución en el Congreso de los Diputados, coinciden en destacar que tras el hito de haber logrado un acuerdo comunitario en materia migratoria, el objetivo ahora es que “no se quede en papel mojado” y que España, y en especial Canarias como el territorio más afectado por el fenómeno migratorio, se pueda beneficiar cuanto antes del mismo y sobre todo de un reparto de menores migrantes entre todos los países miembros.

La nueva legislatura comunitaria, según López Aguilar y Mato, nace, por tanto, muy marcada por los deberes pendientes, por parte del club de los 27, para dar un paso más respecto a la política migratoria y, sin renunciar a intentar mejorar el acuerdo alcanzado, hacer realidad lo ya conseguido políticamente, que debe plasmarse en iniciativas y medidas concretas sin que todo este proceso se vea afectado negativamente por los cambios que se van a producir en el Ejecutivo comunitario con la designación de un nuevo gobierno en Bruselas.

Los dos eurodiputados canarios resaltan en este sentido el plan de implementación que presentó la actual Comisión Europea en junio pasado, denominado Plan de Ejecución Común, para liderar las labores colectivas destinadas a poner en práctica las normas acordadas. Antes de que termine 2024, los países de la UE tendrán que diseñar sus planes de ejecución nacionales, en los que presentarán medidas concretas y explicarán cómo van a transformar la legislación en acción.

López Aguilar señala al respecto que este documento “contiene una hoja de ruta para implementar en los dos próximos años el pacto alcanzado teniendo en cuenta que hay un calendario establecido en el propio paquete legislativo”, recalcando que “lo que queremos es asentar una arquitectura de solidaridad que sea central para los Estados miembros”.

Juan Fernando López Aguilar en una imagen de archivo.

Juan Fernando López Aguilar en una imagen de archivo. / José Pérez

Previsiones especiales

Explica que el pacto europeo de Migración y Asilo “establece previsiones especiales para las situaciones de vulnerabilidad con garantías especiales para mujeres víctimas de trata, mujeres con menores a su cargo, y por supuesto menores no acompañados” que constituyen “situaciones emblemáticas de vulnerabilidad que requieren un tratamiento especial” y que en ese esquema se contempla claramente el reparto de menores migrantes no acompañados llegados a los territorios fronterizos como Canarias entre todos los países de la UE. “Vamos a hacer todo lo posible en esta legislatura para que el mecanismo de solidaridad suponga también un respaldo a esa situación saturada de la capacidad de acogida de menores que se está dando en Canarias”, afirma.

El eurodiputado socialista relata que durante las últimas semanas ha participado en varias conferencias de alto nivel sobre la materia, con presencia de cargos importantes de la CE, entre ellos el vicepresidente, Margaritis Schinás o la comisaria de Interior, Ylva Johansson, del Comisionado de Naciones Unidas, y de la directora general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Amy Pope, en las que se ha abordado precisamente ese plan comunitario para la implementación del pacto y que “el mensaje principal es que una vez que se ha aprobado todo el paquete legislativo ahora toca vigilar su cumplimiento leal por parte de los Estados miembros y el establecimiento cuanto antes de los mecanismos de solidaridad obligatoria”.

Proposición de ley

“Hemos trabajado durísimo para poder establecer esa solidaridad exigible para con los Estados miembros con fronteras exteriores y tensionados en su capacidad de acogida, de la misma forma que ahora en España debemos alcanzar un acuerdo para una reforma legal que permita el reparto obligatorio de menores por todas las comunidades autónomas”, señala López Aguilar antes de declararse firme partidario de que la modificación legislativa se haga a través de una proposición de ley, como pretende el Gobierno central, y no de un decreto ley como solicita el Gobierno de Canarias.

De hecho, según él, esta última fórmula no es posible porque “hay materias vetadas al decreto ley”, entre ellas todo lo que afecte a los derechos y libertades del Título Uno de la Constitución, entre las que se encontrarían los derechos de los menores y el cumplimiento por España de sus obligaciones internacionales como firmante de la Convención de las Naciones Unidas sobre la protección de los derechos del niño. “El decreto ley haría muy vulnerable la reforma legal. El debate ahora es político sobre el compromiso de las comunidades autónomas gobernadas por el PP que están participadas por Vox, que se están negando”, concluye López Aguilar.

Gabriel Mato, eurodiputado canario del PP, en una imagen de archivo

Gabriel Mato, eurodiputado canario del PP, en una imagen de archivo / Tony Hernández

Gran reto

Por su lado, Gabriel Mato asegura que “uno de los retos fundamentales en la nueva legislatura comunitaria es la cuestión migratoria”, señalando como objetivo inicial “lograr implementar el acuerdo sobre Migración y Asilo, que entiendo que es bueno y hay que trabajar sobre él porque permite garantizar a los migrantes sus derechos, pero también poder atenderlos en condiciones”.

El otro objetivo sería “que haya un cierto control en las fronteras y que no tengan que ser responsables de los migrantes que llegan los territorios que son fronteras como es el caso de Canarias”. “Tenemos mucho trabajo que hacer y especialmente respecto a los menores migrantes no acompañados”, afirma el eurodiputado canario del PP, quien apunta tanto a la propia CE como al Gobierno español “por haber estado mirando para otro lado en relación con el fenómeno migratorio y es el momento de que miren directamente a Canarias y den soluciones, porque no es solo un problema español, sino de toda la UE”.

Considera que el acuerdo sobre Migración y Asilo “sí da juego y margen para el reparto de menores”, pero asegura que “también que hay posibilidades en la legislación vigente que no se han explorado y que hay que seguir trabajando sobre ellas y hay que concienciar a los Estados miembros de que Canarias no puede asumir sola, es una cuestión de todos”. “Vamos a defender el acuerdo porque es el mejor de los posibles y en los dos años que tienen los Estados para empezar a aplicarlo mejorarlo en la medida de lo posible”, resalta Mato.

Suscríbete para seguir leyendo