Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Trova da el pistoletazo al Carnaval de La Tierra en la mítica churrería La Habana

El grupo retrotrae al público a las amanecidas y mogollones de 1992 en un pregón cargado de humor y música que hizo tocar las palmas y reír al público

36

Pregón de La Trova para el Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2022 Andrés Cruz

Hasta la mismísima Reina de Inglaterra, dicen que recién recuperada de la Covid-19, se pasó este viernes por el parque Santa Catalina. Y es que nadie quería perderse el regreso de las carnestolendas a Las Palmas de Gran Canaria tras la ausencia del pasado año por culpa de la pandemia. La soberana de la Gran Bretaña, que estuvo custodiada por la guardia real, pisó fuerte el escenario junto a Pedro Picapiedra, Freddie Mercury, el elenco al completo de los Village People y hasta Superman se unió a la fiesta. Los 32 componentes del grupo La Trova dieron el pistoletazo de salida al Carnaval de ‘La Tierra’. Un arranque por todo lo alto en el que la gente pataleó, aplaudió, rió y cantó al unísono. Serán cuatro semanas de actos -21 galas y concursos- a la espera de poder celebrar cabalgata, desfiles y conciertos en el mes de julio, si la situación sanitaria lo permite.

La Trova abre con su pregón el Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2022

La Trova abre con su pregón el Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2022 Adzubenam Villullas

El chiringuito de los estudiantes o el Mogambo revivieron por una noche. En un viaje en el tiempo, los componentes de La Trova llevaron al público hasta los carnavales de 1992 y, más concretamente, a la mítica churrería La Habana del Mercado Central en una amanecida tras unos mogollones. Allí, entre churros, chocolate y hasta Clipper de Fresa, las mascaritas bailaron, cantaron y recordaron a los carnavaleros expectantes lo que era una noche en el Parque Blanco hace 30 años. La propuesta, donde diferentes grupos de amigos relataban sus desventuras en la recién acabada noche de fiesta, gustó al público. Especialmente por el repertorio de canciones, desde La vida es un Carnaval de Celia Cruz hasta el ya archiconocido Olvida tus penas.

Pero todo tiene un comienzo. Pasados unos minutos de las nueve de la noche las gradas del parque Santa Catalina comenzaban a llenarse -el aforo permitido es de poco más de 3.600 espectadores-. Cuatro amigas rocieras comentaban entre ellas la jugada, un poco más allá un par de mascaritas con la peluca puesta se hacían un selfie. Sin duda, había ganas de Carnaval y de pasarlo bien tras dos años de pandemia.

El chiringuito de los estudiantes y el del Mogambo revivieron en un viaje en el tiempo de 30 años

decoration

De pronto, cobraron protagonista la música épica y el juego de luces para resaltar la escenografía diseñada por el interiorista Sergio Macías. El narrador, el actor y director artístico José Carlos Campos, invitó al público «a mirar La Tierra desde lejos» y a presenciar lo que será la vuelta de la fiesta más grande, «porque este año Don Carnal se va a resarcir». Y, de pronto, la purpurina hizo acto de presencia. Y el tronar de los tambores. Las batucadas cruzaron el parque para hacer mover el esqueleto al público; desde sus asientos eso sí, pues no estaba ni estará permitido levantarse en las galas y concursos.

Las batucadas Samba Isleña, Rumblemanía, Caribe creando escuela y la Show Band Piratas marcaron el ritmo y el paso a los aspirantes a murgueros y a comparseros, a Reina, a Gran Dama y a drag queen. Y tras el golpe final de tambor, el narrador dio paso a un solemne homenaje en solidaridad con el pueblo ucraniano por la invasión rusa de los últimos días. La representante de esta comunidad eslava en las Islas, Olesia Lylak Chyzovich, subió al escenario y recibió -emocionada- un caluroso aplauso del público presente.

El parque hace un solemne homenaje en solidaridad con el pueblo ucraniano por la invasión rusa

decoration

La Trova entretuvo durante la mayor parte del tiempo con las mil anécdotas de cualquier amanecida de carnaval, ni siquiera faltó el tema Borracho hasta el amanecer de Los Coquillos. La propia Penélope Cruz -de Piedra, aclaró- amenazó con arrancarse de nuevo a cantar y a bailar. Freddie Mercury también hizo un cameo entre mascaritas, al tiempo que se compañero pedía por señas un agüita con gas, de San Roque.

Los inesperados colegas que se hacen en los mogollones, siempre con el vacilón y la diversión por delante. Los disfraces improvisados, los míticos personajes del Carnaval y las noches en el Mogambo también tuvieron su momento. «Cuenta golfo», insistieron entre los Village People. Un lugar que tuvo la diversidad por bandera, porque esta fiesta «siempre ha sido un lugar para la libertad», momento en el que el público rompió en aplausos.

Y eso, tras olvidar todos sus penas, la Reina de Inglaterra se levantó, le entregó un diploma al alcalde Augusto Hidalgo y La Trova -ya conscientes y regresar al 2022- dio paso y pistoletazo de salida al Carnaval de La Tierra.

Compartir el artículo

stats