La Gran Cabalgata de verano discurre por el clásico recorrido de la capital grancanaria. Con tan solo cinco minutos de retraso, un total de 74 carrozas comenzaron el desfile que, por rimera vez en la historia, se celebra en verano. Estaba previsto que fueran 95 las que participaran, pero no se han presentado todas. La cabecera de la cabalgata ya ha llegado al Parque San Telmo, al mismo tiempo que el jurado está viendo la última de las 74 carrozas en liza pasar por el Parque Santa Catalina.

Es el acto más multitudinario del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria: un desfile que recorre la ciudad de extremo a extremo, en un itinerario siempre animado por las carrozas o vehículos engalanados para la ocasión. Cada una de ellas con su propio público a bordo. Cada coche tiene su música, y una pequeña legión de asistentes en su estela: las mascaritas van cambiando de lugar en el desfile, que adquiere el protagonismo completo en esa jornada de Carnaval en la urbe.

El acontecimiento no se disfrutaba desde el invierno de 2020, justo antes del estallido de la crisis sanitaria global. En este 2022 las restricciones aún vigentes impedían recuperar la convocatoria, pero la histórica decisión de prolongar en el verano el Carnaval de La Tierra (la conservación del planeta era el tema para ambientar las fiestas este año) permite rescatar este acto, santo y seña del Carnaval popular.

Recorrido

El recorrido es el más clásico, desde el Castillo de La Luz, en el barrio de La Isleta (cuna del Carnaval moderno) hasta el Parque San Telmo, en las puertas del barrio histórico de la ciudad. La fiesta, en realidad, discurre por el peculiar centro urbano de la capital grancanaria, que abarca desde el entorno del Puerto y la Playa de Las Canteras hasta Triana y Vegueta, sus barrios más antiguos.