Buenas noticias para el técnico Luis Casimiro. El sueco Marcus Eriksson, que se lesionó el pasado 11 de noviembre en el partido de la Liga Endesa frente al Monbus Obradoiro, ha mejorado en las últimas horas y viajará a Madrid para enfrentarse al líder (17.30 horas, Movistar +). El escolta, que sufrió una tendinitis traumática en un dedo del pie, por lo que no pudo jugar en Rusia frente al Zenit ni en casa contra el Movistar Estudiantes, apunta a que dispondrá de minutos en el Wizink Center.

Los que están prácticamente descartados para la cita en la capital de España son Xavi Rabaseda y Pablo Aguilar. El alero regresó del doble compromiso con España con una microrrotura en el bíceps femoral de su pierna derecha. Su participación dependía de sus sensaciones durante los entrenamientos previos al partido, sin embargo, estas no han sido del todo buenas y, salvo sorpresa, guardará reposo ante el Madrid.

El ala-pívot, por su parte, continúa recuperándose de la fascitis plantar y del esguince de tobillo que sufrió contra el Asvel Villeurbanne francés en el encuentro de la Eurocup hace ya tres semanas. La evolución no ha sido del todo buena y Aguilar está casi descartado para enfrentarse al líder.

Balvin apela a ganar fuera

Por otro lado, el pívot Ondrej Balvin declaró que al equipo le "vendría muy bien ganar algún partido fuera", la asignatura pendiente de los amarillos en la presente temporada tanto en la Liga Endesa como en la competición continental. El internacional checo aseguró que un triunfo ante "un equipo tan grande" sería un revulsivo aún mayor para la plantilla claretiana.

En relación a este duelo, el interior del Granca apuntó que el cuadro blanco no se encuentra al cien por cien por el tema de las lesiones -Llull, Ayón, Randolph y Taylor, sobre todo-, "pero igual nos sucede a nosotros". "Somos un equipo bastante competitivo", señaló.

Al pívot le tocará lidiar con Edy Tavares, ex del Granca y que reforzó hace unas semanas la pintura del Real Madrid. Considera el jugador checo del Herbalife que, para el caboverdiano, regresar a Europa "no ha supuesto un paso atrás en su carrera". "Es un jugador bastante móvil a pesar de lo alto que es. Si uno se fija en los equipos de la NBA que luchan por el título, no suelen tener hombres grandes", dijo Balvin para explicar la marcha de Tavares de la liga estadounidense.