El Herbalife Gran Canaria se juega a una carta la opción de terminar en la quinta posición de la clasificación de la Liga Endesa, su principal objetivo desde que hace tres jornadas se la arrebatara al Unicaja Málaga. El conjunto claretiano, para ello, debe imponerse al todopoderoso Real Madrid, que llega esta tarde al Arena (19.30 horas, Movistar) como flamante campeón de Europa tras imponerse el pasado fin de semana en la Final a Cuatro de la Euroliga.

Un dato que en teoría debe favorecer al cuadro amarillo. La plantilla de la escuadra blanca, desde que su capitán Felipe Reyes levantara al cielo de Belgrado el décimo cetro continental del club, no ha parado de festejar este importante éxito. Y encima, llegan los madridistas a la Isla con los deberes más que hechos a la última fecha de la temporada regular, a sólo dos días de que arranque el Playoff por el título.

Así pues, este duelo contra el Herbalife es más que nada un marrón para el Real Madrid. Como ya ha anunciado su entrenador Pablo Laso, hará muchas rotaciones. Entre los tocados (Ayón, Taylor, Doncic...) y el cansancio acumulado, el rival del Granca no resulta tan fiero, sólo a priori, teniendo en cuenta el enorme potencial de su plantel.

Con estos antecedentes, al conjunto amarillo se le presenta una magnífica oportunidad de acabar con el gafe que le persigue ante el cuadro blanco en la Isla al menos en cuanto al torneo liguero se refiere. Desde noviembre de 2010, el equipo claretiano no ha logrado superar en su feudo a su rival de hoy. Eso sí, en el único enfrentamiento entre ambos en el Arena esta temporada, el triunfo caía del lado local. Fue en la Supercopa, donde los de Luis Casimiro batían al Real Madrid en la semifinal.

De repetir aquella victoria, el Granca conquistaría la ansiada quinta plaza, lo que le emparejaría con el Valencia Basket en la eliminatoria de cuartos de final del Playoff. Incluso perdiendo, si caen también el Unicaja de Málaga y el Iberostar Tenerife en sus respectivos duelos, aseguraría ese puesto.

Esto permitiría a los claretianos tener una opción de jugar la Euroliga el próximo curso. Disputarían la primera competición continental en caso de meterse en la ronda de semifinales junto al propio Real Madrid, al Baskonia y al FC Barcelona.

Por contra, el Herbalife, si no gana hoy a los blancos, podría terminar sexto, séptimo e incluso octavo según lo resultados que se den en los encuentros de los anteriormente citados Unicaja de Málaga e Iberostar Tenerife, además del Morabanc Andorra.

El único aliciente que tiene para el Real Madrid el partido de hoy en el Arena es conseguir alargar la extraordinaria racha que lleva en esta temporada regular, donde lidera la tabla con un balance de 30 victorias y sólo tres derrotas.

Esta marca es una de las mejores cifras de la historia de la competición desde que se disputa la liga regular con el actual formato de 34 jornadas, a partir de la temporada 1996-97. De ampliarla a 31-3, el cuadro madridista igualaría la segunda mejor marca histórica. El mejor balance es también del equipo de Pablo Laso. En la temporada 2013-14 lograba un total de 32 victorias por dos derrotas.