Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quintana confía en Nelson

El exentrenador del Betis cree que el jugador tiene potencial para destacar en el Gran Canaria Z El joven regresa de su cesión y su futuro depende de Maldonado

Luke Nelson controla el balón en un partido de la temporada pasada con el Real Betis.

Luke Nelson controla el balón en un partido de la temporada pasada con el Real Betis. LP/DLP

El jugador inglés Luke Nelson se ha colado entre los 13 elegidos para iniciar la pretemporada del Herbalife Gran Canaria. Solo la decisión del técnico Salva Maldonado tras verle de cerca provocaría la salida de Nelson, algo que en estos momentos no está en los planes claretianos. Así, el joven, de 23 años, será el tercer base para esta temporada tras Albert Oliver y el recién incorporado Clevin Hannah.

La semana pasada el director deportivo del club, Berdi Pérez, aseguró que no se le buscará otra cesión al británico. Pérez dejó el futuro del base en las manos del técnico Maldonado, quien tomará la última palabra en el futuro de Nelson y del pívot Luke Fischer durante la pretemporada, que comienza el 20 de agosto.

Cedido la pasada campaña en el Real Betis, demostró que tiene nivel para jugar en un equipo superior. No obstante, su irregularidad en la pista se hizo notar en un equipo que siempre ocupó los puestos del fondo de la tabla. Con el club verdiblanco, Nelson se quitó la coraza de 'rookie' para brillar en los pocos partidos en los que el equipo andaluz se mostró seguro. El internacional inglés destacó en lo poco que se vio del Betis esta temporada, aunque no brilló como se esperaba en Sevilla.

Pese a esto, uno de sus exentrenadores en el Betis, Óscar Quintana, descubre al inglés como un escolta de mucha proyección: "Se siente más cómodo jugando de 2", comenta. "Luke sube muy bien la pelota y tiene un gran manejo de balón, además defiende muy bien el uno contra uno y tiene un buen tiro de tres", asegura.

Los números dan la razón al técnico. Desde que Nelson llegó al Real Betis como cedido, el inglés jugó 34 partidos, 28 de ellos en el quinteto inicial. Además, promedió 8,2 puntos y 1,7 asistencias en 23 minutos por encuentro. Sus estadísticas de acierto en el tiro le delatan: 42% en triples, 48% en tiros de 2 y 80% en tiros libres, nada mal para un jugador debutante en un equipo condenado al descenso.

En Sevilla no dudan de la calidad del jugador, no obstante, apuntan a que su rendimiento se vio perjudicado por la mala temporada del equipo. Desde allí, apuntan que Nelson dejó una sensación "agridulce" por lo que prometía.

"Cuando la cosa no va muy bien es imposible ser regular", comenta Quintana. "Teniendo tres entrenadores es imposible que un jugador novato rinda a gran nivel. Cuando la dinámica es mala, no hay contagio positivo en los jugadores y todos fallan tiros fáciles o se complican, algo normal en un deporte como éste", añade. El técnico se deshace en elogios hacia el inglés y corrobora que puede ser una grata sorpresa para el Herbalife. El ex entrenador verdiblanco incidía en este cambio de posición del joven. "Con nosotros jugó de 2 por el overbooking que había de bases en plantilla y porque se sentía más cómodo con esa tarea", afirma.

Las sensaciones que el jugador deja en su primera etapa como 'rookie' y de cara a jugar de amarillo no son malas para un joven que se postula como la tercera opción. Sin embargo, el exhaustivo calendario del Herbalife obligará a Maldonado a gastar todos sus efectivos durante la temporada. Con dos o tres partidos a la semana por jugar, el conjunto claretiano tendrá que rotar más que nunca para competir en la Euroliga.

Su posición, en contraparte de lo que opina el ex del Betis, será la de base en caso de quedarse, y todo apunta a que el británico tendrá bastantes minutos en la Isla. Oliver, el capitán, lleva varios años en el club y, con un nivel indiscutible, es un jugador veterano que necesitará rotar para estar fresco durante la temporada. Caso similar es el del otro nuevo base, aunque Hannah sea un jugador contrastado para dar el plus de calidad que requiere la Euroliga, todos deben rotar. Para esto, la idea es que Nelson sea ese jugador joven que aporte ese punto de rebeldía y dé aire a la plantilla. A pesar de ser el tercer base, el inglés se cocinará a fuego lento en los partidos de una Liga ACB que ya conoce. No será así en los partidos de Euroliga, donde el jugador adquirirá en principio un rol más secundario.

Quintana desgrana las claves del jugador y vislumbra su futuro: "En un equipo como Herbalife estoy seguro que será mas regular porque tiene gran potencial", comenta. "Creo que con el calendario que tiene el Granca será capaz de entrar en las rotaciones de Maldonado y se hará un hueco con su calidad y su físico", afirma. El entrenador destaca las cualidades físicas del joven, de quien asegura que si es capaz de aguantar el ritmo de competición e igualar el nivel de exigencia, el equipo insular tendrá un jugador de categoría.

Un portento físico para rotar

El zagal de 1'90m de altura destaca por su despliegue físico y por su manejo del esférico, aunque muchas veces pierde la concentración y se contagia cuando el equipo no juega bien. Todavía no es un líder en el campo ni asume los galones de un gran jugador de basket, pero cumple con sus responsabilidades con personalidad y gana enteros con su entrega.

A pesar de no cuajar una magnífica temporada en el Betis, las sensaciones que dejó el joven son bastante positivas. La temporada anterior fue la que le hizo aterrizar en la Isla con la vitola de estrella del basket británico. Nelson cerró su periplo universitario en la Universidad de Cal-Irvine y promedió en su último año 17,1 puntos, 3,4 rebotes, 3,1 asistencias y 1,7 recuperaciones. Estos datos le valieron para ser designado Mejor Jugador de la Conferencia Big West. El joven concluyó su paso por la universidad con el récord de triples convertidos, lo que demuestra su peligro desde el perímetro. Su proyección apunta bastante alto, pero Salva Maldonado tendrá la última palabra.

Compartir el artículo

stats