Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un jugador por el precio de una plantilla completa

Shved, el mejor pagado de Europa, cobra tres millones y medio de euros en el Khimki, casi como todo el Granca

Un jugador por el precio de una plantilla completa

"Alexey, cambia esa cara. Sé feliz. ¡Disfruta!". En marzo del 2013 Ricky Rubio, con tan solo 22 años, le soltó esa frase a Alexey Shved, su compañero en Minnesota Timberwolves, a la salida de un tiempo muerto en el Staples Center de Los Ángeles, donde perdían frente a los Lakers. Aunque el destinatario no se inmutó, la frase fue captada por uno de los cientos de micrófonos que tiene la NBA en sus pabellones. Más de cinco años después el talentoso escolta ruso, frío como el hielo, apenas ha cambiado su rostro melancólico y triste, pero motivos no le faltan. Con un salario de tres millones y medio de euros es el jugador mejor pagado del baloncesto europeo. Con un millón más, en concreto 4,7 millones de euros, su rival de este viernes, el Herbalife Gran Canaria, ha montado una plantilla con la que intentará frenarle a él y a su equipo, el Khimki de Moscú.

Ese sueldo fue irrechazable y provocó que Shved dejara la NBA para regresar al continente europeo y competir en un club que no está ni mucho menos entre los grandes. Un escalón por debajo de los Real Madrid, CSKA Moscú, Olympiacos, Panathinaikos, Fenerbahçe o Barcelona se encuentra el Khimki. Sin licencia A, lleva varios años intentando consolidarse como un club de Euroliga a golpe de talonario. Así, han contado con jugadores de la talla de Jorge Garbajosa, Raúl López, Petteri Koponen, Tyrese Rice, Carlos Delfino, Paul Davis, Joffrey Lauvergne o Mozgov, así como un entrenador de tanto prestigio como Sergio Scariolo. En esas arcas llenas con dinero de no se sabe dónde -fundado en 1997, el oscurantismo predomina en sus cuentas-, el mayor beneficiado es Shved.

Tentado por media Europa, resultó sorprendente que en aquel verano del 2015 el entonces reciente campeón de la Eurocup -en la final había batido precisamente al Granca- fuera quien se lo llevara. Al fin y al cabo había jugado 182 partidos en la NBA en cinco franquicias diferentes durante tres temporadas (tras dos años en los Timberwolves jugó para Philadelphia, Houston y New York Knicks en el mismo curso).

El ?top ten? de mejor pagados

Pero menos extraño resultó el movimiento en cuanto se conoció su sueldo. Desde entonces ha sido el mejor pagado del baloncesto europeo. Y con diferencia ya que el siguiente, Nando de Colo (que destrozó el pasado viernes con el CSKA al Herbalife) no llega a los 2,5 millones de euros. A partir de ahí las distancias se hacen mucho más estrechas: Nick Calathes (Panathinaikos), Sergio Rodríguez (CSKA Moscú), Jan Vesely (Fenerbahce), Sergio Llull (Real Madrid), Chris Singleton (Barcelona Lassa), Mike James (Olimpia Milán), Shane Larkin (Anadolu Efes) y Joffrey Lauvergne (Fenerbahçe) completan el ?top ten? de los mejor pagados, según datos de ?eurohoops?.

Shved no dejó de ser el jugador mejor pagado ni siquiera cuando el Khimki no logró la clasificación para la Euroliga en la 2016-17. En ese curso el conjunto ruso cayó en cuartos de final de la Eurocup a manos del Valencia. Pero consiguieron regresar a la mejor competición del continente y el curso pasado fue el mejor del Khimki en la Euroliga. Lograron la clasificación para los cuartos de final como octavos y plantaron cara al CSKA al firmar una eliminatoria de 3-1 y su derrota más abultada fue por cinco puntos. En este inicio de Euroliga han empezado fatal con cuatro derrotas. El rico Shved hace lo que puede con unos números estratosféricos: 26 puntos y 7 asistencias para liderar la Euroliga en valoración con 24 dígitos. Solo él sabe si, por fin, ha hecho caso a Ricky Rubio y lo disfruta. Por su cara, desde luego no lo parece.

Compartir el artículo

stats