Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una parte del consejo se siente "engañada" por el club

La oposición en el Cabildo no cuestiona la privatización, pero sí el procedimiento seguido

Una parte del consejo se siente "engañada" por el club

Una parte del consejo se siente "engañada" por el club

Un proceso "sin transparencia", con falta de información durante el proceso e incluso "un engaño". Ese es el sentir general de los consejeros en la oposición del Cabildo de Gran Canaria que forman parte del consejo de administración del Granca y de la Fundación Canaria del Deporte, después del contrato de patrocinio con el fondo de inversión estadounidense y la activación de venta del club de baloncesto.

"Nos explicaron una versión a su manera, nos sentimos engañados: es una venta encubierta no un acuerdo de patrocinio al uso. Nos han dicho que era un contrato que se iba a firmar y la fecha del acuerdo pone que se había firmado cuatro días antes. Ratificamos un pacto cuando lo que se nos pidió fue apoyo para una propuesta de patrocinio. Nos sentimos totalmente engañados", manifiesta Carlos Ester, consejero del PP presente en la sesión del 3 de mayo.

Lo hace en referencia al contrato de patrocinio firmado entre el representante del fondo de inversión HMK Holdings y el CB Gran Canaria, rubricado el 29 de abril, cuatro días antes de la celebración del consejo.

Ester, que define este caso como "Amurga 3", señala "la poca transparencia, muchas sombras y pocas garantías" de un proceso que iniciaron Antonio Morales, en calidad de presidente del Cabildo Insular, y Ángel Víctor, como presidente de la Fundación Canaria del Deporte. "Morales y Torres han engañado a los grancanarios con esta operación sorpresa a tres semanas de terminar una temporada a espaldas a la masa social del club, del consejo de administración y de la Fundación Canaria del Deporte, titular de las acciones", remarca Ester, favorable a una privatización, pero "con otros modos".

En esa misma línea se mueve José Miguel Bravo de Laguna (Unidos por Gran Canaria), que también estuvo presente en el consejo de administración del pasado viernes 3 de mayo. "Nuestra posición es favorable a la privatización, pero no de cualquier manera ni mintiendo como han mentido. Dijeron que se llevaba al consejo de administración una propuesta de acuerdo de esponsorización que resulta que ya estaba firmada", apunta.

El dato de la fecha del contrato y sus firmas, ademas del primer punto del orden del día -descrito como 'propuesta de patrocinio'- es uno de los que más inquieta a Bravo de Laguna. "Se solicitaba el parecer de los consejeros bajo las condiciones que expusieron en ese momento, por ver si se llegaba a un acuerdo. Pero es que ya lo habían alcanzado antes. Es una tomadura de pelo", remarca.

Además, el líder de Unidos por Gran Canaria, remarca el nulo peso que ha tenido la Fundación Canaria del Deporte a la hora de abordar este inicio de privatización del club claretiano. "La Fundación es el titular de las acciones. Debía haberse convocado una sesión para informarle de esta propuesta. Es que Morales y Torres ya habían firmado un compromiso donde se había realizado una serie de acuerdos como si fueran los dueños del club. Pero es que esto es su forma de gobernar, que creen que esto es una Isla suya", sentencia Bravo de Laguna.

Por otro lado, Ylenia Pulido, consejera de Podemos, argumenta que se ha actuado con "oscurantismo" y que el proceder en esta operación "es una falta de respeto a la institución". "Al final de legislatura empieza a demostrar cada uno lo que es: ni son transparentes ni son leales ni son progresistas, añade la representante de la formación morada, que no pudo acudir al consejo de administración. "Visto esto, ¿para qué vamos a estos órganos si después nos enteramos de todo lo que han hecho por detrás por la prensa?", apunta Pulido, favorable a privatización del club "transparente y con garantías".

La consejera también critica cómo se llevó el acuerdo de patrocinio a la sesión del órgano rector del Granca el pasado viernes. "La fecha es la que manda en el contrato, que no venga Ángel Víctor a vendernos motos. Estas condiciones se asumen desde la fecha de la firma no desde cuando ellos dicen que lo firmaron", puntualiza Pulido.

Fernando Bañolas, consejero de CC que tampoco pudo acudir a la cita, califica este procedimiento como "un movimiento electoralista que les ha salido mal". "Tienen muy poquito que decir y hay que presentar cualquier cosa", afirma Bañolas, que opina que "todo esto merecía una reunión previa de la Fundación Canaria del Deporte".

"Cuando uno quiere que las cosas se sepan se hacen y se plantean bien las reuniones y las convocatorias, se podría convocar incluso a la junta de portavoces. ¿Buscar apoyos económicos? Por supuesto, pero no de estas formas. Debían reunirnos porque se habla de un tema importante: el inicio de privatización de un club", agrega.

Una propuesta trasladada por Moreno

Según explican los consejeros que asistieron a la convocatoria de la sesión del pasado viernes 3 de mayo, quien pormenorizó las intenciones del patrocinio del fondo de inversión HMK Holdings fue Enrique Moreno, presidente del Herbalife Gran Canaria, acompañado para la cita por Ángel Víctor Torres, consejero de Deportes. Sin embargo, en ningún momentos se aseguró que existiera un contrato firmado ni se mostró al resto de consejeros que se reunieron hace una semana.

Compartir el artículo

stats