Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javi López mira al frente

El base grancanario inicia la concentración con España sub 20 en busca de una plaza para el Eurobasket para rematar un año donde debutó en la Liga Endesa

Javi López, jugador del Herbalife Gran Canaria, posa la pasada semana en la zona de la Cícer de la playa de Las Canteras. JUAN CASTRO

La felicidad de Javi López no está en el destino final sino en el camino recorrido y en el que le queda por andar botando el balón. Su madurez, con 20 años, se destila en una reflexión. "Más que con el momento del debut, que fue espectacular, me quedo con el proceso, con el año entero. Empecé la pretemporada con el primer equipo, trabajando un montón, corriendo por el Parque Romano, dobles sesiones, con unas agujetas terribles... Después llegaron los partidos de pretemporada, las primeras tomas de contacto. El proceso en sí fue maravilloso, no es un momento exacto", reflexiona.

Porque Javi López no se queda con aquel debut del 10 de febrero de 2019. Su mirada va más allá de aquella defensa, de aquellos 15 segundos escasos que estuvo en pista. Delante tiene un reto nuevo para acabar el curso: hacerse un hueco entre los 12 componentes de la selección española sub 20 que competirán en el Eurobasket de la categoría. Desde el martes, el canterano amarillo está concentrado en Fuenlabrada para intentar ser uno de los directores sobre la pista de la selección nacional.

"No me lo puse como objetivo a principio de la temporada, pero a medida que fui jugando partidos, haciéndolo bien, me llegaron rumores de que podía estar ahí. Me lo fui creyendo y al final me llamaron. Va a estar muy competido quedarse porque hay muchos jugadores en dinámica ACB o LEB Oro. Voy a entrenar duro y a buscar un puesto entre los doce. Creo que tengo mis posibilidades", destaca el base capitalino.

Estar bajo el foco de la FEB no es algo nuevo para Javi López, habitual en las convocatorias de su generación (1999). "El club me dijo que estaba en la preselección, entre los 15 de la primera lista, que fuese con ganas, me lo creyese porque tenía opciones. Me lo tomo como una recompensa al trabajo de la temporada", recalca el base.

Una campaña que bajo su prisma ha sido "muy buena". "No nos pusimos objetivos muy altos, simplemente el de mejorar individualmente y como grupo. Pero después el equipo empezó a carburar, a ganar partidos... Tanto que solo perdimos seis partidos en la liga. En la fase de ascenso nos faltó esa veteranía, esa cabeza. Nos guiamos quizá por los impulsos, pero deberíamos estar muy contentos por lo que pasó durante el año", sentencia López.

Y es que el equipo filial del Granca acabó campeón de su grupo en EBA, pero en la fase de ascenso se quedó sin el premio del salto a LEB Plata. "Perdimos contra el Lleida el primer partido y nos costó recuperarnos del hachazo. De estas cosas se aprenden, somos jugadores jóvenes y seguro que lo que nos pasó nos valdrá para el futuro", puntualiza.

Un año de aprendizaje completo con el sello de técnicos como Gabi Alonso y Salva Maldonado o Víctor García en el primer equipo. "Gabi se implica mucho con sus jugadores, fue mi entrenador en júnior. Hay mucha confianza y hablamos de todo más allá del baloncesto. Eso lo valoro muchísimo de él, su comunicación", sentencia sobre el técnico del filial. "A Salva le gustaba mucho la línea de tres, algo que se ve en el baloncesto de hoy. Me sentí muy bien con él. Me supe adaptar con él, hice la pretemporada. Y con Víctor igual, muy agradecido, siempre hemos tenido muy buena química. Entendí lo que querían: agresividad en defensa y cabeza en ataque", señala de los dos entrenadores que le instruyeron en el primer equipo.

Con su debut en ACB, Javi López cerró un círculo que comenzó en el club desde precadete. Dejó el Canterbury, el equipo de su colegio para embarcarse en una carrera de amarillo. "Teníamos un equipazo y recuerdo que me preguntaron por qué me iba. Fue un momento donde en el Granca se empezó a trabajar la cantera mejor y creí que era el momento. Me atreví y pronto llegaron los frutos", apunta Javi López, que está en esto del baloncesto por culpa de la influencia de sus dos hermanos mayores: Jesús y Pepe, ambos con pasado en el Gran Canaria. "Eran mis referentes, sigo entrenando con ellos durante el verano", concreta.

Desde que acabó la temporada, Javi López no ha parado. Y es que Juanjo Falcón, preparador físico del primer equipo, tiene diseñado un plan para que su anatomía evolucione. "Es algo que el propio Berdi Pérez [director deportivo del Granca] me ha comentado. Cada entrenamiento que hago con él, noto que trabajan todos los músculos. Cuando saltas del EBA al primer equipo, en los entrenos, te das cuenta de esa diferencia física que hay", desgrana López, que también ha trabajo a nivel técnico desde que acabó la campaña con Víctor García.

Una clara muestra de cuál es la apuesta de Javi López. "Quiero intentar jugar al mejor nivel y ojalá pueda estar el año que viene cerca, haciendo otra vez la pretemporada", señala el canterano, que más allá del baloncesto tiene otras inquietudes. Estudiante de ADE en la ULPGC, compagina el baloncesto con sus estudios universitarios. "Me está costando llevar las dos cosas, pero ahí voy", afirma. Y es que Javi López siempre mira al frente en la vida.

Compartir el artículo

stats