Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Harper, el nuevo francotirador

El escolta estadounidense, considerado segundo base por Katsikaris, destaca en su estreno con el Granca A sus 30 años, llega a España en busca de la consagración

Entre el bajonazo provocado por la derrota del Herbalife Gran Canaria (73-79) en el inicio de la nueva temporada de la Liga Endesa y la decepcionante actuación de la práctica totalidad de los jugadores, que en su mayoría pasaron por la pista a un nivel muy lejos del mínimo exigido, emergió una figura para la esperanza: Demonte Harper, el mejor del partido frente al Casademont Zaragoza y llamado a ser el sustituto de Marcus Eriksson a nivel de anotación.

El estadounidense (Nashville, Tennessee), de 30 años, demostró el jueves que es capaz de hacer olvidar al sueco. Firmó los mejores números de la noche aciaga: 30 puntos (2/6 en lanzamientos de dos, 5/7 en triples y 11/12 en tiros libres), y cuatro asistencias para una valoración de 27, la mayor de todos los que participaron. Una carta de presentación más que digna en medio del fiasco, una luz en la penumbra inesperada.

"Anoté, pero no me siento bien porque perdimos y quiero ganar. No me importa meter 30 puntos. Si meto cinco y ganamos, seré feliz; si meto 30 y perdemos, no", sentenció el escolta al término del encuentro. Su reflexión entra dentro del discurso habitual de cualquier baloncestista, pero no por ello es menos sincera.

Harper es uno de los nueve fichajes con los que Berdi Pérez, el que hace y deshace en el club a nivel deportivo, acometió la renovación del equipo después de un año irregular en que el desgaste por participar en la Euroliga y la mala planificación acabó con el Granca lejos de donde se le presuponía: no se clasificó para la Copa del Rey y tuvo que luchar por salvar la categoría en las últimas jornadas, con el tercer entrenador en el banquillo.

Doble posición

Su puesta de largo ante su nuevo público no pudo ser mejor a nivel individual. Incluido en el quinteto inicial por Fotis Katsikaris, fue el único, junto a Matt Costello, que estuvo a la altura durante la mayor parte del tiempo. Gracias a sus puntos el Herbalife Gran Canaria, al que le queda mucho para parecerse aun verdadero equipo, estuvo en el partido, aunque el cuadro maño siempre mantuvo la distancia y controló la situación a su antojo.

Su misión, por otro lado, no fue únicamente esa, la de jugar como escolta y perforar el aro rival, sino también la de dirigir el juego claretiano cuando Omar Cook, el base titular y otra de las caras nuevas, gozó de descanso. Por tanto, la conclusión, al menos por lo visto en el estreno, es que el técnico griego le considera el segundo playmaker del Herbalife, lo que, en consecuencia, significa que Fabio Santana estaría llamado a tener poco protagonismo en la rotación. Precisamente Cook y Harper fueron los que más jugaron el jueves, con 33 y 31 minutos, respectivamente.

El estadounidense, de 1,93 metros de altura, no sólo se presentó ante su nuevo público, sino también a toda la Liga Endesa, en la que participa por primera vez en su dilatada carrera. Formado en la Universidad de Morehead State, en su cuarto y último año promedió 15,4 puntos, 4,9 rebotes y 3,7 asistencias, sin embargo, no fue suficiente para encontrar un sitio en la NBA y cruzó el charco para jugar en Europa.

Debutó como profesional en la Cibona de Zagreb. Luego, regresó a Estados Unidos en la campaña 2012-13 para enrolarse con los Erie BayHawks, de la Liga de Desarrollo, pero tampoco le sirvió para seguir en su país y emigró definitivamente al Viejo Continente. Jugó en Bielorrusia (Tsmoki-Minsk), Italia (New Basket Brindisi), Polonia (Czarni Slupsk), Estonia (Kalev/Cramo), Rusia (Zenit), Turquía (Tofas Bursa) y otra vez en Italia (Sidigas Avellino), desde donde llegó al CB Gran Canaria.

Ahora, vestido de amarillo, el jugador espera coronarse en la que probablemente es la mejor Liga nacional europea. En su primera aparición ante el Zaragoza demostró tener muñeca y potencial para convertirse en un anotador como los que se recuerdan en la Isla, como John Morton, Carl English, Jaycee Carroll, Ryan Toolson o más recientemente Kyle Kuric y Marcus Eriksson.

Sin embargo, sabe que lo primordial es la reacción del equipo. "Tenemos que ejecutar mejor los sistemas en ataque. Hay muchos jugadores nuevos y tenemos que trabajar más duro y conjuntarnos un poco más", señaló como receta inmediata. Es harper, el nuevo ametrallador del aro.

Compartir el artículo

stats