Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un espartano de Míchigan en el derbi canario

Matt Costello vivió los duelos de máxima rivalidad entre las universidades del estado

Matt Costello realiza un mate durante el enfrentamiento de la pasada jornada entre el Granca y el Obradoiro.

Matt Costello realiza un mate durante el enfrentamiento de la pasada jornada entre el Granca y el Obradoiro. J. PÉREZ CURBELO

Matt Costello tiene a sus espaldas la experiencia de haber disputado uno de los derbis más calientes de la comunidad universitaria de Estados Unidos. Con siete partidos disputados en su carrera en la NCAA defendiendo la camiseta de los Spartans de Michigan State ante su archirival, la Universidad de Michigan, el pívot claretiano está con ganas de comerse La Hamburguesa, como se conoce al pabellón Santiago Martín donde disputará el derbi regional entre el Herbalife y el Iberostar Tenerife (mañana, 19.30 horas).

La rivalidad entre estas dos universidades tiene 110 años de historia, cuando en 1909 se disputó el primer partido entre los dos centros lectivos que se llevó la universidad a la que perteneció Costello un siglo después por un marcador de la época: 24-16.

Desde entonces comenzó una rivalidad entre las dos grandes universidades del estado que estalló en 1996 con lo que se denominó el Escándalo Ed Martin, sobre el encargado de reclutar jugadores para los Spartans.

Este caso saltó a la luz por un accidente de tráfico en el que estaba envuelto Mateen Cleaves, estrella en su instituto y por el que las dos universidades suspiraban por ficharle.Tras el accidente se supo que Ed Martin pagaba dinero a los jugadores para que formaran parte de Michigan State, saltándose las normas de la NCAA, ya que los deportistas no puede ser profesionales. ´

Años más tarde incluso se supo que el mítico equipo de los Spartans formado por Chris Webber, Jalen Rose y Juwan Howard fue posible gracias a los dólares que aportó Martin. La guerra iba a más.

"¿Respeto a Michigan? Tremendamente. ¿Me gustan? Ni un poco, no me gusta nada de Michigan y a ellos no les gusta nada de nosotros, así debe ser", así se expresaba Tom Izzo, entrenador de Michigan State en 1995 sobre la rivalidad entre las universidades.

Rememorar vivencias

"Creo que voy a tener la misma sensación que cuando jugaba contra los Wolves ( Los Lobos, apodo de los jugadores de Michigan)", expresa Costello cuando se le pregunta por las expectativas que tiene puestas en el duelo de mañana en el latifundio del Teide.

La percepción deportiva que tiene Costello sobre lo que supone el duelo por la hegemonía canaria en las pistas de baloncesto quiere trasladar sus peleas contra el equipazo que forjó la Universidad de Michigan en el mismo tramo que Costello compaginaba la vida en las aulas con las canchas de juego (2012-2016).

Aquellos Wolves tenían en sus filas a Trey Burke, al dúo de hijos ilustres Glenn Robinson III y Tim Hardaway Jr, y al jugador hoy de Baskonia, Nik Staukas. Precisamente, éste último fue protagonista de uno de los episodios más curiosos entre el pique universitario.

Corría el 2015 cuando el escolta con pasaporte lituano se enzarzó con el ganador de tres anillos de la NBA, Draymond Green, en una serie de tweets que acabó en una apuesta entre ambos jugadores de 500 dólares y la obligación de vestir la camiseta del conjunto rival que perdiera, después de llamarse perdedores, entre otras lindeces. Finalmente, Staukas tuvo que vestir la camiseta de los Spartans al vencer a los Wolves por 80-67 en un partido en el que Costello firmó 7 puntos y capturó 7 rebotes en 20 minutos jugados.

El pívot del Herbalife, además del encuentro fatídico para Stauskas, jugó otros seis duelos más con la elástica de Michigan State en el derbi universitario. Ganó cuatro de ellos, sobre todo en sus dos últimos años académicos, una vez que la manada de Los Lobos se desintegró para formar parte de la NBA.

Del último duelo territorial en la etapa lectiva de Costello, en el que firmó la victoria 73-89, gracias a sus 14 puntos y 8 rebotes, al derbi canario de mañana en La Laguna. "Sé que este encuentro es muy importante para la Isla y para los aficionados. No sé muy bien la historia de este partido, pero sé que es especial", indicó el cinco americano al respecto del derbi.

Compartir el artículo

stats