Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus Baloncesto

El Herbalife entra en la última fase de desescalada

El griego Fotis Katsikaris, entrenador del Granca, podrá trabajar por primera vez desde el regreso a los entrenamientos con la totalidad de los jugadores sobre la pista

Demonte Harper, jugador del Granca, en el entrenamiento de ayer en la sala principial del Arena.

Demonte Harper, jugador del Granca, en el entrenamiento de ayer en la sala principial del Arena. CB GRAN CANARIA

Esto empieza a parecerse cada vez más al fuego real. El Herbalife Gran Canaria entra mañana lunes en la última fase de entrenamientos recogida en el protocolo de regreso al trabajo, la de precompetición. Después de cumplidas las tres semanas de preparación, la plantilla del cuadro claretiano volverá a reunirse al completo sobre una pista de baloncesto a las órdenes del entrenador griego Fotis Katsikaris, quien tras la jornada de descanso de hoy podrá empezar ya a trabajar cuestiones tácticas.

Por delante tendrá poco más de 15 días para engrasar una maquinaria algo atascada después de un periodo tan largo de inactividad debido a la pandemia del coronavirus. En el horizonte, la fase final de la Liga Endesa que el Granca deberá disputar en Valencia entre el 17 y el 30 de junio.

Una contrarreloj para afrontar, en principio, los cinco encuentros que los amarillos deben jugar en la capital del Turia, donde tendrá que medirse en su grupo contra el Real Madrid, el Casademont Zaragoza, el MoraBanc Andorra, el anfitrión Valencia Basket y el San Pablo Burgos. El orden, días y horarios fijados para estos duelos todavía no se han establecido; se espera que la ACB haga público el calendario a lo largo de esta semana.

Para ir abriendo boca de cara al reencuentro del grupo al completo sobre la pista de juego, cumpliendo siempre con las estrictas medidas de seguridad, la plantilla del Herbalife pisaba ayer por primera vez desde el regreso a la actividad el parquet de la pista principal del Gran Canaria Arena, después de haber utilizado para las sesiones preparatorias anteriores las canchas de la Sala Club del recinto y los campos de fútbol de la ciudad deportiva de Siete Palmas en un primer momento.

La buena noticia es que la plantilla del cuadro claretiano entrará mañana en la nueva fase de preparación sin incidencias destacadas en cuanto al estado físico de los jugadores. Sin lesiones, hay que cruzar los dedos para que estas no aparezcan cuando la exigencia de los entrenos suba enteros con los contactos propios del juego.

Con el tono físico en proceso de optimizarse después de estas semanas de trabajo, ahora toca pisar el acelerador para refrescar la parcela táctica, tarea a la que se pondrán rápidamente Fotis Katsikaris y el resto del cuerpo técnico del conjunto claretiano para intentar llegar en el mejor estado posible a esa fase final de Valencia, que dará el carpetazo al curso más inusual de la Liga Endesa.

Compartir el artículo

stats