Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabildo podrá valorar el Granca a partir del lunes

El ente tendrá el borrador de la auditoría externa al club para poder abrir un proceso de venta

Francisco Castellano, junto a Porfi Fisac, en la sala de prensa del Arena.

Francisco Castellano, junto a Porfi Fisac, en la sala de prensa del Arena. ANDRÉS CRUZ

Más de 50 días después de que trascendiera -a través de este medio- la intención de un grupo de empresarios locales de hacerse con el control empresarial del Herbalife Gran Canaria, el Cabildo Insular, máximo accionista del club y propietario de la entidad desde 1992, podrá tasar el escudo del Granca. El lunes, el ente público, a través de la Consejería de Deportes, tendrá el borrador de la auditoría externa que encargó a una empresa con sede en Barcelona para poder empezar a valorar al equipo de baloncesto, que ha vivido un verano de reconstrucción interna en el apartado deportivo y ya prepara la próxima campaña.

"Probablemente tengamos esa auditoría encargada a partir del lunes desde las 10 de la mañana, donde tenemos una reunión con la empresa auditoria, para ver la propuesta que ellos hacen, un borrado, antes de elevarlo de manera definitiva", contestó Francisco Castellano, consejero de Deportes del Cabildo en el Pleno Ordinario celebrado ayer.

Ruymán Santana, consejero de Ciudadanos en la oposición del Cabildo, cuestionó a Castellano en qué punto se encontraban las negociaciones con el grupo inversor y cuál era la intención que tenía este conglomerado con el Gran Canaria Arena, lugar donde juega sus partidos como local el Herbalife Gran Canaria. La réplica de Castellano pivotó en torno a la auditoría, como ya ha recordado en otras ocasiones, aunque los plazos de entrega de la misma que ha trazado en anteriores comparecencias no se han correspondido con las palabras.

"Ellos han presentado su deseo de adquirir el control de un 51% o más. Antes de avanzar, por eso encargué en su momento una auditoría para saber de qué íbamos a hablar, antes de proyectos de negocio o planes que puedan tener. Cuando la tenga, lo pondré en conocimiento del grupo de gobierno del Cabildo de Gran Canaria y a partir de ahí coordinaremos aquellas actuaciones con los técnicos correspondientes para que esto se haga de la mejor manera posible y dentro de la legalidad, donde las dos partes nos veamos beneficiados: la pública y la privada", concretó Castellano.

En ese sentido, el consejero quiso exponer su "transparencia" en este proceso. "No hay ánimo de ocultar las negociaciones, lo contrario, siempre se han hecho públicas con precaución. Hasta que no tengamos unos datos objetivos no podremos obtener compromisos más allá de una manifestación por hacerse con el control del club", añadió.

"No hemos avanzado mucho más alla hasta que no tengamos la auditoría. Así lo he trasladado en las comisiones", insitió Francisco Castellano, que recordó que "las negociaciones están pospuetas hasta que tengamos la auditoría", que será el momento en el que se puedan sentar "para ver cómo llegaríamos a una cuantificaión de las acciones".

Un estudio de cifras que podrá tratarse a partir del lunes con la llegada de la auditoría a manos del Cabildo de Gran Canaria para dar el siguiente paso: exponer el valor del club con números a los interesados. "Son de Las Palmas de Gran Canaria, principalmente de la zona portuaria, con Falo Calvo como interlocutor. Me he reunido con ellos dos veces y después hemos mantenido contacto telefónico". Ahora llega el turno del siguiente paso.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats